www.gacetaslocales.com

Todo es posible en Amberes, la capital de Flandes y de la buena vida. Hay mucho que ver y hacer en ella. Aquí te damos siete pistas para disfrutarla a tope

Arte, diseño, buena gastronomía y compras son algunos de los encantos de Amberes.
Arte, diseño, buena gastronomía y compras son algunos de los encantos de Amberes.

Seis experiencias únicas para descubrir Amberes

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

La ciudad de Rubens, del diseño más vanguardista, de la buena gastronomía... La ciudad que reúne edificios señoriales, magníficos museos y ambiente a cualquier hora. Diamantes, chocolates, camisetas, joyas, cervezas... Todo es posible en Amberes, la capital de Flandes y de la buena vida. Hay mucho que ver y hacer en ella. Aquí te damos siete pistas para disfrutarla a tope.

Una: comenzar el día con un café. Caffènation (www.caffenation.be), situado en la planta baja de una casa unifamiliar, no te pone fácil la elección. Al menos hay 40 maneras distintas de hacerse con una dosis de cafeína en el cuerpo. Si se dispone de tiempo hay que relajarse en los sofás antiguos y disparejos, emplazados bajo las obras de arte alternativas que cuelgan de las paredes. El salón, con múltiples estancias, ofrece conexión wi-fi, y en la parte posterior hay un jardín muy apetecible. Los que prefieran un desayuno convencional, con croissant y chocolate caliente, en la calle Wolstraat encontrarán varios cafés tranquilos.

Dos: centro histórico grandioso. El casco antiguo de Amberes muestra el legado de una historia larga y fecunda. Está abarrotado de edificios emblemáticos en cuyas paredes quedó grabada su intensa relación con la corona española, vínculo que llegó hasta entrado el siglo XVIII. La Plaza Mayor (Grote Markt) y sus alrededores, con el ayuntamiento y los edificios gremiales, son magníficos ejemplos. En el centro de la plaza está la escultura al fundador de Amberes, el centurión Silvio Brabo que lanza la mano del tirano enemigo, el gigante Antigón y cuyo gesto dio nombre a la ciudad: Antwerpen (Amberes, en flamenco) significa ‘lanzar la mano’. Otro edificio destacado es la casa gremial de los carniceros, pero sin duda el más importante es la catedral gótica de Nuestra Señora (www.dekathedraal.be), la construcción más importante de la ciudad. No muy lejos está la iglesia de San Carlos Borromeo que aún mantiene en funcionamiento un curioso mecanismo sobre el altar mayor que permite intercambiar las pinturas que cuelgan, como ahora hacen algunos artilugios de anuncios callejeros. Desde la catedral a la estación central de trenes discurre la arteria más elegante de la ciudad, Meir, y una de las más bellas de Europa, con palacetes y edificios señoriales hoy convertidos en almacenes y tiendas de la mejores marcas.

Tres: encontrarse con Rubens. Aunque nacido en Alemania, Amberes es la ciudad en la que vivió por más tiempo el pintor flamenco Peter Paul Rubens. En la casa museo de Rubens (www.rubenshuis.be) se puede ver como vivía y trabajaba, así como algunas de sus obras mas importantes y permite conocer la vida del genial pintor.Es además un buen ejemplo de una casa noble de la época y posee un espléndido jardín. Otra fuente para conocer el paso de Rubens por la ciudad es la catedral de Nuestra Señora de Amberes donde se encuentran algunas de las obras más importantes del artista, entre ellas El descendimiento de la cruz (1612). La catedral es la mayor estructura gótica de los Países Bajos.

Cuatro: museos MAS. Situado junto al río Escalda, el MAS (www.mas.be),–Museum Aan de Stroom– es el lugar donde la ciudad y el puerto se encuentran. El museo pone el acento en la diversidad cultural de la ciudad, pero además es un monumento arquitectónico en sí mismo, con inmensas moles de piedra arenisca roja traída de Agra (India). El MAS alberga colecciones permanentes y exposiciones temporales sobre temas universales dirigidos a un público amplio. Y ya puestos a ver museos, el de Arte Contemporáneo (www.muhka.be) es otra visita imprescindible.

Cinco: el mejor chocolate del mundo. Amberes compite con Bruselas en ofrecer los mejores chocolates del país... y del mundo. Hay infinidad de tiendas dedicadas a este manjar con magníficas presentaciones y variedades. Dos recomendaciones: la estilosa Sweertvaegher (www.sweertvaegher.be), en la que destacan sus galleten fondant, y la tienda del Palacio de Meir, una tienda espectacular (www.thechocolateline.be) donde adquirir los mejores bombones del mundo. Los apasionados del chocolate deben contactar con Culinaire Walks (www.culinarywalks.com) que realiza 10 paseos por Amberes que combinan cultura e historia con toques culinarios. Uno de los más populares es la Aventura del Chocolate.

Seis: diamantes. El 85% de la producción mundial de diamantes en bruto se concentra en Amberes y aquí están algunas de las mejores escuelas donde se enseña el arte del corte, tallado y pulido de las piedras preciosas. Hay también cuatro bolsas e infinidad de comercios que se dedican a esta actividad, regentados en su mayoría por judíos. La mayoría de ellos están alrededor de la Estación Central de trenes. También próximo está el Museo del Diamante (www.diamantmuseum.be) y el imprescindible Showroom Diaamondland (www.diamondland.be), donde se pueden comprar piedras a buen precio y ver de cerca el proceso del tallado.

Más información: www.flandes.net / www.visitantwerpen.be Enrique Sancho Para solicitar fotos: OPEN COMUNICACION Tel.: 91 447 72 91 y 670 09 82 85 open@opencomunicacion.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.