www.gacetaslocales.com

Virginia Ruano, una deportista de elite en el distrito de Barajas

Virginia Ruano. (Foto: Nacho Hdez. de Alba)
Virginia Ruano. (Foto: Nacho Hdez. de Alba)

'Todos deberían hacer deporte'

lunes 11 de abril de 2016, 12:22h
Un año después de retirarse de los torneos profesionales, la tenista quiere volver a disfrutar de su familia, su tiempo libre y de sí misma. Retirada de los torneos profesionales en 2010, Virginia Ruano no ha tenido tiempo de echar de menos la competición. “He estirado tanto mi carrera, que hasta ahora no lo he echado de menos”, asegura a sus 38 años la deportista, tres veces campeona de España en individuales –entre otros títulos–.
Ruano se encuentra en esa fase de volver a disfrutar de su familia y de sí misma, de un tiempo libre que su profesión le ha robado durante años. Porque el tenis le ha dado muchas alegrías, pero también reconoce que ha tenido que someterse a un alto grado de sacrificio; tanto, que no se muestra convencida de alegrarse si el día de mañana un hijo suyo quiere dedicarse al tenis.

Vecina de la Alameda de Osuna desde su infancia –excepto algunos periodos de tiempo que el tenis le retiró de su barrio– Ruano es una persona sencilla, amante y defensora del barrio en el que vive, y al que considera el lugar ideal para que crezcan sus hijos. Recuerda su infancia, cuando Barajas era como un pueblo y su madre tenía que coger tres transportes diferentes para llevarle al centro de la capital a recibir clases de gimnasia. “En eso ha mejorado el barrio. Ahora estamos en media hora en el centro de Madrid, aunque aún sigue habiendo mala comunicación para algunas zonas, como el hospital Ramón y Cajal”.

Un año especial
Este año promete ser muy especial para la tenista. Será el año que dará el sí quiero, tras cinco años de relación con su pareja. Además, recientemente ha inaugurado un restaurante en el que ha volcado todas sus ilusiones: Foehn, ubicado en la calle de Condesa de Venadito, en Ciudad Lineal, con el que, entre otros, se busca captar el público del afterwork, y en el que también habrá monólogos, espectáculos infantiles los fines de semana a mediodía y música en directo.

Entre sus obligaciones como comentarista de tenis en Teledeporte y directora del Torneo de Tenis de El Espinar, no es mucho el tiempo libre que le queda, y aún así reconoce que le ha costado acostumbrarse a no tener horarios.

Su amor por el deporte sigue demostrándolo día a día, y aunque juega al tenis menos de lo que quisiera, ha vuelto a jugar al pádel, montar en bicicleta y esquiar. “Todos deberían hacer deporte, y deberíamos inculcárselo a los niños. El deporte es salud”, asegura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.