www.gacetaslocales.com

Realizar mejoras en nuestra casa nos ayudará a encontrar inquilinos

Mantener nuestra vivienda en buen estado o realizar unos sencillos cambios puede ayudarnos 
a la cada vez más difícil tarea de conseguir alquilar nuestra vivienda.
Mantener nuestra vivienda en buen estado o realizar unos sencillos cambios puede ayudarnos a la cada vez más difícil tarea de conseguir alquilar nuestra vivienda.

Si quieres alquilar, reforma tu hogar

El mercado del alquiler en España aumenta y se dinamiza, y según el Ministerio de Fomento, actualmente representa el 17% de los hogares. La crisis inmobiliaria ha obligado a los propietarios a arrendar viviendas, y la competencia se endurece al mismo tiempo que aumenta la demanda de alquileres entre las familias que no pueden permitirse un piso propio.

Todo ello ha repercutido en que en estos últimos 12 meses haya crecido de forma importante la oferta de alquileres un 38%, según datos del portal inmobiliario idealista.com. Ante esto, muchos propietarios se preguntan qué pueden hacer para mejorar las posibilidades de alquilar su piso.

Para que su piso sea finalmente el elegido por los inquilinos, y pueda ingresar la cantidad que considera adecuada sin sufrir grandes regateos, debe ofrecer las máximas comodidades y crear un ambiente hogareño irresistible.

Aunque parece obvio, existen detalles que el arrendador puede pasar por alto, o situaciones de riesgo cuya importancia se minimiza y que pueden dar a los arrendatarios razones para descartar la vivienda. De la mano de Reparalia, empresa especializada hacemos repaso a varios consejos para poner su hogar a punto.

Baños y cocinas

Un punto a favor es conseguir techos más sufridos. Los vapores y condensaciones de estas áreas los castigan mucho más y tienden a cuartearse y estropearse antes. Dales una mano de pintura. Silicona de bañeras y fregaderos. Unas instalaciones en mal estado dan muy mala imagen, por tanto, te recomendamos sustituirlas cada 2 años.

Algo parecido pasa con los grifos. Revisa grifos y cisternas asegurándote de que no tienen fugas ni producen molestias de goteo. Además, comprueba que las tuberías están en correcto estado para evitar atascos durante la estancia de tus inquilinos. El fregadero. Es uno de los elementos que más se utiliza y deteriora. Procura mantenerlo limpio y cuidado, ya que una buena imagen de un lugar próximo a donde se manipulan todos los alimentos.

Juntas de los azulejos sin rastro de residuos. Con el tiempo se tiñen de negro y se convierten en cúmulo de suciedad. Repasa las juntas de los azulejos con un lápiz de ferretería específico para la tarea, es fácil y barato.

Mantén la campana extractora como si fuera un espejo. Es otro elemento clave para no dar sensación de suciedad a los futuros inquilinos. En este puede encontrar algunos trucos para dejarla como nueva con un producto desengrasante.

Instalación eléctrica y climatización

Cambia enchufes e interruptores. La seguridad en la instalación eléctrica es imprescindible, por lo que te recomendamos sustituir enchufes e interruptores dañados para evitar posibles accidentes.

Por otro lado, ten en cuenta que la regulación normativa obliga a expedir un certificado de eficiencia energética para los edificios o viviendas, que se construyan, vendan o alquilen.

Por ello también es importante el aislamiento de ventanas. Una buena aclimatación del hogar es un elemento diferenciador a la hora de elegir nueva casa. Por ello, se hace necesario un aislamiento óptimo de energía y ruidos que permitan la mayor comodidad y ahorro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.