Edición 7
10 de diciembre de 2019, 4:16:12
Especiales

Cada práctica deportiva tiene una serie de beneficios que se ajustan al perfil de cada niño


Cómo elegir entre deportes de equipo o individuales

Por Gacetas Locales

Con la llegada de las buenas temperaturas a todos nos apetece hacer más planes fuera de casa y los niños no son una excepción. Esta época es un momento perfecto, no solo para disfrutar del sol, sino también para animar a los más pequeños a iniciarse en un nuevo deporte. Cada práctica deportiva tiene asociada una serie de beneficios, pero en términos generales podemos diferenciar entre deportes de equipo y deportes individuales. ¿Cuáles son más beneficiosos para los más pequeños?


"Independientemente del tipo de deporte que elijamos, de equipo o individuales, lo más importante es incluir la realización de ejercicio físico entre los más pequeños. La práctica deportiva y una dieta equilibrada son las principales herramientas de prevención en materia de salud”, comentan los especialistas de Brains International Schools.

Si nuestro problema es que no sabemos cómo iniciar a los más pequeños en la práctica deportiva, existen multitud de formas como practicar con ellos el deporte, acompañarlos a una exhibición o apuntarlos a un campamento centrado en algún tipo de deporte.

Deportes de equipo:

1. Niños que necesitan mejorar su capacidad de comunicación: el éxito en este tipo de deportes lo determinan la capacidad de sus miembros de comunicar sus necesidades al resto del equipo. Por tanto, los más pequeños se ven obligados a esforzarse y ser más precisos en su forma de comunicarse.

2. Niños con problemas para relacionarse con el resto: Vinculado con el anterior punto. Muchos niños tienen problemas para relacionarse con otros niños debido a diversos problemas. En este caso, el deporte actúa como un vehículo que permite a los niños entrar en otros círculos sociales y generar nuevas amistades.

3. Niños que no saben trabajar en equipo: desde muy pequeños algunos niños muestran predilección por jugar o trabajar solos. La dinámica de trabajo habitual en los entornos laborales es la de equipo por lo que es necesario que aprendan desde pequeños a trabajar en la consecución de objetivos con otros compañeros.

4. Niños que necesiten reforzar el pensamiento estratégico: la mayoría de los deportes de equipo exigen de una estrategia. Si queremos reforzar este tipo de habilidades, lo mejor es que elijamos deportes como fútbol, waterpolo o baloncesto.

5. Niños que tengan capacidad de liderazgo: todo equipo necesita un capitán que gobierne sobre el campo o la cancha su buen funcionamiento. Este tipo de deportes, permiten a los niños ver como ejercer el liderazgo sin caer en el autoritarismo.

Deportes individuales:

1. Niños con un alto grado de dependencia: El deporte individual nos enseña a enfrentarnos a las adversidades solos, a no depender de la ayuda de otros para lograr nuestro objetivo y por tanto a ser más independientes.

2. Niños que necesitan aprender el valor de la responsabilidad: nuestros resultados dependen de nuestro esfuerzo y si los resultados no son buenos debemos asumir que ha sido consecuencia de nuestros actos.

3. Niños que necesiten mejorar su autoestima: los deportes individuales nos ayudan a valorarnos a nosotros mismos. Esto se debe a que nuestros éxitos, son consecuencia única y directamente de nuestro propio esfuerzo.

4. Niños que necesiten aprender a automotivarse: relacionado con la autoestima, el deporte individual nos insta a darnos ánimos a nosotros mismos para batir nuestros propios retos. Una habilidad valiosa, que les ayudará a crecerse frente a las adversidades.

5. Niños que necesiten gestionar su nivel de estrés: gran parte de los deportes individuales como el running, el patinaje o el ciclismo nos permiten dedicar tiempo a la reflexión. No solo los adultos vivimos con un alto nivel de estrés, los niños también sufren este fenómeno debido a exámenes o a la alta carga lectiva.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com