Edición 7
17 de junio de 2019, 7:13:17
Ocio


El Olivar de Castillejo, oasis 'gourmet' estival

Por Paz Romanillos

Desde el 14 de junio y hasta el 14 de septiembre, el Olivar de Castillejo se convierte en el lugar imprescindible donde vivir las noches de verano en compañía de la mejor música en directo y una propuesta gastronómica de temporada. Una hectárea, en el centro del distrito de Chamartín, repleta de vegetación y tranquilidad y un punto de encuentro del mundo de la cultura.


El Olivar de Castillejo es un recoleto y urbano entorno natural, repleto de vegetación y tranquilidad, sito en una ubicación privilegiada, en la calle de Menéndez Pidal, en pleno distrito de Chamartín. Este oasis secreto vuelve a abrir sus puertas el 14 de junio para acoger veladasen las que no faltarán los conciertos de música clásica ni las cenas entre olivos centenarios.

Serán tres meses, hasta el 14 de septiembre, para disfrutar de este espacio único que en 1985 fundaron José Castillejo, ilustre intelectual español, y su mujer Irene Claremont, escritora y analista junguiana, con el fin de mantener y preservar este valioso entorno.

Hoy es en esta hectárea repleta de vida, a la que la Fundación Olivar de Castillejo le ha devuelto el nervio cultural que en su día instauraron sus fundadores. Presentaciones de libros, lecturas de poesía, exposiciones y, este verano, las noches de conciertos y gastronomía en colaboración con Estrella Damm, son claros ejemplos del compromiso que siente dicha fundación para con la cultura.

Cinco espacios, cinco ambientes

En total, son cinco los espacios, cada uno de ellos con personalidad propia, los que forman El Olivar de Castillejo. En la zona de conciertos, abierta de martes a sábado de 20.00h a 21.30h, se podrán presenciar las interpretaciones a cargo de diferentes formaciones de música clásica.

Por su parte, la de barra y mesas altas es perfecta para encuentros y para disfrutar de un picoteo informal, como también lo es la zona Free Damm, concebida como un chill out, que se presenta como el lugar donde relajarse y disfrutar de una cena tranquila. Tanto a la zona de barra como a la Free Damm es posible acceder sin necesidad de realizar reserva previa.

Pero, si lo que se quiere es vivir una cena distendida, el espacio Malquerida es el ideal. Aquí, la propuesta gastronómica toma fuerza y presenta platos ligeros, refrescantes y apetitosos, con los que saborear las mágicas noches de verano en El Olivar de Castillejo.

Así, la carta se compone de platos perfectos para compartir, como el jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo, la tabla de embutidos y queso, o la burrata de búfala con carpaccio de melón; pero también de propuestas más contundentes, como las milanesitas de pollo sweet&chili, los tacos de cochinita pibil con guacamango o el steak tartar con parmesano y helado de mostaza.

Una carta fácil y democrática, que se puede disfrutar en compañía de almendros, romeros, lilos, laureles, membrillos y madroñAdemás, todos aquellos que quieran organizar un evento en este entorno privilegiado, podrán hacerlo gracias al espacio Voll Damm, habilitado para la ocasión y con capacidad para más de 100 personas.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com