Edición 7
8 de diciembre de 2019, 4:44:38
Especiales

El pasado 29 de octubre se celebró el Día Mundial del Ictus, enfermedad de la que, en nuestro país, cada año aparecen 120.000 casos nuevos


Para prevenir la aparición de un ictus

Por Gacetas Locales

El día 29 de octubre se conmemora en todo el mundo el Día Mundial del Ictus. Tal y como destaca el Dr. Jaime González-Valcárcel, Coordinador de la Unidad de Ictus de Quirónsalud Madrid, “el ictus es una patología grave, con importantes consecuencias socio-sanitarias y desconocida por gran parte de la población. Es la primera causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda causa a nivel global en España, primera causa de discapacidad en adultos y segunda causa de demencia. Cada año se producen 120.000 nuevos afectados en España; uno de cada seis españoles va a sufrir un ictus a lo largo de su vida”.


Por su parte el Dr. Rafael Arroyo, Jefe de Departamento de Neurología del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo y del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, señala que los principales factores de riesgo a la hora de sufrir un ictus son hipertensión, fibrilación auricular, diabetes, sedentarismo y consumo de tabaco, responsables de las 2/3 partes de los ictus que se producen entre la población.

Para concienciar a la población de la importancia de mantener hábitos de vida saludable y prevenir los factores de riesgo de sufrir un ictus, la Unidad de Ictus, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, organizó una acción en la que se ofreció, a todas las personas interesadas, la realización de un ‘screening’ de fibrilación auricular. “Se estima que entre el 1 y el 2% de la población general padece fibrilación auricular, una patología que va en aumento debido a que está ligada a la edad; de hecho, algunos estudios estiman que más de un millón de españoles pueden padecer fibrilación auricular, de los cuales alrededor del 20% lo desconoce. Detectar la fibrilación auricular, una de las principales causas de ictus, a tiempo va a permitir prevenir la aparición o el desarrollo de un ictus”, destaca el Dr. Arroyo.

La Unidad de Ictus del complejo universitario Ruber Juan Bravo ha recibido desde su creación una media de 300 pacientes al año, con una estancia media en la Unidad de 1,9 días y una estancia media de hospitalización de 4,2 días, plazos “muy razonables”.

La Unidad de Ictus cuenta con una guardia de neurología y neuroradiología intervencionista 24 horas al día, y de un sistema de teleictus, permitiendo el acceso a los mejores tratamientos disponibles en la fase aguda del ictus. Con este sistema avanzado de telemedicina, la unidad ofrece este servicio urgente al Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, al Hospital la Luz y al Hospital Quirónsalud Sur.

La Unidad de Ictus asegura igualmente un seguimiento de los pacientes una vez dados de alta en consulta especializada de ictus, para asegurar un buen control de los factores de riesgo y adaptar los tratamientos de prevención fundamentales para evitar un nuevo ictus. Los resultados de la unidad, con un porcentaje de pacientes independientes a los 3 meses de haber sufrido un ictus del 76%, y una tasa de mortalidad por debajo del 7%, son cifras que nos sitúan en un nivel de excelencia de la asistencia ofrecida.

Más información, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, en los teléfonos 91 068 77 77 / 91 068 79 99 y en la web.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com