www.gacetaslocales.com
Edición 7    21 de febrero de 2017

Especiales > Especial Calle

Especial General Díaz Porlier

Una calle donde comprar, formarse o curarse
De la calle de Alcalá a la de General Oráa, donde se encuentra con Francisco Silvela, la calle del General Díaz Porlier es una vía con mucha historia, hasta tres instituciones educativas de reconocido prestigio, dos grandes hospitales y un completo abanico de pequeño comercio de calidad, presidido por la presencia del Mercado de Torrijos y El Corte Inglés de Goya.

Especial General Díaz Porlier

Juan Díaz Porlier (Cartagena de Indias, 1788 - La Coruña, 1815), militar español perteneciente a una importante familia.
Juan Díaz Porlier (Cartagena de Indias, 1788 - La Coruña, 1815), militar español perteneciente a una importante familia.

Esta calle cambio de nombre en 1980, con Tierno Galván. La calle del General Díaz Porlier es una de las vías características de la parte alta del denominado Barrio de Salamanca, eje comercial por excelencia de Madrid. Nace en Alcalá y, tras casi una docena de manzanas de viviendas, termina al llegar a General Oráa, a la altura de Francisco Silvela.


Especial General Díaz Porlier

Las esquinas de General Díaz Porlier están protegidas para garantizar el paseo peatonal.
Las esquinas de General Díaz Porlier están protegidas para garantizar el paseo peatonal.
General Díaz Porlier es una de esas vías perpendiculares que conforman la cuadrícula que idease el Marqués de Salamanca, conocida popularmente como el barrio de Salamanca. En este caso, una de las calles de la zona más alta del ensanche.

Especial General Díaz Porlier

La imagen de la Virgen de las Escuelas Pías de Juan de Ávalos preside la entrada del Colegio Calasancio.
La imagen de la Virgen de las Escuelas Pías de Juan de Ávalos preside la entrada del Colegio Calasancio.
Tres grandes instituciones educativas tienen sede en esta calle. Desde los más pequeños a los más mayores. Desde Infantil a la Universidad. El vecino de General Díaz Porlier puede realizar toda su vida académica sin salir de su calle, gracias a tres grandes instituciones. Se trata del Colegio Inmaculada Concepción, al que en la actualidad se accede desde el número 25 de la calle; el Colegio Calasancio, con entrada principal desde la paralela Conde de Peñalver; y el Colegio Universitario Cardenal Cisneros, que comparte manzana con el Calasancio pero al que se accede por el número 58 de General Díaz Porlier.


Especial General Díaz Porlier

Arriba, el Ruber Juan Bravo 49, del grupo Quironsalud.
Arriba, el Ruber Juan Bravo 49, del grupo Quironsalud.
El Ruber Juan Bravo 49 y La Princesa. Llama la atención por poco habitual: dos grandes centros hospitalarios tienen presencia en General Díaz Porlier, si bien es cierto que ninguno de los dos tiene entrada principal por ésta calle, aunque sí las Urgencias.


Especial General Díaz Porlier

Arquitectura, construcción y servicios, en Proizma, en el 46.
Arquitectura, construcción y servicios, en Proizma, en el 46.
En General Díaz Porlier conviven establecimientos de toda la vida con nuevas aperturas.

Especial General Díaz Porlier

Ejemplo de la variada oferta comercial del Mercado de Torrijos, que tras su transformación es ahora un referente en cuanto galerías comerciales contemporáneas.
Ejemplo de la variada oferta comercial del Mercado de Torrijos, que tras su transformación es ahora un referente en cuanto galerías comerciales contemporáneas.
El completamente renovado Mercado de Torrijos va más allá de la adquisición de productos. Sin duda alguna, uno de los puntos neurálgicos de la calle del General Díaz Porlier es el Mercado de Torrijos. Sus puestos, sus posibilidades y los comercios que han nacido en sus proximidades, hacen de este enclave uno de los más frecuentados por los vecinos de la zona, que acuden a sus puestos en busca de calidad en los productos y excelencia en sus servicios.


Especial General Díaz Porlier

La Cofradía del Divino Cautivo nació en el Colegio Calasancio en el año 1944. Más imágenes históricas en www.divinocautivo.es.
La Cofradía del Divino Cautivo nació en el Colegio Calasancio en el año 1944. Más imágenes históricas en www.divinocautivo.es.
En el Colegio Calasancio se encuentra su capilla. Junto al número 58 de General Díaz Porlier una placa obliga a hacer parada al paseante curioso: “En este Colegio Calasancio se fundó en 1944 la Cofradía de El Divino Cautivo, donde se venera una de las tallas más bellas de la imaginería española, obra de Mariano Benlliure”.

Especial General Díaz Porlier

Cuatro rincones con historia
En esta calle se rinde homenaje a un dramaturgo, un ingeniero y dos víctimas de ETA. Cuatro son las placas históricas que se encuentran en la calle del General Díaz Porlier, si bien es cierto que la última de ellas, la que recuerda en triste hecho acontecido en la confluencia con General Oráa, donde ETA asesinase a tiros a un coronel y su chófer en 1985, se encuentra fuera de los límites de Díaz Porlier. Las otras tres recuerdan a Antonio Buero Vallejo, en el número 36; a Emilio Novoa, en el chalecito del número 77; y a la fundación de la Cofradía del Divino Cautivo, en el colegio Calasancio.

Especial General Pardiñas

Calle con mucha historia y un presente vivo
De la calle de Alcalá a la de María de Molina, donde se encuentra con Francisco Silvela, en plena avenida de América. Once manzanas conforman la calle del General Pardiñas, en honor a un joven militar muerto en combate en 1838, tras haber conseguido el reconocimiento unánime a pesar de su juventud, 36 años.

Especial General Pardiñas

La calle del General Pardiñas atraviesa el barrio de Salamanca, desde Alcalá hasta María de Molina con Francisco Silvela. A lo largo de sus 11 manzanas, los coches han sustituido a los carros tirados por mulos. Archivos de la Comunidad de Madrid.
La calle del General Pardiñas atraviesa el barrio de Salamanca, desde Alcalá hasta María de Molina con Francisco Silvela. A lo largo de sus 11 manzanas, los coches han sustituido a los carros tirados por mulos. Archivos de la Comunidad de Madrid.
Esta calle rinde homenaje a Ramón Pardiñas (1802-1838). La calle del General Pardiñas es una de las vías más características del distrito de Salamanca, eje comercial por excelencia de Madrid. Nace en Alcalá y, tras once manzanas de viviendas, termina al llegar a Francisco Silvela, en su entronque con María de Molina.


Especial General Pardiñas

Arriba, los primeros números de la calle del General Pardiñas, en concreto su cruce con la de Goya.
Arriba, los primeros números de la calle del General Pardiñas, en concreto su cruce con la de Goya.
Forma parte de la cuadrícula del Ensanche. La calle del General Pardiñas es una de esas vías perpendiculares que conforman la cuadrícula que idease el Marqués de Salamanca, conocida popularmente como el barrio de Salamanca.


Especial General Pardiñas

Nombres de letras en esta vía
Escritores ilustres desarrollaron su trabajo en General Pardiñas. Tres nombre de letras, tres momentos del siglo XX y mucho talento: Miguel Mihura, Carmen Laforet y el poeta rumano Alejandro Busuioceanu vivieron en algún momento de su vida, y desarrollaron parte de su trabajo, en la calle del General Pardiñas. En concreto, en el número 32 de la vía habitó entre 1945 y 1961 el poeta, historiador y ensayista rumano. Al final de la calle, en el número 97 vivió el autor teatral y humorista Miguel Mihura; y en el 107 escribió ‘Nada’ Carmen Laforet.

Especial General Pardiñas

Medicina estética, fisioterapia y osteopatía en Lyuba Fisioestética&Spa.
Medicina estética, fisioterapia y osteopatía en Lyuba Fisioestética&Spa.
En General Pardiñas conviven establecimientos de toda la vida con nuevas aperturas. Sin duda, hay dos circunstancias que marcan el carácter de una calle, de un barrio e, incluso, de un municipio. Son sus gentes, sus vecinos y trabajadores, y sus comercios. Ambos dan vida a una zona y convierten en ‘barrios dormitorio’ a aquellas zonas que carecen de comercios.


Especial General Pardiñas

Al llegar al cruce con Juan Bravo, el Ruber Quirón Salud.
Al llegar al cruce con Juan Bravo, el Ruber Quirón Salud.
Junto a los pequeños y medianos comercios, las numerosas y selectas oficinas o los edificios institucionales, la calle del General Pardiñas guarda espacios para otro tipo de ‘negocios’ que también tienen cabida en esta vía. Una residencia para estudiantes, un hospital de prestigio, medianas superficies para la compra del día a día, farmacias o estancos para mejorar, una Oficina de Empleo, una Comisaría de Extranjería o, incluso, recuerdos de los 90 como la fachada de Jacara.

Especial General Pardiñas

Imágenes del interior del centro cultural de www.ccchinamadrid.org.
Imágenes del interior del centro cultural de www.ccchinamadrid.org.
En el 73 de esta vía se encuentra el Centro Cultural de China en Madrid. Ocupando dos edificios, el A y el B, y un patio entre ambos, con una superficie total de cerca de 3.000 metros cuadrados. En el edificio A están la sala de exposiciones, la galería, el salón de té, la biblioteca, la sala de conferencias y las aulas. En el edificio B están el salón de actos, la sala de kung fu / baile, el aula de música, el aula de cocina, etc. El patio situado entre los dos edificios cuenta con una terraza del salón de té y una decoración ambiental consistente en una fuente y varios tipos de plantas.


Especial General Pardiñas

La parroquia de Nuestra Señora del Pilar tiene su sede en General Pardiñas.
La parroquia de Nuestra Señora del Pilar tiene su sede en General Pardiñas.
Parroquia de Nuestra Señora del Pilar. De plena actualidad por la reciente festividad de la patrona del distrito de Salamanca, el pasado 12 de octubre, la parroquia de Nuestra Señora del Pilar –en la confluencia de General Pardiñas con Juan Bravo– llegó a su actual sede en 1962, en un edificio de nueva planta en un solar de la calle bendecido, en nombre del Sr. Arzobispo D. Casimiro Morcillo González, el que era, por aquel entonces, el Obispo Auxiliar de Madrid, D. Juan Ricote Alonso.


Especial Lagasca

Edicios señoriales, comercio y paseo tranquilo
De Alcalá a López de Hoyos, la calle de Lagasca tiene un origen incierto, pues no hay unanimidad sobre a quién rinde homenaje con tal nomenclatura. Fuera como fuese, el paseo discurre en paralelo a Velázquez y las calles con las que se encuentra (Goya, Ortega y Gasset, Juan Bravo o Diego de León) van marcando el carácter de la vía. Comercios tradicionales en casi todos los tramos, muchos restaurantes, varias embajadas, una iglesias de las de estampa y otras con misas en francés. Todo, sin salir de Lagasca.

Especial Lagasca

La calle de Lagasca cambió en nombre en 1872, pasando a ser la de Carolina Coronado. En 1873 cambió a calle del Genio del siglo, para, en julio de 1874, volver a ser la calle de Lagasca.
La calle de Lagasca cambió en nombre en 1872, pasando a ser la de Carolina Coronado. En 1873 cambió a calle del Genio del siglo, para, en julio de 1874, volver a ser la calle de Lagasca.
Anteriormente tuvo otros dos nombres. La calle de Lagasca, en el distrito de Salamanca, discurre desde la de Alcalá a la de López de Hoyos, en paralelo a importantes vías comerciales como Serrano y Velázquez, y encontrándose en su camino con otras como Goya, José Ortega y Gasset, Juan Bravo o Diego de León, formando parte de la popularmente conocida como Milla de Oro, verdadero escaparate comercial de lujo de la capital.


Especial Lagasca

 Embajada de Italia vista desde Juan Bravo, en el palacio que perteneciese al Marqués de Amboage.
Embajada de Italia vista desde Juan Bravo, en el palacio que perteneciese al Marqués de Amboage.
Varias embajadas tienen su sede en esta vía. Quizás por encontrarse en una de esas ‘zonas nobles’ de la ciudad, la calle de Lagasca ha sido la escogida por varios países para establecer su embajada. El caso más llamativo es el de Italia, con entrada por Juan Bravo, Para muchos el edificio más emblemático de toda la calle, situada en el número 98 de la vía y ocupando, entre los dos inmuebles principales y sus preciosos jardines, toda la manzana que forman las calles Lagasca, Juan Bravo, Velázquez y Padilla.


Especial Lagasca

Comercio que va por tramos
Los establecimientos tradicionales se entremezclan con nuevas aperturas a lo largo de la vía. Pasear por la calle de Lagasca es hacerlo entre sus comercios. Y aquí no hay duda, el comercio tradicional, el de barrio se impone casi por unanimidad a lo largo de sus manzanas, si bien es cierto que la proximidad con algunas vías con las que Lagasca se va encontrando, define el tipo de comercios que predomina en cada tramos.


Especial Lagasca

En el 89 de Lagasca se encuentra la parroquia de Saint Louis des Francais, que como curiosidad, celebra misa en francés cada domingo.
En el 89 de Lagasca se encuentra la parroquia de Saint Louis des Francais, que como curiosidad, celebra misa en francés cada domingo.
San Manuel y San Benito y el IES Beatriz Galindo llenan de vida el primer tramo de esta vía. Junto al carácter comercial de la calle de Lagasca, un paseo tranquilo por la misma permitirá al caminante observador detenerse ante algunos edificios emblemáticos, ya sea por la institución a la que albergan en su interior como por su propio valor arquitectónico. Entre ellos, dos lugares para el culto o un instituto de enseñanza secundaria.


Especial Ayala

Ayalá, siglo XXI en el barrio de Salamanca
De la Castellana a Doctor Esquerdo, realizamos un tranquilo paseo por la calle de Ayala, por su historia y su presente; por sus residentes y sus comerciantes; por sus iglesias, sus colegios, sus comercios... Una calle que es ejemplo del popularmente conocido Barrio de Salamanca, el ensanche. Sus edificios señoriales, su pequeño comercio, numerosos restaurantes y la presencia de El Corte Inglés y el Mercado de La Paz marcan el carácter de una vía que protege a sus peatones con aceras en buen estado.

Especial Ayala

El peatón es protagonista y disfruta, en algunas de sus confluencias, de espacios estanciales como el de la imagen superior, si bien es cierto que en algunos tramos se disputa espacio con las motos.
El peatón es protagonista y disfruta, en algunas de sus confluencias, de espacios estanciales como el de la imagen superior, si bien es cierto que en algunos tramos se disputa espacio con las motos.
Numerosas paradas próximas de Metro y EMT y aparcamientos para coches, motos y ‘bicis’. La calle de Ayala es una de esas vías perpendiculares del denominado ensanche de Madrid que discurre desde el paseo de la Castellana hasta la calle del Doctor Esquerdo, en paralelo a la calle de Goya y encontrándose en su recorrido con vías de la importancia de Serrano, Velázquez, Príncipe de Vergara, Conde de Peñalver o la calle de Alcalá.


Especial Ayala

Retrato de Adelardo López de Ayala, (1880. Museo del Romanticismo).
Retrato de Adelardo López de Ayala, (1880. Museo del Romanticismo).

Esta vía debe su nombre a un ilustre representante de la política del siglo XIX. La calle de Ayala, que se extiende desde el paseo de la Castellana hasta su encuentro con la vía de Doctor Esquerdo, debe su nombre al sevillano Adelardo López Ayala y Herrera. Periodista, hombre de letras y apasionado orador, fue una figura política y social destacada de su época. En 1878 fue elegido presidente del Congreso de los Diputados. Miembro de la Academia Española, entre sus obras destacan los dramas históricos –’Los dos Guzmanes’ (1851), ‘Rioja’ (1854) y ‘Un hombre de Estado’ (1851)– y las comedias de carácter moralizantes como ‘El tejado de vidrio’ (1856), ‘El tanto por ciento’ (1861), ‘El nuevo Don Juan’ (1863) y ‘Consuelo’ (1870). Poco antes de fallecer comenzó a construirse una vivienda en la calle de Pajaritos, nombre que se le daba a esta elegante calle a finales del siglo XIX.

Especial Ayala

eL FANTASMA DE LA CALLE DE AYALA. En el número 126 de la calle de Ayala hay un chalé adyacente a unos bloques de viviendas en el que, en los años 80, sus moradores oían golpes y ruidos. La leyenda urbana cuenta que se trata del alma atormentada de un obispo que encontró la muerte en este inmueble cuando funcionaba como prostíbulo. Al parecer, los fenómenos misteriosos aún siguen produciéndose...
Espías y posguerra. Embassy es un salón de té ubicado en el paseo de la Castellana, 12 (aunque hace esquina con la calle de Ayala), que fue inaugurado en 1931 por Margarita Kearney Taylor. La idea era abrir un Salón de Té al estilo inglés para el personal de las embajadas extranjeras de la zona. El local es famoso por haber sido tapadera de espionaje internacional durante la Segunda Guerra Mundial.
eL FANTASMA DE LA CALLE DE AYALA. En el número 126 de la calle de Ayala hay un chalé adyacente a unos bloques de viviendas en el que, en los años 80, sus moradores oían golpes y ruidos. La leyenda urbana cuenta que se trata del alma atormentada de un obispo que encontró la muerte en este inmueble cuando funcionaba como prostíbulo. Al parecer, los fenómenos misteriosos aún siguen produciéndose... Espías y posguerra. Embassy es un salón de té ubicado en el paseo de la Castellana, 12 (aunque hace esquina con la calle de Ayala), que fue inaugurado en 1931 por Margarita Kearney Taylor. La idea era abrir un Salón de Té al estilo inglés para el personal de las embajadas extranjeras de la zona. El local es famoso por haber sido tapadera de espionaje internacional durante la Segunda Guerra Mundial.
La calle de Ayala cuenta con anecdotario propio, leyendas con mayor o menor fundamento. Como sucede con todas las grandes calles que presuman de serlo, la de Ayala cuenta con un anecdotario propio. Con historias que se cuentan a propios y extraños sobre realidades que en sus manzanas se vivieron o, quién sabe, se imaginaron.

Especial Ayala

El comercio tradicional es uno de los grandes protagonistas de esta vía, con el mercado de La Paz como gran estandarte, pero también tienen presencia medianas y grandes empresas.
El comercio tradicional es uno de los grandes protagonistas de esta vía, con el mercado de La Paz como gran estandarte, pero también tienen presencia medianas y grandes empresas.

El Corte Inglés y La Paz marcan un tramo. Como no podía ser de otra manera, la calle de Ayala, por su ubicación, respira un ambiente comercial en todos sus tramos, si bien el carácter de este va variando a lo largo de la vía, marcado, sin duda, por las calles con las que se va encontrando en su discurrir.

Especial Ayala

Ejemplo del barroco madrileño, la capilla del Cristo de la Salud.
Ejemplo del barroco madrileño, la capilla del Cristo de la Salud.
Espacios de culto y dos de los centros de enseñanza con más tradición: el Pilar y el Loreto. Ayala es paseo. Ayala es comercio. Ayala es historia. Pero Ayala es también culto y educación. Cuatro rincones de la calle nos llaman la atención en este sentido: dos parroquias y dos históricos colegios.


Especial Hermosilla

Del paseo de la Castellana a Fuente del Berro
De la Castellana a Fuente del Berro, de la sombra de los edificios señoriales del barrio de Goya a la de los históricos árboles del parque de la Quinta del Berro. La calle de Hermosilla invita al paseo tranquilo, relajado, contemplando y deteniéndose en los escaparates de sus muchos comercios. Pero Hermosilla es comercio y mucho más: es edicificios institucionales; es edificios para el culto y fue morada de algunos personajes ilustres a los que el Ayuntamiento recuerda con orgullo. Es en definitiva, una calle para disfruta.

Especial Hermosilla

Comercio de todo tipo y condición a lo largo del recorrido de la calle de Hermosilla, que en cualquier caso sigue presumiendo de sus establecimientos tradicionales.
Comercio de todo tipo y condición a lo largo del recorrido de la calle de Hermosilla, que en cualquier caso sigue presumiendo de sus establecimientos tradicionales.
Entre algunas grandes marcas, Hermosilla sigue albergando a pequeños y variados comercios. Para los que no estén habituados, oír hablar de la calle de Hermosilla, en pleno barrio de Salamanca, se puede asociar con la llamada Milla de Oro y con tiendas con precios inasequibles para la mayoría de los mortales. Sin embargo, no es así.


0,373046875