www.gacetaslocales.com

El primer adoquín se ha instalado en la calle de Bravo Murillo, 20

La primera piedra Stolpersteine se ha colocado en el distrito de Chamberí.
Ampliar
La primera piedra Stolpersteine se ha colocado en el distrito de Chamberí. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Madrid se suma al proyecto Stolpersteine: las 450 victimas madrileñas del nazismo serán homenajeadas

jueves 02 de mayo de 2019, 09:00h

La ciudad de Madrid se suma a los homenajes a las víctimas del holocausto nazi realizados en más de 24 países y 1.800 localidades europeas y argentinas. Desde el pasado viernes hasta este lunes, el Ayuntamiento ha instalado doce adoquines insertados en el suelo que rendirán sentido homenaje a las 450 víctimas madrileñas en los campos de exterminio de Hitler. Hasta la fecha, tres de ellos se situarán en el distrito de Tetuán.

A primera hora de la mañana del pasado viernes, el artista alemán Günter Demnig comenzó a colocar las primeras placas Stolpersteine o “tras(pie)dras”, como se denominan en español, un recuerdo a los 450 madrileños -4 mujeres y 446 hombres- que vieron truncada su vida por el horror nazi.

Deming, durante sus trabajos en Madrid. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Este rito, que cumple Demnig, es para él una muestra de respeto a las víctimas. Luego es la propia ciudad, y ya son más de 24 países y 1.800 localidades europeas, la que continúa este acto de memoria.

Entre los doce adoquines que se han instalado en Madrid, tres de ellos figuran en el distrito de Tetuán. Concretamente en las calles de Pinos Alta, de Francos Rodríguez y de Nenúfar.

El monumento más extendido del mundo

Stolpersteine (piedra que te hace tropezar en alemán) comenzó en 1997 en el distrito berlinés de Kreuzberg. El propio Günter Demnig, inventor y persona que realiza de manera manual la instalación de las primeras piedras, ha fabricado e instalado más de 65.000 de estos pequeños memoriales en 24 países, incluso fuera del Viejo Continente hasta llegar a Argentina. Se pueden encontrar en Stolpersteine en Bruselas, Hannover, Burdeos, Roma, Viena, Nuremberg o Praga.

Las primeras obras, en Cataluña

El proyecto Stolpersteine llegó por primera vez a España en Cataluña. Concretamente en el municipio barcelonés de Navas, donde fueron instaladas en septiembre de 2015 las primeras piedras. Desde entonces, se han colocado 112 a otros tantos deportados en 18 localidades; las siguientes lo harán en Madrid esta primavera.

En el suelo de su domicilio y con el nombre y las fechas clave de su vida

Los adoquines son bloques de cemento de 96mm x 96mm x 100mm en los que se inserta en una de sus caras cuadradas una placa de bronce con el nombre de la persona a recordar, la fecha de su nacimiento, de la deportación, la fecha de su reclusión y la de su asesinato.

El texto cincelado suele arrancar con las palabras 'Aquí vivió' ya que se instalan en el suelo delante de la puerta de la que fue vivienda de la víctima, nunca en la pared. Ante estas piedras, lo importante -afirma el artista- no es conocer el idioma sino mostrar respeto, ya que todos suelen acabar con palabras trágicamente conocidas como Treblinka, Theresienstadt, Sobibor, Neuengamme, Lodz, Chelmno o Auschwitz.

El artista alemán junto a los vecinos de Chamberí. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.