www.gacetaslocales.com

Hospital Quirónsalud San José

Nuevo tratamiento para la alopecia androgenética

En la imagen la Dra. Ángela Hermosa Gelbard.
En la imagen la Dra. Ángela Hermosa Gelbard.
lunes 15 de abril de 2019, 13:46h
La mesoterapia capilar con microinyecciones de dutasteride consiste en administrar un fármaco antiandrógeno mediante múltiples inyecciones en el cuero cabelludo. Se aplica bajo anestesia local, por lo que es indoloro y se realiza en consulta.

En la consulta de Tricología se diagnostica y trata a pacientes –hombres y mujeres– con todo tipo de problemas capilares. Existen más de 200 tipos de problemas capilares; uno de los más frecuentes es la alopecia androgenética, que es como se llama a la “calvicie común” de forma técnica y que, como pone de manifiesto la Dra. Ángela Hermosa Gelbard, especialista en Dermatología del Hospital Quirónsalud San José, “afecta hasta al 80% de los hombres y al 40% de las mujeres en algún momento de la vida. Su frecuencia aumenta con la edad y su causa es multifactorial de manera que influyen sobre todo la genética y las causas hormonales, por lo que suele aumentar tanto su incidencia como su intensidad con la edad y, en mujeres, especialmente después de la menopausia.”

Existen también otras enfermedades, como el Síndrome de ovario poliquístico o la hiperplasia suprarrenal congénita, en las que, por un exceso de hormonas masculinas, la alopecia androgenética puede ser uno de los síntomas.

Alopecia androgenética

En este tipo de alopecia se produce una pérdida de la densidad capilar en zonas específicas del cuero cabelludo, en las cuales los folículos pilosos tienen más receptores de andrógenos (hormona masculina): estas zonas son, en hombres, las entradas y la coronilla, mientras que en las mujeres la pérdida de densidad capilar suele ser más difusa. Esta pérdida se debe a que el pelo se va haciendo más fino, hasta que en estadios finales los folículos se hacen tan pequeños que el pelo llega a desaparecer.

A menudo este tipo de alopecia se asocia también a seborrea –exceso de sebo en el cuero cabelludo–, lo que hace que el cabello tenga un aspecto ‘graso’ o se ensucie más rápidamente de lo habitual.


Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar este tipo de alopecia suele ser suficiente con hacer una adecuada historia clínica y una exploración física, en la que habitualmente se utilizan dispositivos especiales para ver el pelo a grandes aumentos, como por ejemplo el dermatoscopio. Sólo en algunas ocasiones es necesario realizar otras pruebas complementarias, como analítica de sangre o biopsia cutánea.

La alopecia androgenética es una alopecia que en estadios iniciales e intermedios es reversible, por lo que con un tratamiento médico adecuado esta pérdida progresiva se puede frenar e, incluso, recuperar; mientras que en estadios finales, cuando el folículo ha desaparecido, la única solución es el trasplante capilar.

Entre los tratamientos médicos para mejorar la densidad capilar en mujeres se encuentra el minoxidil, utilizado por vía tópica (en forma de líquido o espuma, que se aplica diariamente sobre la piel cabelluda); sin embargo, desde hace poco tiempo, se pueden utilizar formulaciones que permiten tomarlo vía oral en pacientes que no son constantes aplicándose tratamientos tópicos, bien por falta de tiempo o porque el producto les ensucia el pelo.

Otros fármacos que se utilizan en la alopecia femenina, contienen sustancias que impiden la acción de las hormonas masculinas; entre ellos se encuentran algunos tipos de anticonceptivos y fármacos propiamente antiandrógenos que se administran vía oral, como el acetato de ciporterona, la espironolactona o los inhibidores de la 5 alfa reductora ( finasteride y dutasteride).

Un tratamiento novedoso para mejorar la densidad capilar en la alopecia androgenética es la mesoterapia capilar con microinyecciones de dutasteride. Consiste en administrar un fármaco antiandrógeno directamente a nivel de los folículos pilosos mediante múltiples inyecciones en el cuero cabelludo bajo anestesia local para que el procedimiento sea indoloro.

Hay que tener en cuenta que es importante ser constante con los tratamientos, y tener paciencia, puesto que suelen tardar una media de unos seis meses en comenzar a hacer efecto, y son tratamientos a largo plazo, por lo que deben administrarse de forma individualizada, analizando las necesidades de cada paciente.

Más información, pueden ponerse en contacto con el Hospital Quirónsalud San José, a través del teléfono 91 068 70 00 y en la web www.quironsalud.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.