www.gacetaslocales.com

La Policía Nacional del distrito de Arganzuela, en Madrid, atribuía un delito de estafa y simulación de delito

Acude a comisaría a denunciar el robo de su teléfono y termina en los calabozos

Acude a comisaría a denunciar el robo de su teléfono y termina en los calabozos
Ampliar
lunes 11 de noviembre de 2019, 08:33h
El Juzgado de Instrucción Nº 1 de Madrid acuerda el archivo y sobreseimiento de una causa seguida contra un investigado a quien la Policía Nacional de Arganzuela atribuía un delito de estafa y simulación de delito.
Juan Gonzalo Ospina, socio fundador de Ospina Abogados, despacho penalista especializado en denuncias falsas.
Ampliar
Juan Gonzalo Ospina, socio fundador de Ospina Abogados, despacho penalista especializado en denuncias falsas.

Los hechos se remontan al mes de abril, cuando el investigado denunció en la comisaría del distrito de Arganzuela el robo con fuerza de su teléfono móvil a la salida de una estación de metro. A los pocos días, los agentes volvieron a contactar con el denunciante, requiriéndole el regreso a comisaría para concretar algunos detalles de la denuncia e informándole de que sería mejor que fuera acompañado de su abogado.

El investigado acudió a comisaría acompañado del abogado penalista experto en denuncias falsas, Juan Gonzalo Ospina, con la idea de que se le exhibirían imágenes de los posibles ladrones o en su caso, le informarían de la recuperación del terminal sustraído, ya que disponía de geolocalización. Sin embargo, al llegar a comisaría, el agente instructor coaccionó al implicado para que “reconociese” que era un delito falso, que en realidad había perdido el móvil y que la denuncia tenía un único fin: cobrar el seguro.

Ante esta situación kafkiana, Ospina solicitó al agente los indicios criminales contra su representado, que se le hiciera su lectura de sus derechos conforme a ley, y en su caso, que se le tomaran declaraciones. Ante la negativa a reconocer un supuesto robo falso, la policía detuvo al investigado y le trasladaron a los calabozos.

Tras varias horas de incomunicación, el socio de Ospina Abogados denunció la situación de su cliente ante los oficiales del Cuerpo Nacional de Policía y tras la lectura de sus derechos, este fue puesto en libertad.

Al llegar la causa al juzgado, el investigado ratificó su versión de los hechos e insistió en que su seguro a todo riesgo le cubría cualquier tipo de extravío, por lo que no sería necesario denunciar un falso robo. Por su parte defensa solicitó la práctica de una serie de diligencias que acreditasen que los agentes nunca llegaron a investigar el posible robo, entre ellas, la geolocalización del teléfono, las imágenes de seguridad del metro o la declaración de los agentes que practicaron la detención, interesándose por el archivo del procedimiento.

Tras la instrucción, el juzgado ha acordado el archivo de la causa al no desvirtuarse la versión del investigado, el cual, podría haberse enfrentado a una pena de 6 meses de prisión por el delito de estafa y 12 meses por simulación de delito.

Este tipo de denuncias falsas por robos de móviles se encuentran últimamente en auge. Los usuarios de telefonía móvil suelen contratar seguros contra robo con fuerza, pero no contra hurto o pérdida, lo que les permite cobrar de la aseguradora el importe del dispositivo “robado”.

Sin embargo, en referencia a este caso, Ospina ha respondido a las preguntas de este diario: “nuestro cliente siempre mantuvo su versión de los hechos. Fácilmente podría haberse comprobado vía GPS que este terminal había sido robado. Además, nuestro cliente tenía un seguro a todo riesgo, incluyendo la pérdida y el hurto, por lo que no tenía la necesidad de denunciar unos hechos que no hubiesen ocurrido. La detención ha sido una completa anomalía y nuestro cliente estudia interponer acciones legales contra los agentes por un posible delito de detención ilegal”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.