Edición 7
25 de junio de 2019, 2:10:59
Entrevistas

Entrevista con Pablo Carmona, concejal presidente de la Junta Municipal de Salamanca


Tras la oposición, turno para Carmona

Por Víctor M. Feliú

El concejal de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid y presidente de la Junta Municipal del distrito de Salamanca, Pablo Carmona, recibe a Gacetas Locales para hacer balance de su mandato, contestar a las críticas de los grupos de la oposición, repasar algunos de los logros para el distrito y adelantar que, con casi toda seguridad, habrá candidatura de Bancada Municipalista con Izquierda Unida y Anticapitalistas.


Tras unas semanas leyendo en Gacetas Locales los balances de su mandato en boca de los portavoces de los grupos municipales con representación municipal, ha llegado el turno del concejal presidente de la Junta Municipal de Salamanca, Pablo Carmona, que al igual que hiciese a los pocos días de tomar posesión en su cargo, recibe, a semanas de dejarlo, a esta publicación en su despacho de Velázquez, 52.

Arranca la entrevista, preguntado por ello, lamentando la visión de la oposición sobre el que ha sido su trabajo durante los últimos cuatro años, en entrevistas en las que se le acusaba de incapacidad de gestión, de no haber conseguido ningún logro en cuatro años o de tener el distrito en coma: “Ha sido una de las tónicas generales de la oposición el confundir muchas veces el eslogan mediático que lanzas a los medios frente al análisis más detallado de la realidad. Esos titulares no representan lo que ha sucedido en estos cuatro años, en los que ha habido pasos muy positivos”.

Recuerda el concejal, al comenzar a enumerar algunos avances que se han conseguido, “los niveles de incumplimiento en los contratos de limpieza, entre el 15 y el 18 por ciento, bajando desde nuestro segundo año por debajo del límite del 10 por ciento, que sin estar como nos gustaría, ha sido mejorar sustancialmente”.

De Ahora Madrid a la Bancada Municipalista

Pablo Carmona lamenta el devenir de Ahora Madrid, recuerda sus inicios y su ADN en el que "se buscaba integrar, de una manera colectiva y democrática". A ello antepone la "decisión unipersonalista de Manuela Carmena para la creación de una nueva plataforma, Más Madrid, a lo que de una manera simpática llamamos el Carmenazo". El ahora concejal vuelve pues al origen, sumándose al proyecto de Bancada Municipalista, que con casi toda seguridad presente candidatura en las elecciones municipales junto a Izquierda Unida y Anticapitalistas.

El concejal enumera algunos de los avances de la legislatura

Metido ya en faena, continúa saliendo al paso de otra crítica, la de los alcorques vacíos, recordando que “han sido miles de árboles nuevos los que se han plantado en esta legislatura, por no hablar de la reforma del conjunto de los parques del distrito, afrontando agujeros negros que había por ejemplo –continúa el concejal–, en los parques de las Avenidas, Breogán o Eva Duarte, en cuyas reformas se han incluido, además, peticiones vecinales, como los parques caninos, que han quedado infinitamente mejor”.

Hace parada Pablo Carmona para analizar uno de los aspectos que más le llamaron la atención cuando llegó al cargo, como confesaba en aquella primera entrevista: una especie de cara oculta en el distrito de Salamanca, que no deja ver que también aquí hay necesidades sociales. “Una parte del distrito proyecta una imagen que se come al resto de realidades. Es innegable su carácter comercial, con espacios muy singulares y de mucho valor histórico, pero hay otros barrios y muchas otras zonas donde hay otro tipo de problemáticas menos conocidas. Se habla del comercio, de los negocios, de los mayores... Pero, que a nadie se le olvide que en Salamanca también hay familias con niños y necesidades sociales, desigualdades de género, personas que necesitan cuidados”.

La ruptura definitiva vino por el norte

“Es increíble que Ahora Madrid haya aprobado este ‘pelotazo’ urbanístico”. No se esconde Carmona al hablar sobre la Operación Chamartín –“Carmena lo visitó en campaña, lo trabajamos y se incluyó nuestro plan alternativo en programa”– asegurando que, “al final, se trata de modelos de ciudad, de dejar de servir a las élites financieras para enriquecer a los ricos y seguir empobreciendo a los pobres”.

Una profunda radiografía social del distrito de Salamanca

Por ello, trasmite el concejal que una parte de su gestión de la que más se enorgullece pasa por los ‘avances’ sociales conseguidos, que partieron precisamente de “conocer en mayor profundidad esa dimensión social del distrito, por ejemplo en los diagnósticos de género, algo totalmente novedoso que nadie había hecho –matiza Carmona–, de cómo se organizan por ejemplo los cuidados a los mayores, de Servicios Sociales o, por ejemplo, la puesta en marcha de la Comisión de Participación de Infancia y Adolescencia, donde además se ha multiplicado los programas de Educación, una de las principales competencias de una junta de distrito y de la que me sorprende lo poco que habla la oposición en sus entrevistas o en los plenos”.

Entra en juego aquí “el peso ideológico” que han tenido en estos años los discursos políticos de los grupos de la oposición, en opinión de Pablo Carmona. “Esta Junta –asegura el edil– ha sido ejemplo de cómo llegar a un debate más general desde problemas concretos en un entorno determinado pero creo que sí se ha fallado en que la oposición se ha agarrado muchas veces al argumentario ideológico, olvidando problemas concretos del barrio, lo que ha llevado a que algunas reivindicaciones vecinales hayan caído en dinámicas de instrumentalización política, en vez de intentar resolverse en común”.

Autocrítica y denuncia al hablar de descentralización

“Tenemos que hacer la autocrítica necesaria sobre que en descentralización hemos ido más lentos de lo que quisimos –reflexiona Pablo Carmona–, hemos dado buenos pasos pero es imposible descentralizar con las tasas de reposición que tenemos a día de hoy, necesitaríamos una contratación pública específica para la ciudad de Madrid. Es imposible dar pasos definitivos sin el personal necesario y con trabas para las administraciones locales. Hace falta más tiempo y cambios legislativos”.

Un mandato en busca de nuevas dotaciones

Otra de las principales líneas de actuación del equipo de la Junta ha sido el de intentar ganar dotaciones para un distrito consolidado, el “rascar metros sociales”, como él mismo describía gráficamente en una de sus entrevistas previas.

Hemos ido milímetro a milímetro. Intentamos conseguir metros sociales como las negociaciones con el Club Santiago, tras las que se podrían ganar 5.000 metros cuadrados para dotaciones”, cita además la posible expropiación del Palacio de la Trinidad –en Francisco Silvela junto a Avenida de América–, “para que sea un espacio para dotaciones y no un nuevo pelotazo urbanístico”.

Más intentos, “Carmena ofreció el dinero necesario para que la Comunidad hiciese una biblioteca en las dependencias de Metro de Castelló”, apertura del proceso legal para la recuperación del solar de Fundadores o adecuación del subterráneo de Colón para que sea un espacio cultural, que “estará antes del fin del mandato”.

Mención especial para Núñez de Balboa, 40, que deja un sabor agridulce en el concejal. Si por un lado se enorgullece por poder haber podido traer un servicio como el de Madrid Salud que no había en el distrito y la próxima apertura del Espacio de Igualdad, por otro lamenta que finalmente “no se consiguiese traer a ese enclave el necesario centro de mayores, tras ser rechazado por los vecinos del inmueble, a pesar de los esfuerzos de la Junta”.

Sobre Participación Ciudadana, discrepancia de nuevo con la oposición: “Ha habido bastante participación vecinal, lo que habla del cliché que dice que en Salamanca no hay involucración. Hay voluntariado y el Foro Local se ha consolidado con fuerza y enorme presencia en el debate político, ya es un actor más en el distrito y ese un gran éxito de la legislatura. PonleGuinda o Emplázate serán también una realidad”.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com