www.gacetaslocales.com

Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

Desmontando falsos mitos en la alimentación con la ayuda de nutricionistas expertos

Uno de los mitos más extendidos en que la miga de pan engorda más que la corteza.
Uno de los mitos más extendidos en que la miga de pan engorda más que la corteza.
jueves 18 de julio de 2019, 16:00h
Se acerca el verano, las vacaciones, las terracitas, el picoteo… Unos días de asueto en los que tendemos a no ser demasiado cuidadosos con nuestra dieta y en los que, si no nos andamos con ojo, es probable que cojamos unos cuantos kilos de más que luego nos va a costar quitarnos de encima.

Es normal y saludable que nos relajemos, que nos demos ciertos caprichos y que los disfrutemos sin sentirnos culpables, como siempre, la clave va a estar en la medida y en ser capaces de compensarlos.

El aumento de tiempo libre, además de encajar con tomarse algo con los amigos, también puede traducirse en aprovechar para realizar actividades deportivas o, simplemente, caminar y ayudarnos a compensar los excesos que podamos cometer.

Sabemos de sobra que lo mejor es aplicar el sentido común y que, si somos capaces de seguir comiendo de una forma saludable la mayor parte del tiempo, no tenemos por qué temer a la báscula a la vuelta de las vacaciones.

Es cierto que, además, en el ámbito de la nutrición y dietética se pueden detectar ciertos mitos o creencias erróneas acerca de ciertos alimentos, algunos de ellos muy propios de esta temporada. Marta Barrena, nutricionista del equipo del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, nos ayuda a aclarar unos cuantos.

Comer fuera hace que a veces nos resulte difícil escoger las opciones más saludables o que, al disponer libremente de cantidades probablemente mayores que las que necesitamos, no calculemos bien lo que realmente hemos de comer. Con el pan, por ejemplo, es bastante fácil que nos pasemos sin apenas darnos cuenta. Uno de los mitos más extendidos es que la miga de pan engorda más que la corteza. “Todo es pan”, explica Barrena, “tanto la miga como la corteza están compuestos por los mismos ingredientes, por lo cual nos van a engordar exactamente lo mismo.” También suele pensarse que si optamos por la versión integral podemos comer más cuando, a igualdad de peso los productos integrales tienen una densidad energética ligeramente menor pero poco relevante. “La presencia de fibra en el contenido intestinal no interfiere con la absorción global de macronutrientes, por lo que no tiene efecto per sé sobre el consumo energético.” A nivel de calorías, ambos poseen prácticamente la misma cantidad. La diferencia radica en que el pan integral contiene más fibra y facilita más la saciedad, esto nos ayudará a comer menos y a mejorar nuestro tránsito intestinal.

Los colines, otro clásico del picoteo, también se elaboran con harina, agua y sal pero tienen menos cantidad de agua que el pan así que, a igualdad de peso entre éstos y el pan…los colines van a tener más calorías.

El marisco, por ejemplo, es una de las mejores opciones que tenemos en estas comidas veraniegas. Contrariamente a la creencia popular de que es malo para el colesterol, disminuye el colesterol en sangre cuando sustituye a los alimentos de origen.

Más información, en el complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, en los teléfonos 91 068 77 77 / 91 068 79 99 y en la web.

En la imagen, Marta Barrena, Nutricionista del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.
En la imagen, Marta Barrena, Nutricionista del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.