Edición 7
20 de mayo de 2019, 4:26:03
Ocio

Christian Gálvez comisario de la exposición Leonardo da Vinci: los rostros del genio, en Madrid


Los rostros de Leonardo da Vinci

Por Paz Romanillos

Christian Gálvez (Madrid, 1980), presentador del concurso Pasapalabra de Telecinco, tras publicar varias novelas y ensayos sobre el genio renacentista y su época, llega a la cúspide de su carrera como divulgador ‘davinciano’ en estos días en los que arranca la exposición Leonardo da Vinci: los rostros del genio, en Madrid, de la que es comisario, y presenta su nuevo libro, Gioconda descodificada (Aguilar).


Los rostros del genio, muestra con doble sede, en el Palacio de las Alhajas (14,50 euros la entrada) y en la Biblioteca Nacional (gratuita), con motivo del quinto centenario de la muerte del artista y científico donde se podrán ver, entre otros elementos, la Tavola Lucana, para algunos el único autorretrato de Da Vinci y que visita nuestro país por primera vez, o los dos códices de Leonardo que posee la Biblioteca Nacional.

La exposición pretende, en palabras de Gálvez, "despertar durante, al menos hora y media, aquello que hizo grande a Leonardo: la curiosidad. Los espectadores se tienen que sentir niños, porque Leonardo no dejó de sentirse así y se preguntó cosas hasta que murió", explica.

Gálvez, apasionado autodidacta sobre el artista y científico italiano, asegura que se siente reflejado con Leonardo, pero desde el punto de vista "del fracaso". El valor de Leonardo "va mucho más allá de La Gioconda, La última cena y estas teorías dantescas del priorato de Sión y demás. El verdadero valor de Leonardo es la capacidad de autoformación, de adaptación, de reinvención y la capacidad de no rendirse. Tuvo éxitos, pero los celebramos hoy. Su figura está hiperbolizada y distorsionada", explica este divulgador que defiende que "hay que poner pantalones vaqueros" a la cultura y la historia si se quiere que las "futuras generaciones se emocionen con ella".

El Arte de la mano de la ciencia

"¿Genio, prototipo de hombre universal? No, mira, era ilegítimo, iletrado, con déficit de atención, disléxico y bipolar. Murió fracasado y perdedor", continúa Gálvez su argumento. "Venía de una familia que hoy diríamos desestructurada, como la de un montón de gente; se llevaba mal con el padre, no le dejaban ver a la madre, no pudo ir a la escuela; lo rechazaron una y otra vez y al final se tuvo que ir de su país. Fuga de cerebros, ¿nos suena todo esto? Pues eso es Leonardo".

Como miembro del Leonardo DNA Project, un proyecto internacional que utiliza herramientas científicas y tecnológicas para investigar sobre historia y artes, Gálvez defiende la comunión entre ciencias y humanidades. Da Vinci era "ante todo, científico, pero pintaba y dibujaba muy bien y le pagaban por eso". El presentador asegura que "el arte no se entiende sin las matemáticas" y que, además, a día de hoy, estudiar la historia o el arte solo sin ciencia "es un callejón sin salida". ¿Qué abre las puertas? "El carbono 14, la identificación de huellas dactilares, el pelo y la saliva... La ciencia es la llave y, además, en el caso de Leonardo es lo más pertinente".

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com