www.gacetaslocales.com

Entrevista con Quique Villalobos, presidente de la FRAVM

Un cambio "de la noche al día"

Quique Villalobos, presidente de la FRAVM
Ampliar
Quique Villalobos, presidente de la FRAVM
viernes 23 de junio de 2017, 12:58h
Quique Villalobos, presidente de la FRAVM, habla de las luces y sombras del Ayuntamiento del cambio, y lamenta que 40 años después, el movimiento vecinal sigue reivindicando casi las mismas cosas a la Administración.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm) celebra en estos días 50 años de algunos de sus socios pioneros –la Asociación de Vecinos de Las Cárcavas San Antonio– y 40 desde su fundación, y su presidente, Quique Villalobos, reconoce que aunque las cosas han cambiado notablemente en este medio siglo de movimiento vecinal, “seguimos saliendo detrás de pancartas que piden las mismas cosas”. Sólo hay que echar un vistazo a las fotos antiguas con que los vecinos suelen decorar sus sedes, algo que él comprueba habitualmente en sus visitas por los barrios.
Más de 250 entidades ciudadanas de la región integran la Fravm, que sigue creciendo gracias a los nuevos barrios –desde Valdebebas a Carabanchel– y experimenta un renacer. “Donde hay un PAU siempre hay una nueva asociación que se federa, porque la vieja máxima de la unión hace la fuerza es cierta”, reconoce este vecino del Ensanche de Vallecas.
La diferencia entre entonces y ahora, “es que ahora las casas te las dan con las calles puestas. Pero, en el fondo, es lo mismo: no están los nombres de las calles y no recibes el correo, o no hay recogida de basura... Mínimos imprescindibles que las Administraciones siguen tolerando, que crezcan barrios sin que estén listos desde el minuto cero los servicios mínimos”. Que el colegio tarde dos años en llegar, se puede entender, "pero no puede ser que en barrios donde hay poblaciones super consolidadas tengamos que estar saliendo a la calle a reclamar un instituto".

Afines o críticos
La Fravm es considerada por algunos como una “organización afín” al equipo de gobierno de Ahora Madrid, por aquello de que su anterior presidente, Nacho Murgui, es hoy segundo teniente de alcalde, e incluso han calificado de "amiguismo" las subvenciones que reciben. Y Quique Villalobos lo reconoce: “somos afines al Ayuntamiento, y a la Comunidad y al Estado, porque creemos en lo público y en el sistema democrático”. En cuanto a las ayudas, recuerda que "ahora recibimos lo mismo que en 2011 con Gallardón: es que entonces éramos una organización afín al PP?". La FRAVM, apunta, "pacta con una institución, no con un partido".

Pero siguen siendo críticos con lo que no les parece adecuado, pese a reconocer que en Madrid “el cambio ha sido de la noche al día, en comparación con el nivel de interlocución que había”. Por ejemplo, los procesos participativos abiertos por el Ayuntamiento le parecen “valientes y ambiciosos”, aunque tengan sus fallos y requieran más tiempo para consolidarse.

Valorando la opinión de los madrileños sobre la gestión municipal y haciendo un poco de "política ficción" sobre qué cosas quedan pendientes, Villalobos cree que "la gente, en general, suele ser sensata y conservadora, que no son sinónimos: se puede ser conservador y un absoluto insensato y lo contrario. Pero la gente suele dar oportunidad a quien tiene que demostrar cosas, y luego viene la exigencia, y eso es supersensato. Luego la gente es super conservadora porque nadie quiere perder lo que tiene. Y en esa lógica tiene que actuar el Ayuntamento: dar el trigo prometido y terminar de enfocar la ciudad en la línea en la que creen. Los datos nos dicen que muchas actuaciones que llevan una tramitación administrativa larga están en camino, por lo que no sería de extrañar que en 2018 ya viéramos muchas cosas conseguidas".

ParticipaciónForo Local

Si hablamos de Presupuestos Participativos, el líder vecinal cree que deberían haberse sacado algunas enseñanzas de la primera convocatoria que habrían evitado frustraciones, haberse hecho con "mucho cuidado" porque en un país poco acostumbrado a participar –"a veces se creen que somos suecos", bromea– hay mucho hábito por instaurar. “Debería haberse hecho mayor subdivisión del presupuesto por barrios”. Se refiere Villalobos a que hay barrios donde la brecha digital causada por el envejecimiento de la población ha dejado las necesidades de sus vecinos “invisibilizadas”, mientras la mayoría de las propuestas son “para los nuevos desarrollos”. Pero tampoco deja de preguntarse Villalobos “dónde está la página web para participar en la Comunidad de Madrid... ¿Se pueden abrir procesos participativos ahí? ¿Se puede asistir a los plenos de la Asamblea?”.

Implicación
Los Foros Locales también son “infinitamente más prácticos” para llevar la voz de la ciudadanía, aunque siga siendo difícil convencer al ciudadano individual de que participe. "Ahora obligan, aunque sea moralmente, a que los concejales respeten las propuestas del Foro, y eso también genera una cultura del respeto a la sociedad civil", resume Villalobos, que pese a todo también les ve sombras. "Una de las cosas que pretenden es convencer a mucha más gente para participar desde fuera de las asociaciones, y eso no se consigue todavía, seguimos siendo los de siempre", reconoce, al tiempo que afirma que, en realidad, lo interesante sería que los ciudadanos se implicasen en entidades civiles. "Todavía no ha calado lo importante que es trabajar por tu ciudad, sólo entre el 1 y 3% de los madrileños están vinculados a un Ampa, una asociación vecinal, juvenil".

Pese a todo, cree que los Foros Locales “serán mucho más valiosos que los Presupuestos Participativos, que no dejan ser la carta a los Reyes Magos: es mucho más sólido implicarte en una entidad y trabajar día a día que limitarte a soltar una idea al aire y luego olvidarte”.

Vivienda Social

Una de las principales reivindicaciones de la Fravm, especialmente tras el drama de los desahucios generados por la crisis, es hacer un plan integral de vivienda. Junto con la PAH, “reivindicamos, fundamentalmente, promover el alquiler, la vivienda como bien de uso, no de cambio”. Y recuerda que, mientras en Europa una ciudad media tiene “un 15% de su parque de vivienda de alquiler social, algunas hasta el 35%, nosotros estamos a años luz, con apenas el 1%”. En esta línea, han entregado más de 50.000 firmas para promover una Iniciativa Legislativa Popular por una Ley de Vivienda en la Comunidad de Madrid que desarrolle el artículo 47 de la Constitución, y siguen reclamando participar en la Ley del Suelo. "Es increíble que no estemos en la comisión, como Ecologistas en Acción: nosotros deberíamos ser interlocutores, pero no nos dejan: luego tienes que ir a los tribunales a reclamar, y te dicen que judicializas la política".

De ArteFactos

Quique Villalobos cree que el simple nombre de ARTEFacto es una invitación a la crítica, porque el modelo propuesto "tampoco tiene nada de novedoso, ya había edificios de vivienda social con equipamientos incluidos". Pero dicho esto, también añade que en Valdebebas y Las Rejas "tiene que haber vivienda social en la misma proporción que en el resto de la ciudad: esto lo trastocó el gobierno anterior, que agotó en los PAU del Norte la vivienda libre, y dejó la social para el sur. En el Ensanche de Vallecas –de donde procede Villalobos– hay un 53% de vivienda proptegida, mientras en el norte no llega al 25%". Esto no justifica, añade, que se pueda hacer "de cualquier manera: exigimos que se de participación a los vecinos, para que sea equilibrado y racional, y además que no se haga de manera concentrada, sino que se disperse para no crear guetos". Con lo que no está de acuerdo es en calificar de "gueto" un edificio de 30 viviendas sociales, "que no de realojo: otras cosas sí lo son, en mi barrio hay 300 viviendas en manzana cerrada con altísimos porcentajes de realojo, eso sí origina muchos problemas".

Quique Villalobos en su despacho
Ampliar
Quique Villalobos en su despacho
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.