www.gacetaslocales.com

La alcaldesa visitó algunos equipamientos de La Guindalera

Ana Botella en el gimnasio de la instalación deportiva Torrespaña.
Ana Botella en el gimnasio de la instalación deportiva Torrespaña.

Ana Botella pasea por la Huerta de don Guindo

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

La alcaldesa de Madrid hizo, el pasado lunes, un paréntesis en su agenda para acercarse al distrito de Salamanca. Más concretamente, la edil estuvo en los barrios de Fuente del Berro y La Guindalera o en la Huerta de don Guindo como se la conocía en sus orígenes dada la extensa plantación de guindos para aguardiente que se cultivaban en esta zona de Madrid a principios del XIX.

Antes de nada, Ana Botella quiso conocer las nuevas instalaciones deportivas de Torrespaña, en Fuente del Berro, donde se está llevando a cabo un campamento de verano con niños de 4 a 12 años de edad durante estos meses. En dicha instalación, se interesó por el riego con agua reciclada del césped artificial de los campos de fútbol y hasta se atrevió a subir a una bicicleta elíptica, aunque, eso sí, apagada. Del gimnasio de Torrespaña le llamó poderosamente la atención los fuertes colores con los que se ha pintado.

A continuación, la comitiva municipal se desplazó al centro Margarita Retuerto para enfermos de Alzheimer. Inaugurado en 2007, tiene capacidad para 155 personas: 90 residenciales y 65 de centro de día, así como 30 plazas de respiro familiar.

En este punto del recorrido, ya en La Guindalera, fue donde Botella pasó más tiempo y se sintió más a gusto. Conversó tranquilamente con algunos de las residentes, interesándose por su vida personal. Los enfermos no sabían quién era esa “señora tan arreglada” que las estaba visitando.

Por parte de la Junta de distrito, está prevista una inversión de 110.000 euros para la sustitución del pavimento de la tercera planta y la impermeabilización del perímetro y la acera exterior, entre otras actuaciones para este centro.

El mercado de San Cayetano fue el siguiente punto visitado. Botella preguntó a los comerciantes si estaban notando algún repunte en su actividad, a lo que la respuesta fue negativa en todos los casos. Eso sí, compró unas cerezas para llevárselas a casa.

Por último, asistió a un encuentro homenaje con voluntarios mayores en el centro cultural Buenavista. Durante el acto, se reconoció la labor de estas 150 personas que voluntariamente imparten clases en los más de 200 talleres de manualidades, cultura, historia, idiomas, terapias físicas o informática que se imparten en los centros de mayores del distrito. Solo en Salamanca están inscritos más de 1.000 participantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.