www.gacetaslocales.com

Les ayuda a superar la sensación de miedo y tristeza

Los perros se sitúan inmediatamente después de sus padres

Los perros se sitúan inmediatamente después de sus padres
Ampliar
jueves 09 de enero de 2020, 12:00h

Casi la mitad de los niños perciben a su perro como su principal fuente de apoyo emocional. Si bien un perro no puede considerarse un regalo, lo cierto es que el mayor deseo de muchos niños para estas fechas es un cachorro. Una petición impulsiva de los pequeños que conviene sopesar pues puede tener muchos beneficios para su educación y su felicidad, ya que el 46% de los niños que tienen una mascota considera que es su principal fuente de apoyo emocional después de sus padres, según el II Análisis Científico sobre el vínculo entre personas, perros y gatos, elaborado por la Fundación Affinity y recogido por la Real Sociedad Canina de España (RSCE).

En concreto, los lazos afectivos que los pequeños crean con sus perros les ayudan a superar la sensación de miedo o tristeza, ya que recurren a sus mascotas de forma habitual para abrazarles y encontrar alivio en estas situaciones. Cuando tienen un problema, de hecho, buscan en ellos su fuente de consuelo, un patrón que luego repiten muchos adultos. Además de eso, los perros favorecen el desarrollo educativo y social, por lo que crecer con ellos es algo óptimo y saludable, además de fomentar habilidades sociales y contribuir a establecer un comportamiento cívico y la asunción de responsabilidades.

Sin embargo, no todos tienen las características ni el temperamento que mejor se adapta a los más pequeños, por lo que conviene saber qué tipo de comportamiento es mejor para que el perro sea un actor más en la educación de los niños. Para la RSCE, lo principal es que sean perros tranquilos y estables, que no se pongan nerviosos con facilidad ni se exciten, puesto que los pequeños no paran en todo el día y necesitan un compañero de juegos que compense esta hiperactividad con calma y serenidad.

Es por ello que la RSCE recomienda optar por perros que aprendan rápido, que sean perspicaces y que se adapten fácilmente a la dinámica de un hogar con niños. Además, es imprescindible que sean perros que no tengan una dominancia excesiva y que tengan un umbral de excitabilidad o agresividad lo más alto posible. Algunos perros de razas de trabajo pueden desarrollar comportamientos que, si bien son normales en su medio natural -como puede ser el pastoreo-, no son adecuados para un hogar con niños, ya que pueden intentar dirigirlos, por lo que determinadas razas necesitan, fundamentalmente, dueños experimentados en el manejo y la educación de perros.

El tamaño también tiene un papel esencial, sobre todo cuando se trata de niños pequeños, normalmente menores de 7 u 8 años. Por ello, al contrario de lo que se pueda pensar, no es conveniente apostar por un cachorro de raza miniatura, ya que pueden sufrir algún daño inintencionado o agresión no deseada al jugar con ellos. A esta edad encajan bien las razas más grandes como los Retriever -especialmente Labrador o Golden-, los Beagles, los Spaniels o el Perdiguero de Burgos, entre otros.

Cuando los niños son más mayores, conscientes del manejo que deben tener del perro, las razas llamadas “de compañía” pueden ser ideales. Entre las más populares están el Chihuahua, el Maltés, el Shih Tzu, el Yorkshire Terrier y otras menos conocidas como el Cavalier King Charles, el Toy Ruso o el Grifón Belga.

Como señala el presidente de la Real Sociedad Canina de España, Julián Hernández, “con cerca de 400 razas reconocidas a nivel internacional, existe un perro adecuado a cada persona o familia y que se adapta mejor a su estilo de vida. Lo más importante a la hora de decantarse por una u otra es obtener toda la información con antelación y tomar una decisión bien fundamentada y responsable para que tener un perro no sea fruto de un impulso sino una decisión que nos acompañe toda la vida, procurándole la educación y bienestar necesario”.

La voz del perro

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es la voz del perro en nuestro país desde hace más de cien años. Desde 1911, este organismo vela por el bienestar y conservación del animal más preciado para el hombre y vuelca sus esfuerzos en garantizar que, concretamente, las razas caninas, patrimonio antropológico, cultural e histórico, sigan cumpliendo la imprescindible labor que hacen en nuestra sociedad desde siempre: como animal de compañía, de salvamento, de protección, de prevención o de guía, entre otras funciones. En abril del 2020, la RSCE celebrará en Madrid la Exposición Mundial Canina (World Dog Show), en colaboración con IFEMA, el evento canino más relevante a nivel internacional y que concitará a más de 20.000 perros en la capital de España, para promover el papel esencial que tienen los perros de raza en la sociedad y la necesidad de conservar su legado. Más información: www.rsce.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.