www.gacetaslocales.com

Entrevista

Gérard Mourou: “El láser puede ayudar en el tratamiento de residuos nucleares”

El Nobel francés, que ha trabajado treinta años en Estados Unidos y ahora dirige los tres laboratorios europeos llamados ‘Extreme Ligth Infrastructure’, ubicados en República Checa, Hungría y Rumanía, ha asegurado que la Unión Europea se halla "en lo más alto" de la investigación científica y que "es importantísimo que esto se sepa", y que en su área de estudio Europa es líder mundial.
Ampliar
El Nobel francés, que ha trabajado treinta años en Estados Unidos y ahora dirige los tres laboratorios europeos llamados ‘Extreme Ligth Infrastructure’, ubicados en República Checa, Hungría y Rumanía, ha asegurado que la Unión Europea se halla "en lo más alto" de la investigación científica y que "es importantísimo que esto se sepa", y que en su área de estudio Europa es líder mundial.
martes 13 de agosto de 2019, 08:00h
El Premio Nobel de Física francés Gérard Mourou, que trabaja en el desarrollo de la luz láser más potente del mundo, ha calculado que, con esta aplicación, podrían descontaminarse los residuos nucleares en un plazo de veinte años.

Los experimentos actuales con la denominada ‘luz extrema’, liderados por laboratorios europeos, podrán culminar los primeros ensayos en esta aplicación concreta en el plazo de cinco o diez años a partir de ahora, y luego se precisarán diez años más para construir las plantas apropiadas para el tratamiento de los residuos nucleares.

Para la "transmutación" de los residuos nucleares (despojarlos de radiactividad), este láser avanzado permitirá hacer que partículas como los neutrones se hagan más compactos "para acortar su tiempo de nocividad" y reducir la vigencia radiactiva de millones de años a sólo años, con lo que se solventaría el problema de la energía nuclear: la duración de los residuos contaminantes.

"La energía nuclear es la mejor energía siempre que sea la energía más limpia, siempre que se puedan transmutar sus residuos", ha señalado el Nobel, que ha visitado la Universidad de Sevilla, donde ha impartido una conferencia para alumnos y profesores de su especialidad.

A partir de ese momento se podría comenzar a descontaminar residuos nucleares con la aplicación de este láser, que ya se emplea en medicina, principalmente oftalmología y en la denominada "farmacología nuclear", y que en breve podrá extender su uso en la "protonterapia", una vez que se reduzca el tamaño de la maquinaria empleada en esta técnica –en lo que se trabaja ahora– y pueda extenderse a los hospitales.

Otras aplicaciones de la ‘luz extrema’ son la aceleración de partículas, lo que permitirá reducir el tamaño de los actuales aceleradores entre mil y diez mil veces, y la limpieza de residuos espaciales que, ha recordado Mourou, se desplazan a una velocidad de 15 kilómetros por segundo, o sea son diez veces más veloces que las balas más rápidas.

Mourou ha asegurado que están desarrollando unos láseres para poner en órbita y "desorbitar" estos residuos, es decir, hacerles salir de la atmósfera para que se desintegren, con lo que, ha señalado con humor, la atmósfera será "como un campo de batalla" hasta acabar con los "millones de residuos" que la transitan.

Al ser preguntado por los relatos de ciencia ficción en los que el arma más letal suele ser el láser, Mourou ha descartado su empleo militar por la cantidad de energía que precisaría un láser con esa finalidad y ha recordado que en sus experimentos emplean "una energía pequeñísima para generar unos impulsos extremadamente cortos. Empleamos un julio de energía, cuando para preparar un desayuno se necesitan millones", ha puesto como ejemplo.

Mourou ha definido la ‘luz extrema’ o láser avanzado como "una luz extremadamente potente, equivalente a mil veces la potencia de la red eléctrica mundial", pero que sólo se consigue durante una billonésima parte de segundo.

Con esa luz, ha explicado, se logra una presión equivalente a diez millones de veces el peso de la Torre Eiffel, y del mismo modo se pueden acelerar las partículas en unas distancias muy cortas, lo que permite reducir los actuales aceleradores de partículas.

Otra de sus aplicaciones es generar temperaturas tan elevadas como mil millones de grados centígrados, lo que permite recrear en laboratorio algunas situaciones del cosmos.

Mourou ha asegurado que, en estos ensayos, "aún se puede ir más lejos" y lograr un láser aún más potente y que, en la actualidad, se trabaja en reducir su duración al "attosegundo" o trillonésima parte de un segundo, para aumentar la potencia de la luz y pasar del "petavatio" al "exavatio".

Sobre qué responde a los estudiantes cuando le piden un consejo, ha asegurado que solo una cosa: "Hay que amar lo que se hace y hay que hacerlo con pasión", porque "si hay pasión, no hay problemas".

Gérard Mourou: “El láser puede ayudar en el tratamiento de residuos nucleares”
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.