www.gacetaslocales.com

El autor acaba de publicar su nueva novela, 'Tus pasos en la escalera'

Antonio Muñoz Molina: "Juego honradamente con el lector"

El autor jienense  ha insistido en que no hay que avergonzarse por "reivindicar la soledad" como revulsivo de “la palabrería”.
Ampliar
El autor jienense ha insistido en que no hay que avergonzarse por "reivindicar la soledad" como revulsivo de “la palabrería”.
lunes 05 de agosto de 2019, 08:00h
"Me he instalado en esta ciudad para esperar en ella el fin del mundo". Con esta frase se inicia la nueva e hipnótica novela de Antonio Muñoz Molina, ‘Tus pasos en la escalera’, una inquietante historia de suspense psicológico, ambientada en Lisboa.
Antonio Muñoz Molina: 'Juego honradamente con el lector'

Tras la llegada de Donald Trump al poder, Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956) cerró su casa en Nueva York para trasladarse a Lisboa, la ciudad que le ha perseguido a través de los sueños, los años y algunos de sus libros. Ese hecho está en el inicio de su nueva y adictiva novela, Tus pasos en la escalera (Seix Barral), en la que un hombre prepara el nuevo domicilio en la ciudad blanca ante la llegada inminente de su esposa. Pero, pronto el lector empezará a darse cuenta de que las cosas tal como se están explicando no acaban de encajar.

El escritor explica que esta historia nació de "una manera incontrolada" a principios del verano del año pasado, estando en la capital lusa, cuando pretendía darle forma a otro artefacto literario, pero se le rompió el disco duro del ordenador y tuvo una "excusa perfecta" para lanzarse al vacío de un nuevo proyecto. Su editora, Elena Ramírez, le regaló un cuaderno y se vio empezando un relato nuevo a partir de la sentencia que abre el libro, "neutral, pero rotunda, sin saber lo que venía a continuación".


Nuevo periplo vital

Quien se enfrente al texto, descubrirá a un hombre que espera a su esposa Cecilia, una neurocientífica que trabaja en los mecanismos neuronales que rigen la memoria y el miedo, y que debe llegar desde Nueva York, donde ambos han pasado una etapa marcada por los atentados del 11 de septiembre de 2001, para instalarse en un tranquilo barrio de Lisboa e iniciar un nuevo periplo vital.

A su juicio, su personaje protagonista cuenta en primera persona "su versión del mundo. "Un narrador te cuenta en primera persona su versión del mundo, en el que vive completamente obsesionado y encerrado y a través de esta persona que te habla, tienes que ver detrás de un velo que es lo que no te quiere contar o no quiere ver", ha subrayado Muñoz Molina, que ha explicado que la novela recoge también sus miedos.

"Fue un desafío muy atractivo ir mostrando la realidad a través de un testimonio que a cada momento va alejándose más de la realidad", ha confesado el novelista, a quien le gusta "jugar honradamente con el lector".

Muñoz Molina, que no ha escondido que en el momento de la escritura "lidiaba con dificultades psicológicas" y que tuvo el "capricho de no decir nada a nadie" sobre lo que estaba creando, ha querido "construir una ficción con los materiales de lo inmediato".

"A mí, escribir la historia me curaba. Los problemas en la vida real se quedan en suspenso", ha afirmado el académico Muñoz Molina, y ha hecho un elogio de la soledad, que considera necesaria. La editora ha resaltado que, en la historia, el protagonista ve Lisboa "como el lugar en el que recupera el sentido del tiempo y del espacio" con un elogio del tiempo lento, ante lo que el autor ha encomiado esta ciudad como un lugar inspirador fruto de una mezcla de calor provinciano y cosmopolitismo. Cuando el autor se instalaba en Lisboa con el propósito de narrar una novela en la que había trabajado mucho, no era consciente de que la abandonaría, y un día al salir a correr a la orilla del Tajo se le ocurrió una frase que anotó en un cuaderno: "Me he instalado en esta ciudad para esperar en ella el fin del mundo".

La frase serviría finalmente para abrir otra novela, la que ahora presenta, y desterraría la anterior, en un viaje cuyos entresijos eran "desconocidos" hasta para el mismo autor, como ha relatado él mismo. A diferencia de las novelas inmediatamente anteriores, Tus pasos en la escalera es "pura ficción", aunque es ficción muy pegada a lo real y construida a través de materiales que ha considerado de inmediato, por producirse en la vida, con escenas con Donald Trump y Michelle Obama.

Admirador de la obra del neurocientífico y escritor Oliver Sacks, Muñoz Molina ha explicado que en un momento dado abandonó otra novela escrita en un cuaderno y protagonizada por un neurocientífico, dada su curiosidad por esta especialidad, y en esta ocasión ha podido recrear esta profesión en el personaje femenino protagonista.


Un lugar donde vivir

Cuando se le pregunta por sus dos ciudades de residencia, la anterior y la presente, asegura que “Nueva York me dio una educación y me sirvió para quitarme de en medio de una cierta presencia institucional. Cuando llegué allí sentí que no era nadie. Así que tuve que aprender muchas cosas, sumergirme en un nuevo idioma, en una nueva manera de ver la vida y la literatura, una nueva visión estética y musical. Lisboa provoca ahora en mí otro proceso educativo, porque estoy estudiando portugués y asomándome al interior de una nueva forma de vida. Eso es algo que te refresca la mente”.


Terapia de retiro

Tus pasos en la escalera, que hace alusión a un bolero, abre con una cita de Michel de Montaigne sobre la necesidad de ocultar la propia vida, y Muñoz ha defendido retirarse y recogerse, "de proteger la vida de uno".

El académico también ha hecho un alegato a favor de que todas las personas protejan su propia vida, "porque es algo muy frágil". Para Muñoz Molina, hay que saberse "retirarse y esconderse" en un momento en el que la vida "está siendo saqueada por los ladrones, invadida por las redes sociales, por los intereses concretos de las empresas tecnológicas".

"Las personas –ha argumentado– estamos siendo completamente invadidas, saqueadas y agredidas. Y sin un espacio secreto no se puede vivir; uno necesita estar solo de vez en cuando, contar con un reino propio".

El novelista ha ahondado en que "el mismo hecho de leer, escribir, escuchar música, ver arte" son para él "terapias de retiro".

Tampoco ha dejado pasar que siente la necesidad de no estar invadido por la política, que "en el peor sentido de la palabra, es algo muy tóxico".

A él, ha remarcado, le gusta debatir con otras personas sobre cómo se pueden resolver las desigualdades en el mundo o sobre la catástrofe ecológica que afecta a la tierra, "pero la palabrería sobre las listas electorales es un aburrimiento inmenso" y ha insistido en que no hay que avergonzarse por "reivindicar la soledad".

Cronista habitual de las páginas de el diario ‘El País’, ha defendido que "el periodismo es literatura" e incluso ha dejado caer que no está de acuerdo "con que el columnismo de opinión sea lo más literario de los periódicos".

Historias de suspense psicológico en Lisboa

Un hombre anticipa con ilusión el momento de reunirse con su esposa mientras ultima los preparativos de su nuevo hogar en Lisboa. Atrás queda una etapa de sus vidas en Nueva York marcada por el indeleble recuerdo del 11-S.
Él se adelanta con la mudanza, mientras Cecilia organiza el traslado de su proyecto científico sobre los mecanismos neuronales que rigen la memoria y el miedo. Un tranquilo barrio de Lisboa ofrece la promesa de un futuro que él se esmera en preparar con minucioso detalle. Pero incluso el refugio buscado y la rutina más apacible pueden resultar desconcertantes cuando la sospecha de una amenaza incierta altera su espera.
Tus pasos en la escalera es una novela de suspense psicológico en la que la memoria, la razón y el miedo son los elementos que determinan la realidad tangible. Sutil y progresivamente Antonio Muñoz Molina muestra que sometida a la lente de un microscopio, la realidad desvela fisuras que pueden derrumbar lo que con tanto cuidado nos hemos contado sobre nuestras vidas.
Antonio Muñoz Molina: 'Juego honradamente con el lector'
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.