www.gacetaslocales.com

Entrevista con Quique Villalobos, presidente de la FRAVM

Quique Villalobos, presidente de la FRAVM, presenta un documento con sus propuestas a los partidos

Quique Villalobos, presidente de la Fravm
Ampliar
Quique Villalobos, presidente de la Fravm (Foto: ©Gacetas Locales/Miguel Garrote)
viernes 12 de abril de 2019, 13:00h
El movimiento ciudadano de Madrid ha hecho los deberes de cara a las elecciones del 26M. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm), que representa a 281 entidades de la Comunidad, ha elaborado un informe que recoge tanto las líneas estratégicas del movimiento vecinal como reivindicaciones puntuales de los barrios, que está presentando a los partidos políticos que concurren a las elecciones. Pese a la diferenciación de los mensajes políticos, Villalobos afirma que hay "más coincidencias" de las que parece.

“Se trata de ver cuántas y cuáles de nuestras propuestas quieren incluir en su programa electoral”, resume Villalobos. En principio, reconoce, estas reivindicaciones son bien acogidas por los candidatos: “Hay bastantes más coincidencias de las que uno se puede esperar, porque el nivel de sensatez de las propuestas hace coincidir a mucha gente. Igual hay líneas de las que no pasan, o tienen diferentes enfoques, pero el grueso de las propuestas son muy sociales, no deberían tener exceso de tinte político”, señala el presidente de la Fravm.

Aunque como reconoce, “la coincidencia con los partidos de la izquierda suele ser mayor, pero eso no quiere decir que no tengamos buena interlocución y buen diálogo con todos, que suele ayudar a que las cosas ocurran”.

Avanzar en el Estado del Bienestar

La “clave general” que define las propuestas de la Fravm es “avanzar hacia una ciudad amable y el estado del bienestar, que hace tiempo se abandonó. La crisis demostró que no estuvo a la altura, no sirvió para proteger a la gente que más lo necesitaba, y ahora hay que reconstruir ese estado del bienestar que no deje a nadie en la cuneta”, resume Quique Villalobos.

En el documento, que tiene más de un centenar de propuestas –puede consultarse en gacetaslocales.com– “hay algunas cosas muy concretas, porque son déficits que se acumulan históricamente, pero en general las hemos agrupado en líneas estratégicas, como vivienda, territorio, medioambiente o educación, cada una con las competencias que tienen ayuntamientos o Comunidad”.

Vivienda y empleo, lo más urgente para la Fravm

Las principales líneas de trabajo que reclama la Fravm son la vivienda y el empleo, “por urgencia”, resume Villalobos. Las propuestas en materia de vivienda tienen mucho que ver con la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que apoyó a la Fravm junto con la Coordinadora de Vivienda de Madrid y recogiendo más de 77.000 firmas y que PP y Ciudadanos rechazaron debatir en el parlamento regional.

Entre las demandas para el ayuntamiento, figura duplicar las ayudas a la rehabilitación, crear un parque de vivienda de alquiler social de al menos 20.000 pisos para 2023, un plan para promover el uso de pisos vacíos, y un pacto con la Administración central y regional para que toda la vivienda que se haga en suelo público sea protegida en alquiler.

En este apartado, si el gobierno regional ha hecho “cosas sangrantes” como no recuperar las viviendas vendidas por el Ivima, dice el portavoz vecinal, en el Ayuntamiento también se ha quedado “muy, muy lejos” y “seguimos sin tener un parque público de vivienda, y sigue habiendo desahucios”.

Precursores en las demandas medioambientales

También insisten en medidas para garantizar la calidad del aire, y apuntan a “los avances del Ayuntamiento de Madrid, que está tirando de la Comunidad”. Recordamos en este punto que el movimiento vecinal, en realidad, ha sido precursor de las políticas medioambientales que lleva décadas reclamando: siendo presidente Paco Caño, ya se hablaba de Zonas de Bajas Emisiones y peatonalizaciones en las demandas que presentaron a los partidos políticos.

“Hace poco cumplimos 40 años, y revisando salieron papeles viejísimos”, apunta este activista vecinal. De los años 90 “son reivindicaciones para reducir el tráfico en el centro de Madrid, que en su día se cerrase al tráfico el Retiro no fue porque sí”. Lo increíble, en realidad, son cosas como que “con los buenos resultados que tuvo el bus-VAO en la A-6 en su día, no se implantase en el resto de autovías que entran a Madrid”. Porque las soluciones, calcula, "son tan viejas como los problemas", que están perfectamente identificados.

La "frustración" de los contratos de limpieza

Aunque las asociaciones de vecinos “estamos hartas de presentar escritos y quejarnos” al ayuntamiento de la falta de limpieza, apunta Quique Villalobos, “nosotros sabemos dónde está la clave del problema y tenemos la frustración que genera que hasta que no se acabe el contrato integral, en 2021, no hay solución viable”. Pero la suciedad no deja de ser una queja fundamental, que dejaron patente los resultados de una encuesta que realizaron, por eso desde la Fravm quieren hacer “pedagogía” y explicar por qué defender los servicios públicos “es garantizar que no ocurran estas cosas”.

"Los humos en la ciudad solo se reducen reduciendo el tráfico, el de dentro y el que viene de fuera", resume Villalobos, que cifra en un 75% la contaminación por tráfico: "las calefacciones no aportan más del 10% de la ciudad, y el aeropuerto de Barajas que también tiene altas emisiones. Pero si hablamos de qué genera esa boina, aparte de nuestro particular clima, son las emisiones de los coches".

Por eso, el presidente de la Fravm estima que la escenificación política de promesas como eliminar Madrid Central "es fanfarronería". "La experiencia nos dice que cuando la gente tiene responsabilidades de gobierno suele moderarse, pero igual que digo esto, la capacidad de sorpresa en el mundo de la política es infinita, cuando escuchas estas cosas no puedes decir bah, si no lo va a hacer. Deberíamos decir, si lo hace, no estoy de acuerdo, es que no estará bien para la ciudad".

Sus reivindicaciones en esta materia, en todo caso, han llovido ‘a calabobos’, y “los últimos inviernos han sido tan duros, lo hemos visto tan claro, que el cambio de mentalidad de la gente ha sido automático”.

Una renta mínima universal

En materia de servicios sociales, las entidades ciudadanas van en la línea de implantar una renta mínima universal, y mejorar mientras la Renta Mínima de Inserción: “En Madrid, el 20% de la población vive en el umbral de la pobreza, y eso se nos olvida porque con un 10% de la gente que no está en esa situación se llenan los centros comerciales, y la sensación es que no existen”, analiza Villalobos.

Hay madrileños “que lo están pasando muy mal desde la crisis”, y cita personas que acaban en la economía sumergida porque no tienen otra fórmula para ganarse la vida. Y mientras, “hemos tirado cuatro años a la basura sin desarrollar la Ley de Dependencia”, denuncia, y en los servicios sociales municipales “no dan abasto, es inadmisible, si el Ayuntamiento tiene que contratar 500 trabajadores sociales aunque sea de manera temporal, pues hay que hacerlo”.

La prevención, esencial en seguridad

La seguridad es otra de las áreas que preocupa a la Fravm, especialmente en los distritos del sur de Madrid. "Pedimos recuperar policía nacional y municipal, construir las comisarías pendientes, e impulsar la policía de proximidad", resume Villalobos. Están medianamente satisfechos con el reenfoque de la seguridad ciudadana, porque creen que "necesitamos mucho más una policía que prevenga que una que palíe, y entendemos que esa línea se ha llevado bien. Con eso no digo que no haya habido problemas, porque los hay –reconoce–, prueba es que se pactaron refuerzos policiales con ayuntamiento y delegación, y esos refuerzos siguen siendo imprescindibles, a los problemas me remito".

La cooperación público social


"El que no entienda que una sociedad se sostiene por la unidad de sus gentes, es para hacérselo mirar, porque sí que lo entienden cuando hablan de los empresarios, sí entienden que haya colaboración público privada, pero público social les cuesta mucho más, parece que tenemos que hacerlo gratis"

Participar desde el móvil o asociándose

En el área de participación ciudadana, ha habido “muchísimas mejoras”, al menos a nivel municipal, “pero sigue habiendo un concepto de que no tiene nada que ver con las asociaciones, y esto no es así”. Defiende Villalobos que sin ellas, “con el móvil dando a un botón”, o desde las redes sociales, aún siendo útiles, no se consiguen cosas. “La inmensa mayoría de los logros de la ciudad han venido siempre desde la presión ciudadana, desde la pancarta”, revindica.

Lo cierto es que este líder vecinal denuncia el “desprestigio intencionado desde ciertos sectores: hay anuncios en la calle de cierto partido político que dice que va a desarticular la red clientelar del ayuntamiento, cuando es la misma que había con el anterior, y con muchos menos medios, y que lleva décadas salvando a infinidad de gente.

"¿Por qué –se pregunta– ciertos sectores entienden que está genial pactar con una empresa y pagar sobrecostes y beneficios, pero sin embargo cumplir la Constitución, que dice que las asociaciones podrán recibir subvenciones, les parece mal?”.

La economía circular, desde abajo

Las entidades ciudadanas llevan años acometiendo “pequeños proyectos piloto”, sin apenas recursos, a cargo de gente “muy voluntariosa”, que han demostrado cosas como que se puede separar materia orgánica en un huerto urbano, “y no no da olores ni insectos”, que se puede "dar una segunda vida a la ropa usada en los mercadillos y tiendas gratis" de las asociaciones y que, en definitiva, la economía circular, es posible.

"Ahora mismo el ayuntamiento, por fin, ha hecho un gran contrato para poder tener recogida de ropa en prácticamente toda la ciudad. Es un paso esencial para llegar a que sólo el 10% de los residuos que generamos vayan a un vertedero", revindica el presidente de las entidades ciudadanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.