Edición 7
21 de septiembre de 2019, 17:23:09
Especiales

Especial Calle de Alcántara


Una calle que acababa en el campo

Por Gacetas Locales

En su origen los edificios solo ocupaban las primeras manzanas de Alcántara, junto a Alcalá. El paseo por la calle de Alcántara llevará al caminante desde la calle de Alcalá hasta la de Francisco Silvela, entre comercios tradicionales, oficinas, viejos palacetes y algunos inmuebles remodelados. Un recorrido tranquilo por pleno ensanche.


Decía un manual de 1889, escrito por Peñasco y Cambronero, que la calle de Alcántara “va desde la prolongación de la de Alcalá al campo y es de apertura moderna”. Hoy, 130 años después, poco queda de aquel campo y Alcántara discurre ahora desde Alcalá a Francisco Silvela, encontrándose en su camino con algunas calles principales del distrito, como José Ortega y Gasset o Juan Bravo.

Lo cierto es que Alcántara ofrece un paseo tranquilo a sus residentes y visitantes, entre comercios de pequeño y mediano tamaño, oficinas y locales de hostelería de diversa índole y donde parar a hacer un descanso en una calle poco exigente para el caminante.

Recoge la de Alcántara el espíritu con el que el Marqués de Salamanca diseñase el ensanche de Madrid y que diese lugar a la cuadrícula conocida como el Barrio de Salamanca, con casas señoriales de finales del XIX en sus primeros tramos, con amplios portales patios interiores y alturas comedidas.

El comercio da vida al día a día de Alcántara, en la que podremos desde hacer nuestra compra a visitar un concesionario o hacer ejercicio, gracias al centro deportivo municipal que ocupa el espacio de las que fuesen durante muchos años las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes. Para descansar, hasta un hotel.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com