www.gacetaslocales.com

Empresarios y vecinos discrepan en las medidas para frenar el bullicio

 (Foto: Nacho Hernández de Alba)
(Foto: Nacho Hernández de Alba)

Desencuentros por el ruido

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

El distrito de Centro se ha convertido en la zona de la capital donde resulta más complicado conciliar el descanso con el ocio nocturno debido a los problemas derivados del ruido. Las esperanzas de paliar el bullicio están puestas en una futura declaración de Protección Acústica Especial (ZPAE) que está a punto de aprobar el Ayuntamiento de Madrid. Si bien, las posibles medidas que acarree no lloverán a gusto de todos.

La alcaldesa madrileña, Ana Botella, anunció la futura aprobación de este documento que conllevaría medidas similares a las aplicadas en la zona de Aurrerá, lo que ha provocado los primeros desencuentros entre empresarios del ocio y vecinos de los barrios afectados. Ambos con puntos de vista diferentes.

Hasta cinco asociaciones de vecinos de Centro –Cavas-Costanilla, Chueca, Ópera-Austrias, Plaza Mayor y Santa Ana– han apostado por adelantar una hora el cierre de los locales y terrazas situados en zonas con saturación de ocio nocturno, así como la denegación de nuevas licencias. Una medida que choca con los intereses de los empresarios de ocio nocturno, que consideran que “cualquier recorte de la actividad empresarial sería inconcebible”, señalaron los hosteleros.

El pasado lunes, la Plataforma Empresarial del sector Ocio de Madrid expresó su “preocupación” ante la posible reducción de la actividad de hostelería y ocio en el centro porque no ayudaría “a resolver el problema”, señaló la Plataforma. El colectivo considera que los mayores problemas del ruido vienen ocasionados por la práctica del botellón, una actividad que existe “porque se permite”. Cada fin de semana salen a beber alcohol a las calles de la capital más de 100.000 jóvenes, según datos aportados por este colectivo, un movimiento que genera pérdidas económicas a las empresas de “155 millones al año”, explicaron.

A ello se le suma el ruido provocado “por el tráfico, los camiones de basura, la mala insonoración de las viviendas o los lateros”, algo que “no puede servir de contexto para atacar la actividad empresarial y turística”. Por ello, y aunque ven como “una oportunidad” la nueva declaración ZPAE para Centro, reclaman al Ayuntamiento que ponga en marcha medidas normativas que acaben con el botellón, que impliquen más vigilancia policial o cortes selectivos de tráfico.

Por su parte, los vecinos sí tienen claro que la solución pasaría por la reducción del horario de los locales. Otra Plataforma, en este caso la vecinal Madrid Centro, ha defendido los recortes horarios para que miles de ciudadanos que residen en el corazón de la ciudad puedan "descansar una hora más todos los días". "Quien no vive esta situación a diario no sabe lo que significa esa hora extra". Por eso, han rebatido a los hosteleros del ocio nocturno y a las asociaciones vinculadas diciendo que es un "sinsentido movido por el interés económico" el argumento de que la gente que acude "tendrán que salir antes a la calle a continuar la fiesta" y subrayan que lo que debe primar es "el derecho al descanso de las persona y la intimidad en sus domicilios", recoge Europa Press.

Además, y como ya denunciaran hace meses, la Asamblea Ciudadana del Barrio Universidad de Madrid (Acibu) volvió a criticar el aumento del número de bares en el último año, "sobre todo cuando se supone que el Ayuntamiento no está concediendo licencias para la apertura de este tipo de negocios en el distrito". Como ejemplo, los vecinos señalaron que las librerías de cómics, una de las señas de identidad de Luna, Estrella, Silva y San Bernardo, están desapareciendo y se están instalando bares y restaurantes. "Da pena ver cómo cierra una tienda y desconcierta que a las pocas semanas, aparezca un nuevo bar”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.