Edición 7
20 de agosto de 2019, 4:49:36
Empresas

Especial Mercados de Madrid


Retorno al mercado de toda la vida

Por Gacetas Locales

Si somos sinceros, reconoceremos que tras la independencia del nido materno, dejamos de ir al mercado a hacer la compra arrastrados por las prisas y los horarios imposibles. Pero, ha llegado el momento de coger el carrito, recuperar las buenas costumbres y redescubrir esos lugares mágicos, que guardan el sabor de lo artesano y conversaciones como las de antes.


Se trata de grandes clasicos populares... “Llévate esta pieza de ternera, que viene buenísima”, “¿a cómo van los boquerones?” o “¿quién da la vez?" Si escuchas estas frases con los ojos cerrados, a lo mejor piensas que has viajado en el tiempo para regresar a la infancia, justo en el momento en el que esperabas agarrado de la mano de tu madre a que le tocase el turno en el mercado.

Pero no. Estas frases pueden escucharse en pleno siglo XXI. E, incluso, sin ir demasiado lejos, porque nuestra geografía sigue plagada de mercados tradicionales. Y menos mal, porque son lugares más que recomendables para conseguir género rico, fresco y barato.

Es verdad que, poco a poco, se han ido despoblando. ¿La falta de tiempo?

Basta con que vayas a ese mercado que te pilla de camino entre la parada de metro y tu casa. Te damos las claves para que disfrutes tanto la experiencia, que no renuncies por nada del mundo a tus ratitos de mercado.

Los reyes del mercado

1. Si hace tiempo que no vas, lo primero es tantear el terreno. Conviene hacer algunas pruebas antes de elegir tus comercios favoritos, aunque siempre puedes ir de flor en flor, o de tendero en tendero. Piensa si te gusta el género, si te hacen buen precio y si tienes buen ‘feeling’ con el dependiente.

Los más charlatanes disfrutarán de lo lindo porque, después de un par de veces, te llamarán por tu nombre de pila y podrás contarles hasta qué receta vas a probar esa noche.

Si eres de los tímidos, tampoco sufras. Los tenderos suelen ser bastante profesionales, lo más normal es que lo noten enseguida y se limitarán a darte su consejo de experto si se lo pides y a tratarte con amabilidad.

2. Pregunta. La clave es no tener miedo de preguntar. Pregunta precios, qué está más fresco, y hasta cuánta cantidad necesitas para una preparación determinada. Aprovéchate de que al otro lado tienes un experto en la materia. Aprenderás mucho sobre producto (y sobre la vida) hablando con un tendero.

3. Visita exprés o largo paseo: tú eliges. Depende de lo que busques. Ir al mercado con las ideas claras es una delicia, la manera de optimizar la visita y gastarse los cuartos de manera inteligente, con un montón de opciones al alcance de diferentes bolsillos.

Y si no llevamos una lista de la compra y queremos dejarnos llevar, entonces resulta toda una experiencia para los sentidos. ¿Por qué crees si no que los mercados ‘gourmet’, que imitan a los tradicionales en muchos sentidos, se han convertido en una tendencia de ocio tan fuerte?

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com