www.gacetaslocales.com

Especial Calle Ayala

La calle de Ayala es una vía bien comunicada mediante el transporte sostenible y ecológico

El paisaje ha cambiado con el paso de los años en la calle de Ayala, como en el resto del centro de la capital, y las nuevas formas de desplazarnos aparecen en su foto fija: ‘carsharing’ y Bicimad.
Ampliar
El paisaje ha cambiado con el paso de los años en la calle de Ayala, como en el resto del centro de la capital, y las nuevas formas de desplazarnos aparecen en su foto fija: ‘carsharing’ y Bicimad. (Foto: miguel garrote)
sábado 23 de febrero de 2019, 09:00h
No cabe la menor duda de que la de Ayala es una vía bien comunicada, como todo el barrio de Salamanca. Pero, ahora, además, han hecho aparición los coches y bicis eléctricas con su propuesta más ecológica y sostenible.
La calle de Ayala es una vía bien comunicada mediante el transporte sostenible y ecológico
Ampliar
(Foto: miguel garrote)

Algo ha cambiado en la calle de Ayala. Bueno, algo ha cambiado en realidad en todas las calles del centro de Madrid. Se trata de la aparición en la foto fija de su día a día de los vehículos que utilizan los madrileños como nuevas formas para desplazarse por el interior de la ciudad. Bicimad, por ejemplo, las bicicletas eléctricas municipales de alquiler cuentan con dos estaciones en la calle de Ayala, además de algunas próximas en calles perpendiculares. Junto a ellas, la gran novedad son los vehículos de ‘carsharing’, coches, motocicletas y hasta bicicletas eléctricos de alquiler por minutos y sin conductor. A todos ellos se le sumarán en breve la llegada de los patinetes de alquiler, tras el visto bueno del Ayuntamiento.

Y es que la calle de Ayala es una de esas vías perpendiculares del denominado ensanche de Madrid que discurre desde el paseo de la Castellana hasta la calle del Doctor Esquerdo, en paralelo a la calle de Goya y encontrándose en su recorrido con vías de la importancia de Serrano, Velázquez, Príncipe de Vergara, Conde de Peñalver o Alcalá.

Muy bien comunicada por transporte público, gracias a la proximidad a estas grandes vías, nos será fácil llegar hasta ella si nos bajamos en cualquiera de las paradas de Metro o autobús de la calle de Goya –Serrano, Velázquez, Goya o Manuel Becerra– o de José Ortega y Gasset –Lista–.

El peatón, el gran protagonista

Una vez en ella, el peatón es protagonista en Ayala. Si bien las aceras no son especialmente anchas en algunos tramos de la calle, lo cierto es que la gran mayoría de sus cruces están protegidos por las ‘orejas’ que se crearon en la denominada Operación Peatón, que en la práctica supuso el ensanche de las aceras y la ubicación de grandes jardineras en las confluencias de las calles del ensanche, creando zonas estanciales, libres de coches y pasos de peatones ‘protegidos’. En algunos de ellos hasta se han ubicado bancos, donde pararse a descansar.

Si se prefiere venir en vehículo privado, se puede optar por la motocicleta o el coche, pues existen varios aparcamientos para motocicletas y dos subterráneos –a la altura del 38 y el 66–.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.