www.gacetaslocales.com

Evitar las distracciones o respetar sus ritmos son algunas claves para mejorar las comidas

Educar también es enseñarles a comer

Educar también es enseñarles a comer

jueves 29 de enero de 2015, 12:03h
Los hijos centran nuestra atención en muchos aspectos de la vida. Les buscamos el que pensamos es el mejor colegio, las actividades extraescolares que más les pueden gustar y aportar, campamentos de verano, regalos, ropa, amistades... pero, ¿prestamos la misma atención a lo que comen?
En el sobrepeso y la obesidad infantil confluyen diferentes factores, como los genéticos, las influencias ambientales o los estilos de vida, siendo estos últimos los que parecen tener una mayor relación con esta problemática. Los primeros años de la infancia son un periodo crucial en la adquisición de hábitos, como las preferencias por ciertos sabores, la autorregulación de la ingesta y la transmisión de las creencias familiares y culturales sobre la alimentación y la actividad física. En este sentido, es fundamental el papel y la influencia de los padres y madres en las futuras actitudes y conductas infantiles, y prevenir así la obesidad infantil.

Por ello, la Fundación Thao, con la colaboración del Instituto DKV de la Vida Saludable ha realizado I Estudio del ambiente durante la hora de la comida en la infancia, una investigación pionera en España, para estudiar las interacciones familiares y examinar la dinámica familiar durante la hora de la comida, recogiendo las estrategias que usan los padres y madres para influir en la comida de sus hijos, el uso relativo de cada estrategia y la respuesta de los niños y niñas dentro del contexto de la hora de la comida en el hogar.

La mitad de las observaciones se realizaron durante la hora de la comida del mediodía y la otra mitad a la hora de la cena. La mayor parte de las familias comían o cenaban en el comedor o en la cocina, y una pequeña parte en la mesa auxiliar frente al televisor.

Distracciones
Aunque haya niños y niñas mejores comedores que otros, en el comportamiento infantil durante la comida aparecen dos actitudes básicas: la distracción y la lentitud. Los pequeños necesitan su tiempo para comer y que se respete su propio ritmo, como condición básica para que la comida pueda representar un aprendizaje positivo, tanto sensorial de nuevos sabores, aromas, texturas…, como sobre todo relacional.

Es natural que los pequeños se distraigan, ya que su atención está determinada por los estímulos que le rodean y si, como en muchos casos, la comida se comparte con juguetes o programas de televisión, las posibilidades de que preste atención a la comida son casi nulas.

En este sentido, es alarmante que la mitad de los niños y niñas observados comen con la presencia de la televisión u otros aparatos electrónicos como el teléfono móvil, tablet, etc. En estas situaciones los padres y madres se preocupan por la lentitud y la distracción, creyendo erróneamente que poner el programa de televisión que le gusta o dejarle los juguetes va a facilitar la tarea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.