Edición 7
29 de enero de 2020, 22:15:04
Especiales

Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo


Chequeo para hombres de más de 50 años

Por Gacetas Locales

Los hombres, por lo general, tienden a cuidarse menos que las mujeres y a hacerse menos pruebas preventivas para el cuidado de su salud.


Vamos a enumerar algunas de las que se estiman recomendables:

–El cáncer de próstata es el cáncer más frecuentemente diagnosticado en los hombres y el número de casos crece anualmente. Los motivos de este incremento son el aumento de la longevidad y a la aparición de nuevas pruebas diagnósticas que permiten detectar el cáncer de forma mucho más temprana, como la resonancia magnética multiparamétrica de próstata, la biopsia de fusión o nuevas pruebas genéticas. No obstante, la prueba ‘reina’ es el antígeno prostático específico (PSA). No es un marcador específico del cáncer puesto que, a medida que la próstata va creciendo se produce un aumento de la producción de PSA, y hay próstatas benignas que tienen PSA por encima de los límites normales y sin cáncer.

–Cáncer testicular: este cáncer infrecuente se suele producir en los hombres entre 20 y 54 años. La sociedad americana del cáncer recomienda que todos los hombres se evalúen cuando acudan a una consulta médica rutinaria. Ante la más mínima sospecha o la presencia de una masa o bultoma en la zona, hay que acudir al urólogo para la realización de una ecografía testicular y análisis de sangre específicos. La autoinspección es importante por parte de los pacientes.

–El cáncer de colon es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer. Los hombres tienen un pequeño riesgo más elevado en comparación a las mujeres. La mayoría de los cánceres de colon se desarrollan lentamente. La mejor forma de prevenirlo es la realización de una colonoscopia a partir de los 50 años.

–El cáncer de piel y su forma más maligna, el melanoma, aumenta de forma significativa cuando los hombres envejecen. Los hombres mayores tienen el doble de probabilidad de desarrollar un melanoma y 2-3 veces más riesgo de cánceres de piel de células basales o escamosas. El riesgo se incrementa según la exposición solar que haya tenido el paciente a lo largo de su vida. Es importante un chequeo por un dermatólogo.

–El riesgo de tener hipertensión arterial se eleva con la edad. Está relacionado con el peso y el estilo de vida. Es importante controlarla para evitar una angina de pecho, un infarto de miocardio, un ictus o incluso una insuficiencia renal. Cómprese un aparato de medición de tensión arterial y de forma periódica, tómela.

–La tensión arterial tiene dos mediciones: la presión arterial sistólica es el número alto y refleja la presión en las arterias cuando el corazón late y la presión arterial diastólica, presión de las arterias entre los latidos. La tensión normal sanguínea se sitúa en 120/80 o menos. La tensión alta se produce cuando supera los 130/80 y entre esas dos medidas se puede hablar de prehipertensión.

–Los niveles de colesterol son otro elemento importante de control de la salud. Un alto colesterol LDL (el malo) puede producir placas en las arterias que incrementan el riesgo de enfermedades cardíacas. Los cambios en el estilo de vida y la medicación pueden reducir este valor. Un análisis de sangre en ayunas ayuda a determinar el perfil lipídico que incluye el colesterol total, el LDL colesterol (“malo”), el HDL colesterol (“bueno”) y los triglicéridos. A partir de los 35-40 años es necesario un análisis de este tipo.

–La diabetes es una de las enfermedades más prevalentes en la sociedad occidental. Un tercio de los norteamericanos tienen diabetes y no lo saben. La diabetes incontrolada puede conducir a enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedad renal, ceguera por el daño de las arterias de la retina y disfunción eréctil. Se puede evitar si se diagnostica a tiempo. La dieta, el ejercicio, la pérdida de peso y la medicación pueden controlar todo este proceso.

–El glaucoma o elevada tensión ocular, puede dañar progresivamente el nervio óptico y conducir a la ceguera. Por encima de los 50 años, todos los hombres deberían hacerse un chequeo oftalmológico completo.

Más información, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, en los teléfonos 91 068 77 77 / 91 068 79 99 y en la web.
Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.gacetaslocales.com