www.gacetaslocales.com

Rescata la herencia del deportivo original

Alpine A 110 Légend

Alpine A 110 Légend
Ampliar
miércoles 13 de noviembre de 2019, 13:00h
El nuevo Alpine A110 Légend, con motor central trasero de 252 caballos de potencia, recoge lo mejor del espíritu deportivo de los míticos y radicales biplaza que durante un tiempo fueron fabricados en la factoría española de Renault hasta su desaparición. Un sueño aspiracional, que algunos privilegiados hicieron realidad. Ahora, aquella herencia legendaria ha sido rescatada para dar una segunda oportunidad...
Frente al volante, forrado en Alcántara, la postura de conducción es perfecta, con el asiento casi a ras del suelo, los pedales perfectamente posicionados y una visibilidad excelente. Para la puesta en marcha hay que pulsar el botón rojo que está detrás de los tres pulsadores (R, D 
y N) del cambio automático Getrag de siete velocidades sin palanca.
Ampliar
Frente al volante, forrado en Alcántara, la postura de conducción es perfecta, con el asiento casi a ras del suelo, los pedales perfectamente posicionados y una visibilidad excelente. Para la puesta en marcha hay que pulsar el botón rojo que está detrás de los tres pulsadores (R, D y N) del cambio automático Getrag de siete velocidades sin palanca.

Ha vuelto la leyenda Alpine. Y lo hace con una reinterpretación estética extremadamente precisa que hace que la copia supere al original, aunque es muy probable que no despierte la admiración de aquellos originales deportivos que se curtieron en las sinuosas carreteras de los Alpes de la que tomaron su nombre. El A110 se fabricó hasta 1978, primero en Francia y después, hasta su desaparición, en Valladolid. Inspirado en el original de 1962, el nuevo diseño exterior establece un vínculo entre la herencia recibida y un futuro que solo acaba de empezar. Y es que el equipo de diseñadores ha logrado reflejar todo el espíritu Alpine en esta soprendente entrega y crear un lenguaje estético capaz de revivir toda una leyenda entre los deportivos de culto.

El renacido A110, fabricado en Dieppe (Normandia, Francia) es un biplaza de 4,18 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,25 de alto que, además de mantener su nombre, recoge toda la herencia en su diseño y estilo y no necesita un superpotente motor para ser eficaz en las carreteras más viradas o el uso diario. Ahora su propulsor está colocado en posición central/trasera, pero perviven sus principios atemporales de agilidad, ligereza y confort y una relación peso potencia/única para proporcionar un enorme placer de conducción y gratas sensaciones a cualquier velocidad.

El diseño del Alpine A110 Légend se caracteriza por unas líneas muy definidas sin salientes pronunciados para remarcar su silueta redondeada y alargada, con el parabrisas desplazado hacia atrás y la línea del techo, que se prolonga hasta fusionarse con el atractivo alerón trasero de la zaga. En el diseño sobresalen los pasos de rueda arqueados hacia arriba y la hendidura dinámica detrás de las puertas para evitar resistencias aerodinámicas.

En el frontal destacan las entradas de aire que ocupan toda la base del capó bajo dos llamativos faros redondos y los grupos ópticos principales ovalados y de un elegante diseño. Y en la zaga, con los escapes en el centro, sobresale la pequeña tapa del maletero que se junta en la base con el alerón para formar un atractivo perfil aerodinámico sobre el conjunto de los pilotos.

En el interior, a pesar de las reducidas dimensiones de la carrocería, fabricada en aluminio al igual que todo el chasis, no resulta incómodo colocarse sobre los baquets Sabelt de fibra de carbono y tapizados en cuero que utilizan los superdeportivos. Frente al volante, forrado en Alcántara, la postura de conducción es perfecta, con el asiento casi a ras del suelo, los pedales perfectamente posicionados y una visibilidad excelente. Para la puesta en marcha hay que pulsar el botón rojo que está detrás de los tres pulsadores (R, D y N) del cambio automático Getrag de siete velocidades sin palanca.

El A110 Légend es el deportivo más ligero de su categoría y monta un propulsor bastante sobrio de apenas 252 caballos de potencia. En marcha, lo primero que se percibe es el contundente sonido bronco que proporciona el rugido de los dos escapes de grandes dimensiones encajados en el centro del faldón trasero. Si pisamos el acelerador, inmediatamente nos alerta de que no estamos ante una mecánica convencional sino que viajamos sentados sobre un propulsor desarrollado para proporcionar altísimas prestaciones y que, además, suena de manera diferente al resto de los deportivos de más de 250 CV.

Ya en marcha, por autopistas, autovías y carreteras de montaña, el Alpine es todo un prodigio de eficacia y dinamismo. Con este coche siempre se rueda deprisa y, por tanto, nunca se debe relajar la atención de lo que se lleva entre manos. Aunque tenga reacciones dóciles, no conviene olvidar que acelera de 0 a 100 en tan solo 4,5 segundos o que alcanza una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora, unas prestaciones que hacen que las aceleraciones parezcan no tener fin.

La unidad probada por Arte de Vivir permitió llevar al límite las prestaciones del Légend en recorridos sinuosos, porque es en rutas de montaña donde mejor se aprecia la calidad del chasis y la aportación de la electrónica a la gestión de la motorización porque la suspensión no está integrada en los modos de conducción, Normal, Sport y Track. El conductor puede seleccionarla modalidad de marcha con solo pulsar una tecla alojada en el volante. Para la mayoría de los trayectos y si se desea extraer del coche el comportamiento dinámico más deportivo, sin duda la posición Sport es la más recomendable porque incrementa la capacidad de respuesta del motor en cuanto se pisa el acelerador.

FICHA TÉCNICA

ALPINE A110 LÉGENDE

Motor: Central/trasero de 4 cilindros y 16 válvulas. Cilindrada: 1.798 centímetros cúbicos. Potencia: 252 CV a 6.000 revoluciones. Par motor máximo: 320 Nm a rpm.
Transmisión: Tracción trasera y caja de cambios automática Getrag DCT de 7 velocidades.
Dirección: Servoasistida electromecánicamente en función de la velocidad.
Frenos: Con Pinzas monobloque de aluminio, discos perforados y autoventilados.
Suspensión: Delantera y trasera de dobles triángulos, barras de acoplamiento, muelles con amortiguadores interiores y barra estabilizadora.
Ruedas: Llantas de aleación de 18 pulgadas. Neumáticos delanteros 205/40R18; traseros: 235/40R18
Prestaciones: Velocidad máxima: 250 Km/h. Aceleración: de 0 a 100 en 4,5 segundos.
Peso: 1.103 kilos.
Dimensiones: Largo: 4.178 mm. Ancho: 1.798 mm. Alto: 1.252 mm. Consumos: 6,2 litros cada 100 km.
Precio: 61.500 euros.

El diseño del Alpine A110 Légend se caracteriza por unas líneas muy definidas sin salientes pronunciados para remarcar su silueta redondeada y alargada, con el parabrisas desplazado hacia atrás y la línea del techo, que se prolonga hasta fusionarse con el atractivo alerón trasero de la zaga.
Ampliar
El diseño del Alpine A110 Légend se caracteriza por unas líneas muy definidas sin salientes pronunciados para remarcar su silueta redondeada y alargada, con el parabrisas desplazado hacia atrás y la línea del techo, que se prolonga hasta fusionarse con el atractivo alerón trasero de la zaga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.