www.gacetaslocales.com

Para los menos carnívoros, los arroces o pescados a la brasa como alternativa

Rocacho ofrece las famosas carnes de El Capricho.
Ampliar
Rocacho ofrece las famosas carnes de El Capricho. (Foto: Agencias)

Rocacho, un restaurante moderno con espíritu de asador y con las carnes de El Capricho

jueves 08 de agosto de 2019, 08:00h
Los amantes de las experiencias gastronómicas del más alto nivel ya no tienen que desplazarse hasta Jiménez de Jamuz, en León, para probar las famosas carnes de El Capricho, que José Gordón cría y envejece en su finca leonesa y que recibieron el reconocimiento de la revista Time como “la mejor carne roja del mundo”.

Ahora, bastará con acercarse al distrito financiero de la capital, hasta la calle de Padre Damián, y reservar en Rocacho, un asador del siglo XXI que se precia en ofrecer en exclusiva la mayor selección de cortes de El Capricho en la capital.

Cierto es que la joya de la corona, la chuleta de buey, no está disponible por el momento, pero a la brasa se ofrecen la chuleta de vaca de trabajo (de 40 o de 90 días de maduración), el solomillo de buey y de vaca y la entraña y la hamburguesa de buey, a lo que se le sumaría, lejos ya del fuego de las parrillas, el carpaccio, el steak tartar, la carrillada y las chacinas (cecina, chorizo y salchichón), todo ello procedente de los célebres bueyes de Gordón.

Carnes de El Capricho, y mucho más: excelentes arroces, pescados a la brasa...

Los arroces, estilo balear, están ejecutados a la perfección.Pero Rocacho es carne del Capricho y mucho más. El segundo as de la baraja será para los arroces y fideuás, estilo balear, con potente sabor, finísima capa y buen socarrat, y que consiguen aguantar el pulso a las carnes de El Capricho por su perfecta ejecución.

Más madera, y nunca mejor dicho, los pescados frescos y verduras a la parrilla del carbón, así como los platos fuera de carta, según temporada y una buena selección de entrantes, entre los más clásicos, como la ensaladilla o las croquetas, y otros más originales como los Rocachos de bacalao –bacalao cubierto de un rebozado Orly teñido de negro con tinta de calamar–, emulando una pieza de carbón y en honor al nombre que luce el asador y que hace referencia a la roca como símbolo de pureza.

Rocachos de bacalao.

Completarían el póker de ases los postres de la casa, muchos de los cuales son terminados en mesa delante del comensal, como las Filloas flambeadas o su logradísimo Tiramisú. La bodega aguanta el envite de la cocina, con medio centenar de etiquetas seleccionadas entre los mejores viñedos nacionales e internacionales.

Rocacho tiene espíritu de asador pero en su estética es un local moderno, elegante y acogedor, obra del estudio Cuarto Interior. El espacio está distribuido en diferentes ambientes: una terraza acristalada, una pequeña zona de barra con mesas altas y el comedor, distribuido en dos alturas y con capacidad para albergar dos reservados para entre diez y 40 comensales.

Comedor principal de Rocacho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.