www.gacetaslocales.com

Imponente y sofisticado

Range Rover 4.4 SDV8 Vogue

Range Rover 4.4 SDV8 Vogue

lunes 11 de abril de 2016, 12:32h

En su estrategia por dominar la exclusividad en el sector de los grandes todoterreno, Land Rover consolida su posición en la cima de su segmento con el nuevo Range Rover 4.4 SDV8 Vogue. Una versión que reúne el más sofisticado equipamiento con el confort de las berlinas más exclusivas y la tecnología más avanzada para rodar fuera del asfalto.

La nueva versión 4.4 SDV8 Vogue hace del Range Rover el todoterreno más exclusivo. Por motorización, equipamiento, acabado y estilo, la propuesta de la marca británica recobra la calidad estética y ofrece innovaciones tecnológicas que consolidan la imagen de coche singular que ya alcanzó hace tres décadas cuando Land Rover presentó su primer Range y sorprendió a todo el mundo con una alternativa repleta de calidad estética y dinamismo. Desde entonces, los fabricantes de 4x4 encontraron que el listón quedaba demasiado alto y comenzaron a diseñar nuevas estrategias para acercarse al líder.

Fueron muchos los que lograron alcanzar las diferencias de diseño, estilo y prestaciones que entonces planteaba Range Rover; incluso unos pocos superaron, temporalmente, la calidad de la marca inglesa. Sin embargo, con el nuevo Range Rover el listón ha vuelto a subir hasta límites difíciles de sobrepasar en cuanto a acabados exclusivos y confort de marcha dentro y fuera de la carretera. Las sensaciones de lujo y robustez que transmite el Range Rover Vogue SDV8 están actualmente por encima de cualquier competidor.

Se puede conducir un todoterreno más rápido que este, pero, difícilmente, concentrar en un mismo vehículo las condiciones de marcha, seguridad, comodidad, calidad y estilo que hoy ofrece esta versión. Conducirlo es toda una experiencia que comienza en el mismo momento en el que se pone en marcha el motor. Primera sensación: potencia sobrada; segunda, silencio interior único.

En marcha, estas impresiones se multiplican en los mismos aspectos, y si se busca deportividad dinámica, se puede obtener de manera inmediata con la ayuda de un cambio automático de ocho velocidades que en la modalidad de uso secuencial añade una agilidad difícil de entender en un vehículo que sobrepasa las dos toneladas y mide cinco metros de largo. Es en estas condiciones de exigencia donde se manifiesta toda la esplendorosa potencia de un motor turbodiésel de 8 cilindros y 339 caballos que, a partir de 1.700 vueltas, es capaz de entregar un par de 700 Nm. Impresionante.

Exhibición de poder

Toda una exhibición de poderío que alcanza cotas únicas en autovía, donde el coche, ayudado por una suspensión neumática regulable en altura que mantiene firme la carrocería en todo momento, se manifiesta como una limusina de alta tecnología, en la que un avanzado software reconoce el estado de la calzada, detecta los cambios en la superficie e incrementa el recorrido de la suspensión y de la articulación de las cuatro ruedas para mantener unos niveles de comodidad y control apropiados a un vehículo con una altura de casi dos metros. Fuera de las autovías, en carreteras sinuosas y en pistas de tierra, el comportamiento dinámico continúa sin ofrecer sorpresas y puede mantener una altura de marcha uniforme, incluso en terrenos ondulados, y facilitar las maniobras en los lugares más angostos. Estrena la segunda generación del sistema Terrain Response, que incluye cinco programas para rodar por el campo: normal, arena, piedras, grava y nieve/barro.

En resumen, el Range Rover es, hoy por hoy, un todoterreno con estilo propio, logrado en treinta años de trayectoria diferenciadora, con grandes virtudes en el aprovechamiento del espacio interior, un diseño elegante y pensado para dejar huella en la historia particular de la marca británica y en el ámbito general de los todoterreno.

Todo un lujo mecánico en un entorno de gran calidad de acabados donde están presentes el mejor cuero, la madera más noble y los revestimientos de lana más acogedores que uno pueda encontrar hoy en un automóvil de este segmento.

Range Rover 4.4 SDV8 Vogue

Motor: Turbodiésel. 8 cilindros en V; delantero longitudinal de 4.367 centímetros cúbicos y 4 válvulas por cilindro. Potencia 339 CV rpm. Par motor: 700 Nm entre 1.700 y 3.000 rpm.

Transmisión: Tracción permanente a las 4 ruedas y caja de cambios automática y con accionamiento secuencial de 8 velocidades.

Dirección: De cremallera con servoasistencia eléctrica.

Frenos: Delanteros y traseros de disco ventilados.

Suspensión: Delantera: Con doble brazo inferior, muelles neumáticos amortiguación adaptativa de altura variable y control activo de balanceo. Trasera: multibrazo, muelles neumáticos, amortiguación adaptativa de altura variable y control activo del balanceo.

Ruedas: Llantas de aluminio de 20 pulgadas. Neumáticos: 255/50 R 20.

Prestaciones: Velocidad máxima: 218 km/h. Aceleración: de 0 a 100 en 6,9 segundos.

Pesos: 2.360 kilos.

Consumos: Urbano: 11,5 litros. Carretera: 7,6 l. Combinado: 8,7 l.

Dimensiones: Largo: 4.999 mm. Ancho: 1.983 mm. Alto: 1.835 mm.

Precio: 125.600 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.