www.gacetaslocales.com

Entrevista a Jesús Carmona

La danza no entiende de fronteras
Ampliar

La danza no entiende de fronteras

lunes 12 de marzo de 2018, 14:01h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Así lo vive este bailaor barcelonés a quien entrevistamos durante los días que actuó en el emblemático Corral de la Morería de Madrid, de camino a Londres y una posterior gira por Estados Unidos...
La danza no entiende de fronteras

Con sólo 32 años, Jesús Carmona es uno de los máximos exponentes del flamenco. Dicen los críticos y especialistas en este arte que es un bailaor inteligente, disciplinado y elegante, con infinitos recursos y con grandes posibilidades para crear. Ahora acaba de estrenar su espectáculo Camino, en el Corral de la Morería de Madrid, que recorre las etapas históricas del flamenco, de sus orígenes en las calles y los primeros cafés cantantes hasta la fundación de Corral de la Moreria en 1956.

–Del 18 al 22 diciembre de 2017 estuviste actuando en Tasmania, en la galería Pharos del Museo Mona de Hobart. ¿Cómo fue la idea de llevar allí tu espectáculo? ¿Cómo respondió el público australiano? ¿Qué aprendiste de esa experiencia?

–Se pusieron en contacto con nosotros para proponernos formar parte de la apertura de la nueva zona del museo ‘Faro’ y nos pareció una idea fantástica aunar un arte con tanta tradición como es el flamenco con las obras con carácter modernista del museo.

El público reaccionó como en el resto del mundo, con una acogida espectacular y una efusividad extraordinaria. Aprendí que el flamenco es capaz de hacer que las fronteras culturales desaparezcan y descubrí un país que ama las artes y respeta el flamenco. Conocí a personas maravillosas llenas de conocimientos y experiencias enriquecedoras.

–Hemos podido verle actuar en Corral de la Morería. ¿Cómo ha ido el espectáculo? ¿Con ‘Camino’ quiere mostrar todas las etapas del flamenco que ha vivido? ¿Qué diferencias hay entre ‘Impetu’s’ y ‘Camino’? ¿Qué supone para usted la Escuela Bolera? ¿Qué palos del flamenco toca?

–El espectáculo ha ido muy bien. Está pensado para el Corral de la Morería y la verdad que esta calando muy bien en el público. Con Camino quiero mostrar de una forma muy sintetizada, el recorrido por los diferentes espacios que ha hecho el flamenco, desde las tascas y las fiestas en las calles, a la aparición de los primeros cafés cantantes o tablaos, con el tránsito a los grandes teatros.

La diferencia entre Impetu’s y Camino es abismal, ya que este segundo es un formato pequeño para tablao donde se trabaja la tradición de este arte centenario e Impetu’s es una producción de gran formato para grandes escenarios donde muestro mi personal y particular visión del flamenco y de la danza, son dos espectáculos y dos conceptos totalmente diferentes.

La escuela bolera es una danza que esta ligada al flamenco y a nuestra cultura y yo la respeto mucho y me parece que hacia falta rescatarla para un formato de tablao donde otro tipo de público la pudiera disfrutar. Tocamos muchos palos del flamenco como pueden ser, alegrías, tarantos, pregones, fandangos, solea, bulerías, sevillanas y alguno mas.

–El Corral se inauguro en 1956 y han pasado muchos artistas como El Güito, Manuela Vargas, El Cigala o Antonio Canales ¿Qué siente al actuar en un sitio tan especial? ¿De niño fue a ver algún artista y se imaginó que algún días seria usted el protagonistas? ¿Con que artistas le hubiera gustado actuar que no ha podido?

–Para mí, estar en Corral de la Morería haciendo un espectáculo encargado por ellos es un honor y una responsabilidad, soy feliz de poder pisar esas tablas tan emblemáticas para el flamenco en Madrid. De niño, cuando iba a ver cualquier espectáculo de flamenco, siempre me imaginaba en el escenario y el haberlo conseguido es una de esas metas que he tachado de mi lista. Con muchos artistas que por mi edad no pude conocer como Antonio Gades, Farruco y un largo etc.

–Participa en la edición XV del Flamenco Festival que te llevará a actuar en Londres, en el teatro Sadler’s Wells y en Manchester, en el The Lowry, con capacidad para más de 1.000 personas. ¿Qué espera del público ingles? ¿Les gusta el flamenco? ¿Se emocionan al verlo?

–Del público inglés espero que tengan la misma reacción que han tenido en las tres últimas ediciones que he estado formando parte de las diferentes galas flamencas. Este es mi cuarto año en Flamenco Festival con mi espectáculo y estoy seguro que va a ser un éxito. Hay un público muy amplio para el flamenco en Londres y saben lo que van a ver, no se les puede engañar con cualquier cosa, son exigentes, pero si les das calidad responden con sus fuertes aplausos y vitorees.

–El 10 de marzo actúa en Boston; el día 11, en Nueva York, y después en Porland, con su espectáculo ‘Ímpetu’s’. ¿Cómo nació este espectáculo?¿Desde su creación en 2015, cómo ha evolucionado ‘Ímpetu’s’? ¿Qué diferencia ve entre el público norteamericano y el español?

–Este espectáculo se creó desde una necesidad propia por crear y experimentar desde mis sentimientos. Refleja cómo soy como artista y como persona, y en su recorrido es donde muestro todas mis facetas, tanto como interprete como coreógrafo. Un espectáculo, en mi opinión y desde mi experiencia, está en constante crecimiento y evolución. Desde su estreno en 2015, ha habido muchas actuaciones y, por supuesto, que ha madurado el espectáculo al igual que yo.

En cuanto al público, no veo diferencias entre una parte del mundo o de otra, por que el flamenco es internacional y va directo al alma y el corazón de las personas y eso no entiende ni de colores, ni de ideologías. Las artes están por encima de los mapas.

–En abril se estrena ‘Amator’, su quinto montaje, en el teatro Juan Bravo de Segovia. ¿Nos podria adelantar algo de cómo va a ser? ¿Se parece al anterior? ¿Qué flamenco se van a encontrar los que vayan a verlo?

Amator es un espectáculo en el que tengo mucha ilusión y mucha fe, porque es un paso más en mi carrera y en mi crecimiento como artista y persona. Habla sobre la capacidad de amar un arte que abarca toda tu vida y sobre como no tener miedo a amar al teatro, al público y las locuras que a uno se le pasan por la cabeza. Se rompen muchas barreras en este espectáculo, tanto arquitectónicas (ya que hacemos desaparecer esa cuarta pared invisible del teatro que es el escenario), como de espacio: buscamos un público activo, ellos serán los observados en vez de los observadores. Es muy diferente a mis trabajos anteriores y he querido tener dos bailes coreografiados por dos artistas muy diferentes a mí, a los que respeto y admiro mucho: Nino de los Reyes y Marco Flores, y la dirección artística la comparto con Rafaela Carrasco.

La danza no entiende de fronteras
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.