www.gacetaslocales.com

Viajes

La Habana: cinco siglos de sabor colonial y encanto mestizo

La Habana: cinco siglos de sabor colonial y encanto mestizo
Ampliar
jueves 04 de julio de 2019, 18:00h
Nada menos que cinco siglos cumple la capital cubana. Una buena ocasión para disfrutar de los múltiples eventos que inundarán de fiesta y música muchos de sus rincones, pero, sobre todo, para conocer o redescubrir el corazón de esta seductora ciudad que, sin perder su encanto anacrónico, lleva tiempo embelleciéndose para la ocasión, con parte de su patrimonio monumental rehabilitado.
La Habana: cinco siglos de sabor colonial y encanto mestizo

La Habana es santera, puritana y descarada. No hay en todo el Caribe, ni en otra esquina del mundo, ciudad con tanto talento. Cádiz quizá, y de ahí que ambas vayan de la mano en coplas y habaneras que vienen escuchándose desde que sus puertos hacían de puente entre la España de entonces y el sueño de las promesas que auguraba el Nuevo Mundo.

Porque, lo que de verdad engancha de La Habana es su gente, con su sabrosura innata y sus ganas de guarachear. Y después, la inmensidad apabullante de su ciudad colonial, la Habana Vieja, acotada por un coqueto entramado de callejas empedradas y plazas: la Plaza de Armas, la más antigua, y la de la Catedral, a apenas unas cuadras, rodeada de mansiones del XVIII. Y la de San Francisco y la Plaza Vieja.

De todas ellas nace un cogollo delicioso y decadente, declarado Patrimonio de la Humanidad. Muchas de sus fachadas coloniales, sus caserones de galerías porticadas, balaustradas y columnas y sus patios casi sevillanos se han remozado, aunque siguen conservando ese aire deliciosamente viejo.

Luego quedan los otros barrios imprescindibles, El Vedado y Miramar, donde se concentraba la vida social en la época de las grandes fortunas y donde los viejos palacetes de antaño son hoy casas de vecinos. Y queda el Malecón, ese balcón al océano de cinco kilómetros de largo, en el que sentarse a ver pasar los Buick y los Chevrolet de los años cincuenta, que hacen del parque móvil habanero una deliciosa reliquia.

Pero, Cuba no es sólo La Habana. Hay pasión en los puros habanos, en el ron, los mojitos y los daiquiris. Hay talento en la salsa y en el ‘jazz’, y hay un pedacito del paraíso en cada uno de los Cayos y, como no, en Varadero. Arena blanca, agua transparente y hoteles para el disfrute de los turistas.

En Cuba también cabe la historia, como el monumento al Che, en Santa Clara; las ciudades de Camagüey, Pinar del Río o Santiago de Cuba. Todo esto y mucho más en una sola isla: Cuba.

Para más información logitravel.com

La Habana: cinco siglos de sabor colonial y encanto mestizo
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.