www.gacetaslocales.com

Durante los primeros años de la crisis, reventó el mercado con su libro El economista camuflado

Tim Harford,  periodista de la BBC y del 'Financial Times', reúne en su nuevo libro las historias detrás de '50 innovaciones que han cambiado el mundo' (Conecta),  y que ayudan a entender cómo funciona la sociedad actual en la que vive el ser humano.
Ampliar
Tim Harford, periodista de la BBC y del 'Financial Times', reúne en su nuevo libro las historias detrás de '50 innovaciones que han cambiado el mundo' (Conecta), y que ayudan a entender cómo funciona la sociedad actual en la que vive el ser humano.

Tim Harford: “Continuamente descubrimos cosas nuevas, incluso algunas muy básicas”

lunes 12 de marzo de 2018, 13:35h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Ahora, el británico Tim Harford, columnista habitual del Financial Times y uno de los divulgadores económicos de referencia, presenta en nuestro país su obra Cincuenta innovaciones que han cambiado el mundo, un libro sobre los objetos y las ideas que explican la sociedad actual, desde el pasaporte al gramófono, los robots, los videojuegos o algunos modelos de muebles de Ikea...

El autor, que niega que su libro sea una compilación de las innovaciones “más importantes”, reivindica, no obstante, el legado del papel que, a su juicio, representa “una de las invenciones que todo el mundo pasa por alto. Todos hablan de la imprenta de Gutenberg, pero nadie habla del papel”, lamenta.

El británico destaca estas innovaciones por la manera en que ha cambiado a la sociedad y a la economía, pero reconoce que no todas han sido beneficiosas. “Ha habido algunas innovaciones que han sido perjudiciales, la más obvia es el alambre espino”, considera Harford, que dice que este invento contribuyó a la alineación de las tribus nativas americanas, al estilo de vida de los cowboys tradicionales y estuvo presente en los campos de concentración. Asimismo, incluye en la lista de invenciones perjudiciales el banco y la sociedad limitada –que también recoge en sus 50 innovaciones que han cambiado el mundo–, así como aquellos elementos que han dado lugar en “productos derivados complejos. Han hecho que el sistema financiero se haya convertido en un sistema con muchísimo más riesgo, que ha contribuido a la crisis financiera de 2008”, argumenta.

Harford asegura que no le gusta la tecnología detrás de Facebook, “pero no creo que debamos echarle a las redes sociales la culpa de los cambios en la política americana. La principal fuerza responsable de que Trump se acercara durante la campaña a la presidencia fue la televisión, los medios tradicionales le prestaron una atención desmedida. La gente no podía parar de hablar de Trump y él supo usarlo en su campaña”.

Lo que más preocupa a Harford, que además de economista es periodista, no es el presente sino el futuro: “ya hay porno falso, en el que se recrea la imagen de actrices famosas como si ellas fueran las protagonistas. Cada vez es más fácil usar esta tecnología y el siguiente paso será crear vídeos falsos de Donald Trump. El problema más grave que veo no es que la gente tome por bueno un vídeo falso de Trump, sino que el presidente de Estados Unidos haga o diga algo y luego pueda salir a negar que realmente fuera él. Lo peor no es que la gente crea mentiras, sino que deje de creerse la realidad. Es aterrador”.

Harford se define como un economista de lo cotidiano. Su primer libro, empezaba con una taza de café como excusa para mostrar las fuerzas invisibles de la economía que explican por qué en el Starbucks costaba tres veces más que en otra cafetería de en frente. “Una de las razones por la que la gente cree que la economía es aburrida es porque asocian la información económica a si la bolsa sube o si la bolsa baja. Y, por supuesto, es mucho más. La economía está también, por ejemplo, detrás de los ascensores. “Son servicios de transporte masivo: transportan a cientos de millones de personas cada día”, explica en Cincuenta Innovaciones que han cambiado el mundo. “El hecho de que tantas personas puedan trabajar juntas en edificios gigantes construidos sobre espacios tan compactos es posible únicamente gracias al ascensor”.

Otros inventos, como el código de barras o la cadena el frío, explican igualmente la economía moderna. Lo que comemos, lo que compramos y dónde vivimos tiene una explicación económica detrás de las tecnologías que lo hacen posible. “No basta con que un invento sea bueno, hace falta encontrarle utilidad. Creemos que ya dominamos los smartphone, pero solo llevan 11 años con nosotros. Seguramente sea pronto para saber cómo van a cambiar el mundo”.

“La innovación está viviendo un aumento exponencial en la innovación digital y esto puede traer cambios dramáticos”, añade Harford. “Los vehículos sin conductor hace diez años parecían una broma y ya están aquí”.

¿Le tiene miedo Harford a los robots? “Si las máquinas hacen el trabajo del futuro, simplemente tendremos que organizar nuestro sistema económico de otra manera”, afirma este economista con un optimismo vital perenne.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.