www.gacetaslocales.com

Fue la mano derecha de Pío García Escudero

La concejala popular de la Junta Municipal de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva, apuesta por la "cercanía, pateando las calles"

La concejala Cayetana Hernandez de la Riva (PP), presidenta de la Junta Municipal de Arganzuela, recibe a Gacetas Locales en su despacho de la Casa del Reloj.
Ampliar
La concejala Cayetana Hernandez de la Riva (PP), presidenta de la Junta Municipal de Arganzuela, recibe a Gacetas Locales en su despacho de la Casa del Reloj. (Foto: ©Gacetas Locales/Miguel Garrote)
jueves 17 de octubre de 2019, 12:00h
Con “muchísimas ganas de trabajar” afronta Cayetana Hernández de la Riva, concejala presidenta del distrito de Arganzuela, la oportunidad que le ofreció el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, de dar el salto a la primera línea, tras más de 23 años trabajando con políticos “en segundo plano”.

Cayetana Hernández de la Riva, mano derecha de Pío García Escudero durante décadas, ya estuvo con él a su paso por el área de Urbanismo en tiempos de Gallardón, así que conoce “los entresijos de la casa”, cuenta, refiriéndose al Ayuntamiento de Madrid.

"Ser concejal de tu pueblo o ciudad, lo más bonito"

“Creo que todo político debería ser concejal de su pueblo o de su ciudad, es lo más bonito que te puede pasar, la cercanía con el ciudadano, conocer los problemas reales de la vida cotidiana, es fundamental”, señala De la Riva, que tras conocer el funcionamiento de cámaras como el Senado, destaca que en una Junta compruebas el resultado de la acción política de cerca: “Aquí ves que se ha asfaltado tal calle que te ha dicho un vecino que está imposible”.

A 'patear' la calle y con el apoyo de su equipo

Aunque vive en el Ensanche de Vallecas, además de empezar a ‘patear’ la calle, la nueva concejala se apoya en su equipo. “Tengo la suerte de tener de Coordinador del Distrito a un ex concejal, Carlos Martínez Serrano, que también fue gerente de Arganzuela y conoce muy bien el barrio, tengo mucha tranquilidad porque sé que la casa está muy bien cuidada”, presume.

Si algo se ha propuesto es “que mi despacho está en la calle, un concejal tiene que estar ‘pateando’ todo el día”, y por ello en estos tres meses de mandato se ha podido reunir ya con numerosos vecinos. “Esta tarde tengo a las Ampas, vecinos de Delicias, me he reunido con parroquias...”.

"Arganzuela, distrito muy equilibrado y con potencial"

Arganzuela es, resume, “un distrito muy equilibrado, con muchísimo potencial”. Una zona que tras la transformación que supuso Madrid Río, “se está revalorizando muchísimo, ya es un distrito de clase media muy bien posicionada, con mucha gente joven”. Estima la edil que cuenta con “muy buenas dotaciones”, en el que no ha detectado “necesidades urgentes”, más allá de que “hacen falta guarderías, pero no hay sitio”, inconvenientes de hablar de una parte de la ciudad consolidada. Sin embargo, “lo que sí podemos hacer es reformar y mejorar lo que hay”. Las prioridades, las de casi todas las juntas de distrito: “más ligereza” y competencias para solucionar problemas a los vecinos y “que nos limpien mucho, que asfalten todo, que cuiden los árboles, cosas básicas”.

Pendientes del Vicente Calderón, la M-30 y adelantando proyectos

De hecho, una de las primeras tareas que tuvo que afrontar es el desmantelamiento del Vicente Calderón, que generó alarma vecinal por los ruidos, el polvo y el tránsito de camiones en zona escolar. “Se ha creado una comisión de información con Ampas, colegios, vecinos”– explica– y tras las últimas demandas, “estamos procurando que la empresa paralice la maquinaria en horas punta”, para evitar conflictos a la entrada y salida de clase. “Entiendo las preocupaciones, pero esto es desmantelar un estadio, no es fácil, pero se hace todo lo posible”.

De lo que vaya a ocurrir con la M30 tras la demolición, si soterramiento o cubierta, no puede adelantar nada: “Es una decisión técnica, lo están estudiando”. Entre las previsiones para este mandato, destaca la construcción –por fin– de un polideportivo en la calle de Ricardo Damas que se aprobó en Presupuestos Participativos, y un centro juvenil en la calle Bronce.

De centro juvenil a centro intergeneracional en la calle Bronce

También adelanta Cayetana Hernández de la Riva una idea en estudio en Arganzuela: el centro juvenil de la calle Bronce, que ya está en obras, podría tener un uso compartido. Se trataría de dedicar una de las plantas a los mayores, aprovechando que tiene una gran superficie, y convertirlo en un espacio “intergeneracional”. Los técnicos municipales aún estudian las posibilidades, que no afectan a las obras.

"Reforma puntual" en la rehabilitación del Mercado de las Frutas y Verduras de Legazpi

Las obras de rehabilitación del Mercado de las Frutas y Verduras de Legazpi, que debería estar terminado para finales del año que viene, es otro de los proyectos para la legislatura que destaca Cayetana Hernández de la Riva. Mantendrá el espíritu de lo inicialmente previsto, “aunque se va a reformar puntualmente, la esencia no cambia, ya lo dijo el alcalde”.

Se refiere a que además de zonas verdes, biblioteca y servicios municipales –será la sede del área de Desarrollo Urbano, la Agencia Tributaria o incluso de los antidisturbios de la Policía Municipal– tendrá una aceleradora de startups.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.