Edición 7
21 de octubre de 2019, 0:18:25
Centro

En breve comenzarán los desvíos en la M-30 para desmontar la tribuna


Manguerazos contra el polvo del Calderón

Por Víctor M. Feliú

Tras la denuncia de los vecinos y asociaciones del entorno y la visita del grupo municipal socialista esta misma semana, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado novedades para el entorno del estadio Vicente Calderón, cuya demolición estaba causando un aumento en la contaminación, tanto acústica como por los niveles de polvo en el aire. Ahora se anuncia más baldeo en la zona y un nuevo medidor.


La delegada de Obras y Equipamientos del Ayuntamiento de Madrid, Paloma García Romero, ha anunciado este jueves que las obras de demolición del estadio Vicente Calderón contarán con un medidor más de partículas de contaminación, llegando así a cinco, y se aumentará además el baldeo para evitar el mayor polvo posible a los vecinos.

"Nada que temer"

"Los vecinos no tienen absolutamente nada que temer", ha aseverado García Romero, quien ha apuntado que tanto los indicadores de ruido, doce en total, como los de partículas contaminantes sitúan los niveles registrados dentro de lo "razonable".

Visita con las asociaciones y vecinos

García Romero se reunía tras algo más de hora y media "al máximo nivel" con asociaciones de la zona, AMPAS de colegios e institutos cercanos. Han estado presentes asimismo el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes; la concejala-presidenta de Arganzuela, Cayetana Hernández, y miembros del área de Medio Ambiente y Movilidad, y Madrid Salud.

Paloma García Romero ha señalado que son "unas obras complicadas", pero que la intención del Consistorio es "minimizar perjuicios", por lo que "se riega diariamente y se utilizan máquinas barredoras", así como se utiliza la maquinaria más adecuada.

¿Qué hacer con la M-30?

Aún no se ha decidido si la M-30 bajo la tribuna del antiguo estadio del Atlético de Madrid será soterrada o cubierta. Sí ha señalado Romero que con el desmonte de la tribuna "comenzará el desvío de la M30", algo que calcula sucederá "en octubre y durará hasta finales de febrero y marzo". "Posteriormente se volverá a la M-30 hasta que se tome la decisión".

La obra de demolición del estadio estará completada a finales de febrero, principios de marzo, mientras que las obras de urbanización del entorno Mahou-Calderón se prolongarán durante un año y medio. "Todos los plazos se están cumpliendo", ha indicado.

Relativa satisfacción entre los vecinos

Por su parte, los vecinos han afirmado salir de la reunión "relativamente satisfechos", sobre todo por "retomar una comunicación que comenzó en febrero".

En estos términos se ha manifestado Susana de la Higuera, miembro de la asociación de vecinos Pasillo Verde Imperial, y miembro de AMPA, quien ha puesto en valor la "voluntad" del Consistorio de "cuidar estas obras por el impacto que tienen".

Asimismo han calificado de "muy positivo" que los datos de contaminación acústica y de partículas se publique en el Portal de Transparencia.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com