Edición 7
23 de marzo de 2019, 17:34:37
Sur

Acción de Greenpeace en Valdemingómez


Maldito plástico, o somos lo que comemos

Por Carmen Delgado

Activistas de Greenpeace han colocado esta mañana una pancarta gigantesca en el vertedero de Valdemingómez con el lema Maldito Plástico, dentro de su campaña de denuncia del uso excesivo y escaso reciclaje de este material, utilizado de manera cotidiana en envases de todo tipo.


Una pancarta de enormes proporciones, de 30 metros por 12, ha sido instalada por una treintena de activistas de Greenpeace en el vertedero de Valdemingómez. Además de la pancarta con el lema Maldito Plástico, los activistas han escalado las montañas de basura del centro al que van a parar las basuras de Madrid ataviados con monos y máscaras y portando más pancartas. La policía los ha desalojado finalmente.

Greenpeace pide reducir la producción de plásticos, no solo reciclar


El objetivo de la campaña de los ecologistas es denunciar que "las empresas productoras y distribuidoras de envases de plástico no se están responsabilizando de la recuperación y reciclaje de los mismos". Pese a la política de reciclado de los materiales plásticos, que según Greenpeace sólo alcanza al 1,5% de los residuos, lo que piden es que se tomen medidas para reducir su producción, para lo que señalan a las marcas. En toda España, apuntan los ecologistas, se entierran todos los años más de 750.000 toneladas de envases plásticos.

La organización ha rechazado los "productos plásticos, como los envases, que utilizan al menos 132 sustancias problemáticas para la salud" como colorantes, estabilizadores, catalizadores, o sustancias como aminas aromáticas, bisfenol A, ftalatos, retardantes de llama, formaldehído, cloruro de vinilo, etileno, biocidas, agentes de soplado, plastificantes como el TCEP, parafinas cloradas y disolventes o hidrocarburos aromáticos policíclicos. También ha denunciado que "taparlos para que no se vean no es la solución sino un problema para el medio ambiente y la salud".

"La nocturnidad y alevosía de las marcas que venden y distribuyen estos productos es evidente. No se responsabilizan de sus envases que son retirados por la noche por los camiones de basura y llevados a vertederos e incineradoras como en Valdemingómez", ha declarado el responsable de la campaña de residuos de Greenpeace, Julio Barea. "En todos los casos enterrar y quemar residuos plásticos es una forma más sofisticada de contaminar el medio ambiente, pero no solucionan el problema, por eso deben cerrarse inmediatamente las incineradoras y restringir a la mínima expresión los vertederos", ha añadido.

En un informe presentado por Greenpeace la pasada semana, la ONG indicó que el 25,4% de los envases plásticos que se consumen en España se recuperan, una cifra diferente a la oficial publicada por la Administración o los sistemas integrados de gestión de residuos.

Sistema de retorno de envases frente a reciclado

Precisamente, tras la publicación de este informe, el sistema integrado de gestión (SIG) de Ecoembes acusó a la organización Greenpeace de "mentir" en el estudio y consideró que la ONG comete una "gravísima irresponsabilidad" porque confunde a los ciudadanos con "mentiras" como que los envases que van al contenedor amarillo no se reciclan. Ecoembes es una fundación integrada precisamente por los productores de envases, quienes se ocupan de su recuperación, y se oponen al sistema de retorno de envases que proponen los ecologistas.

Desde Ecoembes también mostraron su decepción por lo que considera una "manipulación que atenta contra el esfuerzo que realizan miles de personas diariamente" en el reciclaje. Por su parte, desde Ecovidrio negaron que fueran un monopolio y defendieron que van más allá de lo que le exige la legislación, al tiempo que aseguraron que cubren el coste total del reciclado de vidrio en España.

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com