www.gacetaslocales.com

Especial Calle Goya

A lo largo del trazado de Goya se pueden contemplar desde edificios del siglo XIX al ultramoderno Barclays Center.
A lo largo del trazado de Goya se pueden contemplar desde edificios del siglo XIX al ultramoderno Barclays Center.

Armonía señorial y equilibrada

jueves 06 de julio de 2017, 12:34h
Algunos de los edificios y chaflanes más notables de la capital se encuentran en el barrio de Salamanca, y buena parte de ellos están en la calle de Goya. En su trazado se levantan edificios históricos que nacen en el siglo XIX a partir del palacetes y que se transformaron en viviendas burguesas a través de sucesivas ampliaciones, desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Modernismo, clasicismo, neomudejar, cristal y líneas rectas se conjugan de forma magistral y equilibrada, logrando inmuebles de aspecto señorial, muchos de los cuales se encuentran catalogados como protegidos por el Ayuntamiento de Madrid.

En el número 32 de Goya se encuentran las antiguas viviendas para Dª María de los Ángeles Espeliús y merece la pena fijarse en este edificio con formas más clasicistas que el modernismo catalán en la concepción y tratamiento de fondo de la fachada, aunque no cabe duda de que estamos ante un proyecto único. Elefantes (muy socorridos en la arquitectura madrileña de la época), profusión decorativa, esculturas femeninas, flores, guirnaldas, abarrotan una fachada que parece casi un ser vivo. Su arquitecto, José Espeliús, ecléctico siempre (suyos son el Museo Naval –actual Cuartel General de la Armada–, el teatro Reina Victoria o Tapicerías Gancedo), que aquí abandona, probablemente por primera y única nos obsequiar con este primoroso proyecto de 1908.

Un poco más arriba, en el número 53 de Goya, se ubican antiguas viviendas para el marqués de Guerra, proyecto de Luis María Cabello Lapiedra, en 1919. Mientras, en Goya, 57 nos encontramos con una edificación con siertos aires modernistas.

Una al lado de la otra, tenemos Goya, 61 y Goya, 59. Son edificios de muy similares características, que, si sólo les echáramos un vistazo, incluso podían aparentar ser los mismos. En ambos, los miradores están en los extremos y la decoración floral recorre sus perfiles. Las cornisas, en azotea, muestras más ornamentación vegetal.

En Goya, 63, el antiguo palacete del Marqués de Casa Argudín, cuya primera ampliación data de 1926 de la mano del arquitecto Secundino Zuazo, presume en la actualidad de pertenecer al catálogo de edificios emblemáticos del Ayuntamiento de Madrid. El edificio aúna comodidad y diseño sin perder su carácter señorial, que se ha respetado en su reforma más reciente.

Uno de los edificios más antiguos

La emblemática Casa de las Bolas se encuentra situada entre la calle de Alcalá y la de Goya y es uno de los edificios más antiguos del barrio. El arquitecto Julián Marín lo construyó entre 1885 y 1895. Luis Sanz de los Terreros hizo una ampliación en 1905. El conjunto se rehabilitó en 1995-96. Llama la atención especialmente el torreón que compone su chaflán, de estilo neomudejar.


Nuevos tiempos

De los dos grandes centros con los que El Corte Inglés cuenta en esta vía, llama la atención el situado en la calle Goya, 85 (edificio del antiguo Galerias Preciados), construido por el arquitecto Javier Feduchi en los años 80, que nos conecta con el siglo XIX y un tramo de la vía en la que los edificios son de hornada más reciente.

En el último tramo de la calle encontramos el Barclaycard Center (Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid), diseñado y construido como un espacio multiusos. Su capacidad de transformación se debe a sus cuatro gradas telescópicas (que permiten ampliar o reducir el aforo) y sus tres cortinas ignífugas (que permiten compartimentar el espacio y el aforo). Estas posibilidades técnicas se incluyeron en el nuevo proyecto del Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, levantado tras el incendio que éste sufrió en julio de 2001 y que obligó a reconstruirlo por entero. Su reinauguración tuvo lugar en febrero de 2005. El Palacio cuenta con una capacidad máxima de 16.000 espectadores, aunque se puede reducir su aforo hasta las 3.000 personas.

Armonía señorial y equilibrada
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.