www.gacetaslocales.com

El gran Teatro Bankia Príncipe Pío abrirá sus puertas a finales de 2019

El productor Luis Álvarez asegura que "la Estación será el icono de los ‘shows’ de Madrid”

'Tenemos el Museo del Prado, en pintura y en deportes, el Wanda o el Bernabéu. Y, a finales de este año, contaremos con este proyecto dentro del mundo de los espectáculos, La Estación', afirmaba Álvarez durante la entrevista.
Ampliar
"Tenemos el Museo del Prado, en pintura y en deportes, el Wanda o el Bernabéu. Y, a finales de este año, contaremos con este proyecto dentro del mundo de los espectáculos, La Estación", afirmaba Álvarez durante la entrevista. (Foto: ©Gacetas Locales / Miguel Garrote 2019)
viernes 02 de agosto de 2019, 08:00h
El gran Teatro Bankia Príncipe Pío abrirá sus puertas a finales de 2019, de la mano del productor Luis Álvarez. Mientras, ofrece ‘shows’ de pequeño formato en una carpa de última generación.
El productor Luis Álvarez asegura que 'la Estación será el icono de los ‘shows’ de Madrid”
(Foto: ©Gacetas Locales / Miguel Garrote 2019)

Se considera continuador del proyecto del fallecido productor –también de espectáculos– Luis Ramírez. De momento, la empresa de Luis Álvarez ofrece novedosos shows de pequeño formato, en una hermosa carpa enfrente de la fachada. Pero, la inauguración de este gran proyecto –que quiere ser un referente madrileño de espectáculos– se producirá con el musical We will rock you, de The Queen. Ahí es nada…

–¡Menudo proyecto que están llevando a cabo..!

–La verdad es que es un proyecto de vida. Es una historia larga porque, cuando un echa la vista atrás, se da cuenta de que toda la vida está conectada según se van tomando decisiones. Cada vez estoy más convencido de que la vida está prediseñada, llamémoslo predestinación o de otro modo... Este proyecto fue visualizado, hace más de veinte años, por el conocido productor de espectáculos Luis Ramírez, ya fallecido. Por entonces, la Estación de Príncipe Pío estaba abandonada completamente. Y fue él quien trajo a Antonio Banderas y a la Sociedad General de Autores (SGAE). En todo este tiempo, han ido pasando muchas empresas, constructoras... Mi vida continuó por otros derroteros, hasta que, estando trabajando en Las Vegas, me enteré de que este edificio salía a concurso y decidí presentarme porque, de alguna manera, pensé que Luis me traía el proyecto que él inició. Y creo que, de algún modo, soy esa herramienta que Luis está utilizando desde el cielo para que termine el proyecto que el visionó. Y, ahora, es un proyecto totalmente personal.

De Madrid, al ‘top’ mundial


No sólo Luis Alvarez vive de producir musicales porque su filosofía es completar los 360 grados del negocio del espectáculo: producir, gestionar, dirigir y distribuir. “Está es la única forma actual de ganar dinero. Controlarmos todas las ramas del negocio porque en nuestro mundo, el beneficio es muy pequeño, cuando lo hay…”, dice al respecto. Así, ha llegado a un acuerdo con la conocida escuela Fama, de Nueva York. “Con ella, realizamos un intercambio de alumnos españoles con americanos. La delegación española estará dentro de nuestro proyecto de Príncipe Pío. Es una de las ramas que más ilusionan del proyecto”.

–Descríbanos el proyecto.

–Siempre he pensado que Madrid necesita un verdadero foco turístico. Cuando viajo a otras ciudades, siempre he sentido envidia de sus iconos clásicos referentes en el mundo del espectáculos. Así, está el Moulin Rouge, de París; la Scala, de Milán; el Royal Albert Hall, de Londres; la Metropolitan Opera House, de Nueva York... Siempre he echado de menos la existencia de uno de estos templos icónicos en la capital. Tenemos el Museo del Prado, en pintura y en deportes, el Wanda o el Bernabéu. Y, a finales de este año, contaremos con este proyecto dentro del mundo de los espectáculos, La Estación.

–¿Para cuándo estiman que estará finalizado el edificio?

–En septiembre próximo. Y lo inauguraremos en diciembre. Todo está saliendo a pedir de boca: no es una constructora muy grande, porque está obligada a pagarnos para que podamos cumplir y viceversa. De este modo, ambas partes estamos obligadas a entendernos. La constructora está especializada en restaurar iglesias. Es la empresa que trabaja para el Arzobispado. Como el edificio cuenta con un grado alto de protección urbanística, hemos elegido a una constructora habituada a trabajar en este tipo de proyectos. Por ejemplo, además de conservar la fachada, otro elemento que se ha mantenido son los ascensores...

–¿Entonces, presentarán todo tipo de espectáculos o solo los de un gran formato..?

–La sala de teatro albergará a 1.150 espectadores, mientras que la sala de conciertos dará cabida a 2.000 personas. Pero, también podremos acomodarlo para hacer espectáculos de pequeño formato.

Respecto de los shows de gran formato, traeremos el musical We will rock you, de The Queen. Brian May y Robert Taylor asistirán al estreno. Ya estuvo hace años en el Teatro Calderón, de Madrid. También abriremos con otro espectáculo internacional, y ofreceremos espectáculos de menor formato, iniciativas nuevas, que son gérmenes de grandes ideas y artístas, como los que, en estos momentos, estamos presentando en la carpa provisional.

La experiencia neoyorquina

–¿Supongo que la experiencia de haber sido el primer hispano en haber estrenado en Nueva York le habrá dado muchos contactos y currículo?
–Sí. Estuve seis años y, posteriormente, me fui a Las Vegas. Haber estrenado en Broadway 101 Dálmatas fue maravilloso. Broadway está controlado por tres familias judías y entrar allí es muy complicado. Me asocié con dos de las empresas locales dominantes, todo mi equipo fue contratado allí mismo y todos eran judíos. Contratamos al director Jerry Zaks, con cinco premios Tony, quien me introdujo en la comunidad judía. En Nueva York hay una industria del entretenimiento que nos falta en España. En nuestro país, cada productor aplica su propio modelo de trabajo, no hay una industria unida con unos cánones comunes de trabajo. Nos hace falta una asociación que nos aúne a todos los productores de espectáculos. Nos falta coordinación, tanto en las negociaciones como en las decisiones para el sector. Todo lo que aprendí en la Gran Manzana, lo he ido aplicando a mi empresa. Pero también aprendí mucho dirigiendo el Teatro Metropolitan, de Buenos Aires –me sorprendió que la gestión cultural argentina está mucho más avanzada que la española–; con el Teatro Cervantes, de México, y en Las Vegas, donde trabajé con el mayor grupo mundial del sector del entretenimiento nocturno, TAO.

–¿Cómo está siendo la colaboración con Bankia?

–Desde que creáramos un ‘bank’ de la mano de este banco, invertimos en muchos espectáculos embrionarios para ir rodándolos e ir haciéndolos grandes, de manera que, posteriormente, se pueden exportar en el extranjero y a festivales de todo el mundo, como el de Edimburgo. Este es el caso de Clandestino, Cielo santo, Punto de partida o El imitador. Son espectáculos cuyo talento es muy grande y queremos darles una oportunidad de lograr éxito en Madrid. Hemos lanzado los microcréditos para espectáculos, siguiendo el modelo del ‘Banco para Los Pobres’ de India. Siempre he pensado que el mundo del teatro es de pobres, pero con credibilidad –la mayoría–. Así, he creado un banco del teatro. Después de haber llamado a muchas puertas financieras internacionales, me pasó un poco como en el libro El alquimista, donde el protagonista da la vuelta al mundo para darse al final cuenta de que es en su propia casa donde está el tesoro. Así, me ha ocurrido a mí con Bankia, que ha creado en este proyecto. En él, la aseguradora Caser asegura los espectáculos y Bankia los financia. De este modo, hemos lanzado On Bank, el primer banco del teatro. Invertimos en espectáculos de pequeño formato, que no cuestan más de 150.000 euros. Esto nos permite presentar anualmente más de cincuenta producciones. Estamos haciendo una especie de Netflix del mundo del teatro. Y,además, tenemos toda la libertad creativa del mundo; no estamos condicionados por los accionistas...

–Tengo entendido que también mostrarán conciertos…

–Efectivamente. Hemos firmado un contrato con Warner Music para crear la primera sala mundial de conciertos con ellos. También tendremos una sala para eventos, de la mano de una gran empresa de eventos, E.D.T. También queremos estar preparados para una sala de cine, con Santiago Segura. Su sueño es que sea la mejor sala de cine de Madrid. Y, finalmente, como José Mota está involucrado en el proyecto, tendremos un gran plató de televisión y sala de estudio de cine. Así, habrá 3.000 metros cuadrados para unidades móviles, alfombra roja para unos premios cinematográficos del estilo de los Goya. Y gracias a su ubicación, será el teatro mejor conectado de España y, quizás, del mundo. En el mundo, actualmente, no existe ningún teatro a cuya puerta principal accedas una vez bajado del metro.


Producción propia

–Concrétenos más sobre la producción propia…

–Prácticamente todos los espectáculos que presentemos serán de producción propia. La mayor parte de éstos, los financiaremos nosotros, aunque también habrá una pequeña parte de producción externa.

–Y por supuesto, musicales…

–¡Claro! Más que exclusivamente de musicales, me considero un hombre del espectáculo. Hay musicales que me gustan, pero no todos. Prefiero la frase “Caballo grande, ande o no ande”. Otro espectáculo grande en el que trabajamos no es un musical, pero sí tendremos una línea de negocio exclusivamente dedicada a los musicales. No serán competencia de los de Gran Vía, sino un nicho alternativo.

–¿De modo que se quedará definitivamente en España?

–Mi compromiso con los inversores es poner en marcha el teatro. Se tarda entre tres y cinco años hasta que un proyecto de este calibre y en este sector coje velocidad. Cuando nos salgan los números, será el momento de pasar el testigo para que lo gestione otra persona. Hasta que La Estación sea un icono turístico internacional, estoy personalmente obligado a estar en España.

–¿Se frustra cuando fracasa?

–Mis fracasos son aprendizajes. No se puede tener siempre éxito. De los fallos también se aprende. Creo que los fracasos te marcan el camino a seguir. Empecé muy joven, con dieciocho años, queriendo ser torero, y ahora soy productor... La vida misma.

El productor Luis Álvarez asegura que 'la Estación será el icono de los ‘shows’ de Madrid”
Ampliar
(Foto: ©Gacetas Locales / Miguel Garrote 2019)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.