www.gacetaslocales.com

Nueva manifestación ante el fin de la obra civil

Carabanchel no quiere que se encienda el crematorio

Medio millar de vecinos se manifestaron en Carabanchel.  (Foto: AAVV Carabanchel Alto)
Medio millar de vecinos se manifestaron en Carabanchel. (Foto: AAVV Carabanchel Alto)
miércoles 22 de octubre de 2014, 12:40h

Unas 600 personas se dieron cita para dejar claro, una vez más, que no están dispuestos a convivir con los humos desagradables y tóxicos de un crematorio. Los vecinos del Cementerio Sur no aceptarán que se conceda la licencia de funcionamiento a la Empresa Mixta de Servicios Funerarios, cuya legalidad ponen en duda.

 

Desde 2007 llevan los vecinos de Carabanchel Alto batallando para evitar que, una vez más, una instalación tan poco atractiva y peligrosa como un crematorio acabara levantándose en su barrio, dentro del Cementerio Sur.

A estas alturas, el edificio de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios ya está en pie, y los vecinos continúan intentando que los hornos, que aún no tienen licencia de funcionamiento, no se enciendan y viertan a la atmósfera una serie de sustancias contami- nantes de reconocida toxicidad. La semana pasada, alrededor de medio millar de vecinos salieron a la calle a protestar.

“A pesar de que había partido de España, la cosa se fue animando y nos manifestamos unas 600 personas”, explican desde la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto.

Los afectados, que presentaron en su momento 5.000 firmas contra el proyecto,  presentaron también un recurso contencioso-administrativo por presuntas irregularidades en la concesión de la licencia por parte del Ayuntamiento de Madrid: se suponía que no se podía construir nada nuevo dentro del cementerio, pero la Empresa Funeraria alegó que se trataba “de una ampliación”.

Y por supuesto, está el riesgo que representa para los vecinos que viven a menos de 500 metros de las instalaciones respirar los humos que arrojarán las chimeneas: hay casas, oficinas, unas cocheras de la EMT, un polideportivo, el centro comercial Islazul y hasta un colegio. La solución de la Funeraria fue construir unos conductos subterráneos para que la salida de humos quedara dentro del cementerio, pero así, afirman los perjudicados, “tampoco cumplen la Ordenanza de Protección del Medio Ambiente del Ayuntamiento”.

 

En marcha

A pesar de todas las denuncias presentadas contra este crematorio, que inicialmente se iba a construir en Las Tablas pero que la presión vecinal desplazó hasta Carabanchel, “los responsables de la empresa y municipales parecen dispuestos a poner en marcha los hornos”, por esta razón convocaron la manifestación que recorrió las calles del PAU de Carabanchel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.