www.gacetaslocales.com

¡Muévete y activa tus piernas! Así, las liberarás de la pesadez y contribuirás a su belleza. Hemos reunido para ti los consejos más efectivos para que te lleven a todas partes, mucho más ligeras

CON ELLAS, TUS PIERNAS MÁS LIGERAS. Algunas plantas estimulan la circulación venosa, te aportan firmeza a la piel y la mantienen hidratada.
• El aloe vera ayuda a que la sangre fluya con mas facilidad. Estimula la circulación y tiene propiedades antiinflamatorias. Mejora la firmeza de la piel y la hidrata.
• El mentol y el alcanfor ofrecen una beneficiosa sensación refrescante, al tiempo que tonifican y revitalizan la piel.
• El Ginkgo biloba mejora la circulación de la sangre y refuerza la resistencia capilar.
• La vid roja es rica en taninos y vitaminas A, B1, B5, B6 y C. Es un excelente tónico que protege los capilares sanguíneos y mejora su funcionamiento.
• El rusco tiene saponósidos  (vitamina P) antiinflamatorios y antiedematosos.
• Hamamelis, regula la circulación gracias a su contenido en taninos y flavonoides. 
• Castaño de indias: Sus flavonoides y taninos impiden la formación de varices.
CON ELLAS, TUS PIERNAS MÁS LIGERAS. Algunas plantas estimulan la circulación venosa, te aportan firmeza a la piel y la mantienen hidratada. • El aloe vera ayuda a que la sangre fluya con mas facilidad. Estimula la circulación y tiene propiedades antiinflamatorias. Mejora la firmeza de la piel y la hidrata. • El mentol y el alcanfor ofrecen una beneficiosa sensación refrescante, al tiempo que tonifican y revitalizan la piel. • El Ginkgo biloba mejora la circulación de la sangre y refuerza la resistencia capilar. • La vid roja es rica en taninos y vitaminas A, B1, B5, B6 y C. Es un excelente tónico que protege los capilares sanguíneos y mejora su funcionamiento. • El rusco tiene saponósidos (vitamina P) antiinflamatorios y antiedematosos. • Hamamelis, regula la circulación gracias a su contenido en taninos y flavonoides. • Castaño de indias: Sus flavonoides y taninos impiden la formación de varices.

Alivia tus piernas cansadas

viernes 11 de mayo de 2018, 11:18h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La sensación de pesadez en las piernas, que afecta a un 20% de las mujeres y a un 10% de los hombres, se debe, en primer lugar, a problemas de circulación. Existe una predisposición genética a sufrir insuficiencia venosa, pero también hay factores que contribuyen a que las piernas pierdan su ligereza, como los tratamientos hormonales, el estreñimiento crónico o, en el caso de la mujer, etapas concretas, como el embarazo o la menopausia.

La sensación de hinchazón y de piernas cansadas se agrava aún más cuando se tiene un trabajo sedentario o en el que hay que estar mucho tiempo de pie.

Piernas más ligeras

Repasa tus hábitos, compáralos con estas sugerencias y ponlas en práctica. Te ayudarán a mantenerlas en forma:

• Aliméntate equilibradamente. Una dieta sana a base de fruta y verdura mejorará el tránsito intestinal, contribuirá al buen funcionamiento del organismo e inducirá directamente en la salud de las piernas. Recuerda que el exceso de peso y el estreñimiento son perjudiciales, puesto que agravan el problema. Via libre pues a todos los alimentos que combatan la retención hídrica (sobre todo fruta y verdura cruda) y a un abundante consumo de líquidos: agua, infusiones, zumos y licuados.

• Siéntete ‘libre’. Evita el calzado incómodo y la ropa apretada que te dificulta la circulación. Usa medias elástica de compresión graduada.

• Mueve las piernas. No permanezcas quieta o sentada largos periodos de tiempo y anda descalza siempre que puedas. Tampoco permanezcas largo tiempo con las piernas cruzadas y mantenlas en alto siempre que te sea posible.

• Pantis de compresión. La acción externa de las medias de compresión se basa en un masaje decreciente que favorece el sistema de retorno venoso, por lo que actúan eficazmente en los casos de mala circulación. Su uso diario reduce los síntomas de cansancio y previene patologías más graves a largo plazo.

• Piernas en alto. Duerme con las piernas elevadas, regulando la altura de la almohada hasta conseguir una posición que te resulte cómoda.

• Evita el calor. Aleja las piernas de fuentes de calor (estufas, mantas eléctricas…)

• Mejor ducha que baño. Evita el agua muy caliente y termina con un buen chorro de agua fría en las piernas en sentido ascendente. Utiliza un gel energizante para activar la circulación sanguínea. Y una vez a la semana libera la piel de células muertas con una buena exfoliación.

• No a los tóxicos. Evita el alcohol y el tabaco.

¡Ponte en marcha!

El ejercicio es siempre un buen complemento para ayudarte a recuperar o mantener las piernas en plena forma. Camina a paso ligero durante 30 minutos al día o inicia una actividad física constante: natación, bicicleta, Yoga o Pilates.

Practicar deporte con moderación y constancia potencia la combustión de calorías, impide la acumulación de grasas, tonifica los músculos y favorece la circulación.

Rosa Girona

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.