Edición 7
6 de diciembre de 2019, 3:41:12
Ocio

Variaciones sobre la novela de Jane Austen


Remembering Mr. Darcy

Por Paz Romanillos

En la actualidad, 'Orgullo y Prejuicio' es una de las obras más populares de la escritora británica Jane Austen. Esta novela quizás sea una de las que más rápidamente se identifican por parte de los lectores de su 'corpus' literario y su frase inicial –"Es una verdad universalmente conocida que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa..."– es una de esas que todo lector sabe señalar. Austen consiguió crear uno de esos inicios que funcionan casi de forma mágica en la literatura y que ahora se han convertido en patrimonio universal...


La realidad es que Orgullo y Prejuicio ha sido tantas veces versionada que sus variaciones son ya un subgénero en sí mismo, basado en la popularidad de Jane Austen y también en la voracidad de los fans de la autora británica.

Una prueba relativamente reciente es la novela el Diario de Bridget Jones (Lumen), un bestseller que no es más que una adaptación libre y actual del romance entre Elizabeth Bennet y Mr. Darcy. De hecho, Helen Fielding bautizó a su protagonista masculino como señor Darcy, personaje que, paradójicamente, en su adaptación a la gran pantalla, fue interpretado por Colin Firth, actor que alcanzó la fama dando vida al Darcy original en la ya mítica adaptación televisiva de la BBC de 1995. Pura ironía y oportunismo metaliterario.

Pero, además de crear un principio de esos que todos recuerdan y unos personajes que son rápidamente identificados por los lectores, la novela sigue generando tanto interés que se ha convertido en material de primera para los spin offs.

Los orígenes del 'fanfic'

Austen quizás haya sido una de las primeras autoras de la literatura en protagonizar el fenómeno de fanfic (mucho antes de que se inventase el término), es decir, que otros autores escribieron rápidamente versiones de sus novelas. De hecho, en el siglo XIX, una de sus sobrinas publicó una novela que los demás sobrinos de la autora pudieron identificar rápidamente como una versión de uno de los comienzos de novelas que Austen había dejado inéditos y que no habían sido publicados aún entonces.

No fue la única. A principios del XIX se publicaron los primeros textos que estaban protagonizados por personajes de Austen, aunque no escritos por ella. Y aunque en algunas ocasiones se identifica a Margaret Dashwood o Interference, publicada en los años 20 (y una continuación de Sentido y Sensibilidad basada en la historia de la hermana pequeña) como la primera de las continuaciones de las obras de Jane Austen, lo cierto es que en 1915 ya había aparecido Old Friends and New Fancies, de Sybil Briton, protagonizada por diferentes personajes que aparecían en las novelas de Austen.

Una heroina moderna


Probablemente es la más famosa de todas las novelas que escribió la autora inglesa, que transmitió la Inglaterra rural y clasista de finales del siglo XVIII y XIX e hizo soñar a sus lectores con un romanticismo en todo su esplendor. Repleta de humor, ironía e hipocresía, 'Orgullo y Prejuicio' ha cautivado a sus lectores con personajes graciosos, como el señor y la señora Bennet, los padres de cinco hijas en edad de contraer matrimonio. Pero es la relación de los personajes centrales –Elizabeth y Darcy– lo que atrapa al lector, con la trama, las discusiones y los malentendidos, pero que, perdidamente enamorados, terminan casándose. Uno de los posibles motivos de la vigencia y fanatismo que despierta está ligado al personaje de Elizabeth Bennet, una de las primeras heroínas modernas de la historia de la literatura y, para muchos, un personaje imbuido por el incipiente feminismo de su autora.

Con el tiempo los derivados de Jane Austen no han parado de aumentar, ya que además el tema parece uno de los caladeros de contenido favoritos de los autores autoeditados (no hay más que echar un vistazo a los ebooks en inglés en Amazon).


Ampliando el universo ‘austeniano’

Además de adaptaciones, algunos autores optan por ampliar el universo creado por Austen, para regocijo de tantos que se quedaron con ganas de más tras leer sus 61 capítulos.

Quizás habría continuado el relato donde lo dejó, tal como hace P. D. James, la gran dama del crimen británica, en La muerte llega a Pemberley (Bruguera). Reproduciendo el estilo literario austeniano, introduce un misterioso asesinato en la perfecta vida marital de los Darcy y, por el camino, profundiza en el retrato social que tanto admiraron escritores como Vladimir Nabokov, David Lodge o William Somerset Maugham.

Por su parte, la autora de El pájaro espino, Colleen McCullough, elige a Mary, la más pequeña y, quizás, también la más gris de las Bennet, y la sitúa también en el centro de una trama negra en The Independence of Miss Mary Bennet.

Pero, si algún género ha exprimido Orgullo y prejuicio hasta el paroxismo ese ha sido el de la novela romántica. Tal vez porque su estructura argumental es, de forma muy simplificada, la que articula decenas de comedias románticas: “Chica y chico se conocen, son antagonistas durante un tiempo, luego se reconcilian y son felices para siempre”.

De entre los cientos de títulos, cabe destacar por su astucia comercial la obra de Amanda Grange, que ha explotado el filón de los cuadernos de memorias supuestamente escritos por los personajes masculinos de Austen en Darcy's Diary: Pride and Prejudice through the eyes of Mr. Darcy (El diario de Darcy: Orgullo y prejuicio a través de los ojos del señor Darcy), Wickham’s Diary (Orgullo y prejuicio), Edmund Bertram’s Diary (protagonista de Mansfield Park), Colonel Brandon’s Diary (protagonista de Sentido y Sensibilidad), Mr. Knightley Diary (Emma) y Captain Wentworth's Diary (Persuasión). Además, ha publicado las inclasificables Mr. Darcy, Vampyre y Pride and Pyramids: Mr. Darcy in Egypt.

Abigail Reynolds ha llegado a ejecutar hasta cinco versiones alternativas de la segunda obra de Austen, compiladas en A Pemberley Medley. En todas ellas se plantea qué hubiera sucedido si algún hecho de la historia original se hubiese desarrollado de una forma distinta. ¿Y si una riada hubiese dejado aislados a Mr. Darcy y Elizabeth Bennet?, ¿Y si ella hubiese aceptado la proposición de matrimonio de otro después de rechazar la de Fitzwilliam Darcy?

Gacetas Locales.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.gacetaslocales.com