www.gacetaslocales.com

Por la realización de obras en el centro educativo

Los alumnos del colegio Antonio Moreno Rosales de Lavapiés seguirán 'desplazados' a Carabanchel hasta 2021

Fachada del centro educativo Antonio Moreno Rosales.
Fachada del centro educativo Antonio Moreno Rosales. (Foto: Fravm)
lunes 16 de diciembre de 2019, 09:56h
Los alumnos del único colegio público de Lavapiés, el Antonio Moreno Rosales, seguirán desplazados en el colegio Perú, a cuatro kilómetros de sus domicilios, en Carabanchel, al menos hasta 2021, cuando terminen las obras del centro.

La directora general de Infancia y Juventud, Sonia Moncada, ha informado en la comisión de Familias, Igualdad y Bienestar Social, que desde 2013 el colegio de la calle Olmo tiene órdenes de ejecución por ITE (Inspección Técnica de Edificios) desfavorable en la cubierta, la fachada o la fontanería, según recoge Europa Press.

En ningún caso es posible la vuelta al Antonio Moreno Rosales por las deficiencias encontradas en las instalaciones y que supondrían un riesgo para los alumnos, ha asegurado la directora, que ha detallado que la Junta Municipal de Centro ya cuenta con la debida autorización del juzgado para acceder al sótano donde se necesitan acometer obras de reparación. "Comenzarán ya y se prolongarán durante cuatro meses", ha indicado.

Hacia la rehabilitación integral

La Junta de Centro también ha nombrado una nueva dirección facultativa, dado que la anterior renunció, para acometer las debidas obras de conservación, junto a la aprobación de una Inversión Financieramente Sostenible (IFS) para 2019 de 250.000 euros para contestar a las deficiencias de la ITE. Igualmente se ha instado a la EMVS a que rehaga el proyecto de rehabilitación integral del colegio, por lo que estima que por todas estas causas las obras no finalizarán en el único colegio de Lavapiés hasta 2021.

"Historial de la incapacidad de las administraciones"

El concejal socialista Alfredo González ha llevado la situación del Antonio Moreno Rosales a la comisión, donde lo ha descrito como un ejemplo de "colegio que hace comunidad, que acoge", frente al "historial de vergüenza e incapacidad de las administraciones", que han llevado al centro educativo a "una situación límite".

El edil ha hecho un repaso por las "obras menores" acometidas por la Comunidad desde 2014 y ha recordado que la consejería de Educación "insinuó" el cierre del colegio en 2016 para fusionarlo con el Menéndez Pelayo. También ha tenido críticas para el anterior Gobierno, de Ahora Madrid, porque aunque tenían "buenas intenciones", el proyecto de obras llegó "de forma tardía e ineficaz".

González ha alertado de que el centro está "en peligro de supervivencia" porque lo que iba a ser un desplazamiento a Carabanchel de un año al final será como mínimo de tres. Esto supone además que sea imposible acudir a las actividades extraescolares y degenera en una pérdida de alumnado, ya cifrada en un 30 por ciento.

Un traslado que va para tres años

Los estudiantes del Antonio Moreno Rosales fueron llevados al Perú al inicio del curso 2018/2019, cuando se les prometió que volverían para el 2019/2020. Sin embargo, ha constatado el PSOE, "hace tres meses que ha empezado este curso y no sólo no se han terminado obras sino que ni siquiera han empezado, salvo algunos trabajos de refuerzo y consolidación para evitar derrumbes en el colegio".

A mediados del pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento comunicó a los padres que las obras no se terminarían al menos hasta 2021 y todo ello con "una serie de confusas informaciones que, lejos de tranquilizarles, les alarmaron y desmoralizaron aún más".

Así, se les dijo que las obras "se iban a dividir en varias fases con diferentes contratos cada una de ellas, con distintos plazos de ejecución no se sabe muy bien por qué, pero lo que se dejó bien claro es que en todo caso las obras no finalizarían antes de 2021".

Obras no ejecutadas

Todo esto después de que la EMVS adjudicara el pasado mes de mayo un contrato para acometer obras de rehabilitación en el colegio por un importe de 290.000 euros, obras que tenían que haber empezado en junio de 2018 y acabado en diciembre de 2019 y que, sin embargo, no se llevaron a cabo porque el contrato no se ejecutó.

Trastornos agravados

El Grupo Municipal Socialista considera que las reclamaciones de los padres y madres de los alumnos son justas y que las instituciones, especialmente el Ayuntamiento de Madrid, deben ofrecer soluciones inmediatas.

"La prolongación del traslado forzoso a Carabanchel va a agravar los trastornos que ya padecen las familias, muchas de ellas vulnerables, y va a incrementar las bajas de los alumnos, haciendo que este centro público desaparezca poco a poco. De hecho, este curso ya se ha dado de baja un aula de cero a tres años", han descrito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.