www.gacetaslocales.com

Especial Calle del Príncipe de Vergara

La escultura de José de Salamanca es obra del escultor Jerónimo Suñol, y fue erigida en 1902.
Ampliar
La escultura de José de Salamanca es obra del escultor Jerónimo Suñol, y fue erigida en 1902.

El empresario del ensanche

lunes 22 de octubre de 2018, 11:50h
El Marqués José de Salamanca y Mayol, creador del barrio. La calle del Príncipe de Vergara se ensancha al encontrarse con la de José Ortega y Gasset, dando lugar a la plaza del Marqués de Salamanca, a quien todo un barrio le debe su nombre, lo que da idea de la importancia del personaje. José de Salamanca y Mayol, malagueño de 1811, fue un hombre de negocios, uno de los más ricos de la España de la época por sus inversiones en ferrocarriles, sal y negocios en la Bolsa, quien no sólo tuvo que ver con la política, sino también con el diseño de la ciudad.

Alcalde de un pueblo de Alicante gracias a contactos familiares, llegó a Madrid como diputado por Málaga en las Cortes progresistas de 1837. Aquí es cuando su talento para los negocios terminó por florecer, de la mano de la regente María Cristina de Borbón, de quien se decía que era su testaferro, igual que su carrera política, llegando a ser ministro de Hacienda en 1847.

No todo fueron alegrías, porque sufrió el exilio al llegar al poder Narváez, y sus negocios empezaron a torcerse: quien fuera propietario del palacio que lleva su nombre en el paseo de Recoletos, los de Vista Alegre y Buena Esperanza en Carabanchel y otro buen número de villas, murió en 1883, a la edad de 72 años, con una cuantiosa deuda.

El barrio de Salamanca

El Ensanche de Carlos María de Castro formaba parte de un plan, inspirado en el urbanismo de Haussmann en París, que proponía ampliar casi dos millones de hectáreas al norte y y noroeste de Madrid: fue aprobado en 1860 con el impulso del ministro de Fomento, Claudio Moyano, y supuso triplicar la superficie de la ciudad, que había duplicado su población y rondaba los 300.000 habitantes.

Al empresario del ferrocarril no le costó adivinar el potencial de los terrenos aledaños a la Puerta de Alcalá, y tras comprar terrenos en el actual barrio de Recoletos, donde levantó su propio palacio –hoy sede de la Fundación BBVA–empezó a construir bulevares , avenidas en cuadrícula y casas a la francesa, con agua corriente, un espacio reservado para la alta burguesía que podía pagar aquellas modernidades, que incluían tranvías de mulas hacia el centro de la ciudad. Pero las tensiones políticas de la época –la Revolución Gloriosa que acabó con el reinado de Isabel II– dieron al traste con sus intereses económicos, y tras perder millones, el marqués de Salamanca acabó por entregar el barrio a unos banqueros parisinos para saldar parte de sus préstamos.

La estatua

José de Salamanca y Mayol tiene una estatua, obra del escultor barcelonés Jerónimo Suños, en la plaza que lleva su nombre: anteriormente estaba entre las calles de Lista y Velázquez. El memorial fue impulsado por el Ayuntamiento de Alberto Aguilera, que quiso celebrar con una colección de estatuas dedicadas a diferentes próceres la mayoría de edad de Alfonso XIII en 1902.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El empresario del ensanche

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    702 | Marta Pedrosa - 24/10/2018 @ 11:45:03 (GMT+1)
    Hay un nuevo libro sobre su figura, escrito por su tataranieta: Mi lucha por una nueva España, memorias del marqués de Salamanca. Muy recomendable.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.