Edición 7
18 de agosto de 2019, 9:30:31
Especiales

Servicio de ORL, complejo hospitalario Ruber Juan Bravo


Consulta de voz, de disfagia y de ronquido

Por Gacetas Locales

Dentro de la especialidad de ORL existen una serie de patologías que, por su especificidad y complejidad, requieren mayor tiempo de consulta y una exploración más individualizada, así como la utilización de medios diagnósticos específicos.


Por ello, el Servicio de ORL del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, dirigido por el Dr. Joaquín Alacio, ha puesto en marcha tres consultas específicas con el fin de ofrecer una mejor atención para los pacientes:

• Consulta de Voz: consta de una exploración e interrogatorio general ORL, con especial relevancia a los datos y las características de la voz de cada paciente.

Se realiza fundamentalmente un análisis acústico de la voz y el estudio de la onda mucosa de las cuerdas vocales por medio de la estroboscopia laríngea, que permite definir patrones de normalidad y patológicos que pueden quedar enmascarados en un examen rutinario. Es importante la documentación gráfica de los trastornos, de forma que pueda planificarse la mejor alternativa de tratamiento quirúrgico o rehabilitador en colaboración con los expertos en foniatría-logopedia.

• Consulta de disfagia: el aumento de la esperanza de vida y la mejora de las expectativas en los pacientes con déficits neurológicos tras procesos agudos o en el curso natural de sus procesos evolutivos, ha supuesto un aumento en los problemas de seguridad en la alimentación por vía oral de estos pacientes. La vía natural para alimentarse es la ingesta oral, sin embargo, en muchos de estos pacientes, al ingerir alimentos, éstos pasan a la vía respiratoria, provocando la aspiración de alimentos y la aparición de patología respiratoria.

En la consulta de disfagia se prueban, mediante control de endoscopia, distintas consistencias o clases de alimentos para encontrar la mejor y más segura para una nutrición correcta; además, se recomiendan distintas estrategias posturales y, con la incorporación de rehabilitadores foniatras-logopedas, se establecen pautas que permitan al paciente mantener la vía oral para su correcta alimentación.

La prueba dura en torno a 30 minutos y puede realizarse a pacientes con problemas de movilidad o pluripatológicos, sin las limitaciones que suponían las pruebas radiológicas, que se realizaban hasta ahora, que impedían realizar este tipo de pruebas en estos pacientes.

• Consulta de ronquido: la incidencia del ronquido y de los síndromes de apnea del sueño ha aumentado de forma considerable en los últimos tiempos. El abordaje se debe hacer de forma multidisciplinar, participando en ella neumólogos, neurólogos y especialistas en ORL.

La causa del problema suele encontrarse en la vía aérea superior, fosas nasales y faringe, y puede detectarse con las pruebas de sueño como la polisomnografía o la poligrafía respiratoria.

La cuestión es que los datos que se obtienen en la consulta no siempre son reales, porque el problema de los pacientes se produce durante el sueño. Para intentar una valoración más aproximada al problema y las posibles soluciones se utiliza un estudio específico denominado DISE –por sus siglas en inglés, Estudio Endoscópico del Sueño Inducido–, donde se realiza una endoscopia al paciente tras haberle inducido al sueño con medicación.

Con esta exploración puede obtenerse información acerca de los lugares de obstrucción, diseñando alternativas de tratamiento quirúrgico, mediante férulas de adelantamiento mandibular o a través de la utilización de dispositivos de presión positiva (CPAP).

Más información, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, en los teléfonos 91 068 77 77 / 91 068 79 99 y en la web.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com