www.gacetaslocales.com

En la Comunidad de Madrid este año hay zonas naturales de baño, con socorristas y aguas controladas sanitariamente

Agua dulce y sin olas, pero playas

La Comunidad se encarga de la seguridad en las zonas habilitadas para el baño.
Ampliar
La Comunidad se encarga de la seguridad en las zonas habilitadas para el baño.

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Por mucho que nos empeñemos, en Madrid no hay playa. Por lo menos con agua salada y olitas. Pero no sólo de costa vive el veraneante, y cuando aprieta el calor, en el entorno de la capital hay unos cuantos lugares donde darse un chapuzón en plena naturaleza y pasar una jornada de refresco.

La Comunidad de Madrid cuenta con el reconocimiento de la Unión Europea de cuatro zonas naturales aptas para el baño conforme a los análisis y calificación de aguas que efectúa la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, que acreditan estos espacios de recreo con condición de alta salubridad y seguridad.

Las zonas autorizadas para el baño son las Presillas (Rascafría), los Villares (Estremera), el Embalse de San Juan y sus dos puntos de muestreo (San Martín de Valdeiglesias), que cuentan con clasificación de excelencia en sus aguas; y la conocida como Playa del Alberche (Aldea del Fresno), en este caso con denominación de agua buena.

Esta año, se ha declarado como zona no apta para el baño la Charca Verde (Manzanares El Real) como consecuencia de necesidades de protección ambiental, reguladas por la normativa vigente. Asimismo, se recuerda que tampoco está permitido el baño en el resto del curso del río Manzanares.

Aguas frescas
Las aguas de Rascafría o La Charca Verde, cristalinas donde las haya, son fruto del deshielo en la sierra madrileña, y además se sitúan en parajes boscosos con abundante sombra, por lo que tienen una temperatura bastante fresquita: las aguas embalsadas de San Juan suben algún grado más, aunque tampoco tantos como para equipararse a las cálidas playas del Levante.

Una de las playas más concurridad de la región, pese a no estar permitido el baño, es el embalse de Picadas, donde los ecologistas recuerdan que vierten depuradoras y el agua no está controlada.

Sanidad recuerda que puede resultar peligroso para el bañista acudir a zonas de baño no autorizadas por la posibilidad de que el agua cuente con microorganismos nocivos para la salud o, bien, por el riesgo de ahogamiento.

Insiste, además, en la conveniencia de protegerse del sol, usar siempre protectores (especialmente con los niños), y entrar paulatinamente en el agua, sobre todo después de tomar el sol. También aconseja ducharse tras finalizar el baño, beber suficiente líquido y no abusar de las bebidas alcohólicas, mantener la playa y el entorno limpios y usar las papeleras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.