www.gacetaslocales.com

Ya se terminaron las vacaciones de Navidad y la rutina vuelve a nuestro hogar

En la imagen, la Dra. Cristina Ortega Casanueva, Coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José.
En la imagen, la Dra. Cristina Ortega Casanueva, Coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José.

Aprender a detectar los alérgenos que se ocultan en el (en principio) inofensivo material escolar

viernes 25 de enero de 2019, 09:41h
Los niños vuelven al cole cargados de ilusión, anécdotas navideñas que contar a los amiguitos y algún que otro lapicero, goma o cuaderno que hayan dejado sus Majestades para que empiecen con ilusión y fuerza el segundo trimestre del año.

Sin embargo, es importante conocer la existencia de alérgenos ocultos en el material escolar. Y es que, la alergia puede disfrazarse detrás de una goma con forma de animalito o de fruta, de un rotulador de color rojo o de una inofensiva tiza.

Tal y como pone de manifiesto la Dra. Cristina Ortega Casanueva, Coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José, “posiblemente, muchas personas no conozcan que en las tizas hay caseína, una proteína que está presente en la leche, o que algunas ceras contienen grasa de cerdo. Algunos productos contienen derivados alérgenos alimentarios, desde proteínas de leche de vaca, lactosa, huevo, frutos secos como el cacahuete, cereales como el trigo, gluten, sésamo, legumbres o sulfitos, pescados o crustáceos.”

Otros ejemplos son las témperas que contienen soja, legumbres o incluso sirope de cereales.

Los rotuladores y pinturas de color rojo también esconden un alérgeno, el colorante E-120. Se trata de un colorante rojo, también llamado carmín, ácido carmínico o extracto de cochinilla que se obtiene por trituración de los cuerpos desecados de las hembras del escarabajo Dactylopius Coccus.

Este colorante, además de encontrarse en el material escolar, también se utiliza como aditivo alimentario y lo podemos encontrar en las golosinas con sabor a fresa, el jamón cocido y otros muchos alimentos. Su uso es amplio, ya que también podemos encontrarlo como excipiente farmacéutico y en la composición de numerosos cosméticos (lápices de labios).

Las pegatinas, que tanto les gustan a los niños, pueden contener látex en la parte adhesiva.

La mejor prevención es la evitación. En el caso del material escolar, es aconsejable buscar alternativas, ya que evitando el contacto con el alérgeno se evitará la reacción.

“La lectura del etiquetado de los productos es siempre necesaria –asegura Ortega–, pero en el caso de que no se dieran cuenta Sus Majestades de leerlo al traer los lapiceros, gomas o rotuladores, sí es conveniente que lo hagan los padres, que ya saben que los niños se llevan todo a la boca.”

Los padres de niños con alergias deben informar a los profesores de cuál es exactamente la alergia del niño y qué tratamiento se le debe administrar en caso de reacción. Por eso, el informe médico debe estar actualizado (con las dosis según el peso) y la bolsa de la medicación en el Centro.

Los alérgenos pueden estar ocultos en algo tan sencillo como unas pinturas o unas pegatinas, y los niños se las llevan a la boca, las agarran, se pintan por la cara, se pegan las pegatinas en las manos… Por eso, igual que se lee con cuidado el etiquetado de los alimentos, antes de comprar el material escolar, es conveniente echarle también un vistazo a los componentes. ¡Así, los niños disfrutarán del material escolar sin riesgos!

Más información, pueden ponerse en contacto con el Hospital Quirónsalud San José, a través del teléfono 91 068 70 00 y en la web www.quironsalud.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.