www.gacetaslocales.com

Director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, SEMINCI 2019

Javier Angulo: “El cine de autor no tiene por qué ser aburrido”

Javier Angulo: “El cine de autor no tiene por qué ser aburrido”
Ampliar
viernes 25 de octubre de 2019, 12:18h

El director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, SEMINCI, se llama Javier Angulo, lleva once años dirigiendo este festival de cine de autor y promoviéndolo entre el gran público, con el propósito de que este tipo de cine no se quede en circuitos cerrados. En esta entrevista exclusiva, nos desgrana muchos aspectos de su trabajo.

Javier Angulo es, ante todo, un buen periodista de San Sebastián que, hace muchos años, emigró a Madrid para hacer carrera y lo logró. Entró a trabajar en el grupo Prisa (“El País”, Cadena SER) y allí, acabó lanzando la conocida revista de cine Cinemanía, que compite mano a mano con la mítica Fotogramas.

Angulo es un hombre campechano, a pesar de su mastodóntica experiencia en los medios, en general, y en el mundo de la información y gestión cinematográfica, en particular. En realidad, viéndole y hablando con él en persona no parece en absoluto un director, sino un espectador amable que te cuenta cosas interesantes, siempre con una sonrisa y, si se tercia, con una mirada cómplice.

Esa mirada que desea que todos tengamos hacia el cine de calidad y que lo está consiguiendo con este entrañable e interesante festival, que ya lleva funcionando la friolera de 64 años.

Pregunta. ¿Se trabaja mucho en un festival como éste..?

Javier Angulo. Sí porque, por ejemplo, el año pasado, fue un año muy duro y complicado. Acabamos todos agotados. Pero, el resultado fue bueno, tanto desde el punto de vista de la crítica, como del público. También fue muy buena la repercusión del festival: los retornos pasaron de 17 a 23,5 millones. Eso nos hubiera costado toda la presencia en medios de comunicación.

P. También está llevando a cabo un importante esfuerzo por atraer a las salas de cine del festival a los más jóvenes…

J.A. Sí, cada año, crece la presencia de los espectadores más pequeños. También crecemos en número de espectadores adultos.

P. ¿Es difícil aunar cine de autor, como es el caso de la SEMINCI, con famosos?

J.A. Para nosotros, lo prioritario es el cine en sí mismo. Bien es cierto que intentamos que sea cine de autor no para todos los públicos, sino con la exigencia de que sea comprensible por un público amplio. Yo no soy partidario de ese cine de autor minoritario o cuasi experimental, que solamente se queda en sus círculos cerrados. Como director del festival, quiero que las salas de cine se llenen, tanto de jóvenes, como de mayores. Desde mi punto de vista, el cine de autor no tiene por qué ser aburrido ni difícil de entender, sino que nos tiene que transmitir emociones, que todo el mundo sea capaz de emocionarse con una película.

P. Hay algunos que piensan que su festival solo proyecta dramas…

J.A. Porque el mundo está lleno de ellos. Echar una mirada a nuestras vidas no nos ayuda a ser muy optimistas. El mundo está decepcionante, tanto para los jóvenes, como para los que ya no lo somos. También está lleno de dramas humanos. Nosotros somos unos privilegiados, que vivimos muy bien en Europa. Pero, el mundo está en una deriva populista, cuasi fascista y de insolidaridad. Todo esto no es muy apetecible. En concreto, hay muchos dramas familiares y es que la familia es el foco del conflicto en sí misma. Así ha sido la historia del cine. La familia es un universo en miniatura.

Lo que intento como director es que, por encima de todo, se encuentre la calidad de las películas y, luego, me gustaría llevar a la práctica dar espectáculo en las calles: una alfombra roja, unos premios, unos homenajes a famosos porque eso crea ambiente y atmósfera de cine.

Producción de cine español de autor

P. ¿Cómo fomenta el festival la producción de películas de autor de factura española?

J.A. Antes de llegar yo a encargarme de la dirección del festival, hace once años, se dice que a las producciones españolas de autor no se les trataba bien. Esto se ha acabado. Es más, si hay en el mercado una buena película española, el festival se inaugura con ella. Asimismo, aquí programamos el cine español que se puede y que tiene nivel. No obstante, en los últimos tiempos, el festival de cine de San Sebastián ha decidido hacer de la necesidad virtud y, como no consigue más que una pequeña parte de películas de estreno mundial, lo que ha empezado a hacer es estrenar mundialmente películas españolas y latinoamericanas. Por ello, a los otros festivales nos pone complicado estrenar cine español.

P. Por cierto, ¿tiene la SEMINCI buena relación con los festivales de San Sebastián y de Málaga, éste precisamente especializado en cine español?

J.A.- ¡Magnífica!. Me llevo bien con todos los festivales, porque pienso que hay sitio para todos. Incluso, he llegado a estar en un mercado o festival y he llamado a los directores de estos otros festivales pensando que les interesaría en su programación. Mi filosofía profesional es colaborativa. Además, nunca podría pensar en competir con el festival de San Sebastián…

Negocios festivaleros

P. ¿Tiene pensado fomentar más el negocio de la industria dentro del festival?

J.A. Sí. Ya lo venimos haciendo a través del mercado 'Encuentra distribución de SEMINC', en el que invitamos a unos veinte distribuidores de cine. Y año tras año, estamos consiguiendo que una media docena de películas que no tiene distribución, que aquí las compren los distribuidores españoles.

Por otro lado, organizamos foros, como el de las mujeres de cine. Cada año, los organizamos sobre colectivos específicos para mostrar y debatir su situación.

P. ¿Cómo consigue el festival que los jóvenes se interesen por el cine de su programación?

J.A.- Invitando a colegios, a través de la programación 'Miniminci'. Solemos atraer a unos quince mil chavales de educación Primaria y unos diez mil chavales, de Secundaria. Todos ellos provienen de toda la comunidad autónoma de Castilla y León. La única manera de promover el cine entre los jóvenes es que lo vean en una sala con pantalla grande, porque están acostumbrados a verlo en pantallas pequeños. En muchos casos, nunca han entrado en una sala de cine. Nuestro propósito es que vean el cine en sala y luego, en su colegio, que debatan las películas que en el festival han visto. También promovemos que los jóvenes vayan al cine en grupo. No podemos llegar a cerca de cien mil espectadores en el festival, cada año, sin contar con los jóvenes.

P. Por último, ¿qué proyectos tiene entre manos?

J.A. Continuar con los ciclos dedicados a países no conocidos por su cine, como Georgia, que este año presenta un interesante grupo de películas.

Javier Angulo: “El cine de autor no tiene por qué ser aburrido”
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.