www.gacetaslocales.com

Recomendaciones de especialistas médicos

La importancia de usar el calzado adecuado

El muy importante cuidar que el calzado de los pequeños sea el adecuado para cada actividad diaria, de manera que no cojan 'vicios' difíciles de corregir más adelante.
Ampliar
El muy importante cuidar que el calzado de los pequeños sea el adecuado para cada actividad diaria, de manera que no cojan 'vicios' difíciles de corregir más adelante.
jueves 19 de septiembre de 2019, 12:00h
A medida que el niño va creciendo, su pie va cambiando. Al principio tienen una planta muy ancha con una almohadilla grasa a nivel del arco plantar que hace que tengan un pie plano durante sus primeros años. A medida que el pie se va desarrollando, la planta deja de ser tan ancha y a los cinco años, la mayoría de los niños ya tiene el arco plantar bien definido.

“Para que los pies se desarrollen con normalidad durante toda la infancia –explica el Dr. Ballester, responsable de esta unidad en Creu Blanca– existen una serie de recomendaciones en cuanto al uso de calzado y también ciertas ideas a desmitificar”.

Ligeros y estables

Usar zapatos ligeros, sobre todo cuando los niños son pequeños para que puedan moverse con total libertad sin exceso de peso.

– Es mejor que el calzado sea bajo dejando el tobillo libre para que se pueda mover sin restricción. Aunque, de forma paralela, el tobillo debe quedar bien sujeto para que la estabilidad sea correcta y se evite la tendencia natural de girar los pies hacia adentro al caminar.

– Que la parte delantera del zapato tenga forma rectangular y el ancho sea suficiente para que los dedos tengan libertad de movimiento.

– Que quede un espacio de 1,5cm aproximadamente. entre la punta del dedo pulgar y la punta del zapato. Se debe revisar el calzado de los niños a menudo, ya que los pies crecen rápido en estas edades y en solo tres meses puede ser necesario cambiar de número.

– La suela debe ser flexible, que permita ejercitar la musculatura del pie.

– La suela también ha de ser antideslizante para evitar caídas.

– El material del zapato ha de ser transpirable para evitar infecciones por hongos, propiciadas por el calzado que no deja transpirar el sudor.

– Se ha de vigilar que el calzado no provoque rozaduras.

– Mantener los pies de los niños secos, cambiando calzado y calcetines cuando realizan alguna actividad deportiva.

Otro de los mitos al que sí debemos hacer caso, según los doctores, es que es desaconsejable aprovechar el calzado de un niño para otro, ya que cada pie amolda el calzado de una forma distinta.

Adios a falsos mitos

No pasa nada si los niños caminan descalzos, siempre que el terreno lo permita, por temperatura y condiciones de seguridad. Caminar descalzo en ciertas superficies como la arena de la playa es muy recomendable para el desarrollo de la musculatura, siempre vigilando que no haya objetos con los que puedan lastimarse. Existe además el mito que caminar descalzo provoca resfriados, algo que los especialistas niegan.
Entre los falsos mitos a desterrar se encuentran los relacionados con caminar descalzos: no sólo no se resfrían, sino que es positivo hacerlo desde edades tempranas.
Ampliar
Entre los falsos mitos a desterrar se encuentran los relacionados con caminar descalzos: no sólo no se resfrían, sino que es positivo hacerlo desde edades tempranas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.