www.gacetaslocales.com

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, se inician las campañas de prevención y se incide en los consejos

Es recomendable llevar siempre encima una botella de agua o un refresco, que además nos proporcionará sales y azúcares.
Es recomendable llevar siempre encima una botella de agua o un refresco, que además nos proporcionará sales y azúcares.

El calor y su efecto en los mayores

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Ya está aquí el verano y con él las vacaciones y los momentos para disfrutar al aire libre. Sin embargo, también se acercan las altas temperaturas y todo lo que ello conlleva.

Los baños en piscinas y en el mar también ayudarán a paliar las altas temperaturas, evitando la sobreexposición solar.
Los baños en piscinas y en el mar también ayudarán a paliar las altas temperaturas, evitando la sobreexposición solar.

Por este motivo, se han activado su campaña de prevención para que los más de 130.000 usuarios que atiende la compañía sepan cómo actuar cuando el termómetro marque temperaturas elevadas, especialmente en el caso de las personas mayores, un colectivo especialmente vulnerable ante las subidas del termómetro.

Los expertos coinciden en señalar que la temperatura ambiente óptima se sitúa entre los 18 y los 24ºC, cuando el cuerpo humano mantiene la suya en los 36 o 37ºC. Cuando se produce un incremento en la temperatura corporal, el organismo busca ‘enfriarse’ mediante la sudoración, aumentando el riesgo de deshidratación. Por eso, uno de los primeros consejos que se brinda los usuarios es la importancia de permanecer hidratado en todo momento. Así pues, es recomendable llevar siempre encima una botella de agua o un refresco, que además nos proporcionará sales y azúcares.

Esta recomendación se completa con las siguientes medidas para afrontar el calor de este verano:

• No exponerse en exceso al sol, buscando resguardo a la sombra o en locales bien ventilados o con aire acondicionado.

• Vestir ropa de colores claros y tejidos finos y vaporosos.

• Evitar hacer esfuerzos a las horas de calor y concentrar las actividades físicas a primera hora de la mañana o última de la tarde.

• Mantener las persianas bajadas y las ventanas cerradas durante las horas de sol intenso.

• Evitar al máximo el uso de transportes como automóviles sin climatizador o sin aire acondicionado.

El calor también puede afectar al ciclo del sueño, dificultando el descanso y aumentando la fatiga al día siguiente. Con estas pequeñas acciones que enumeramos a continuación se contribuirá a conciliar el sueño y hacer más llevadero el exceso de calor:

• Dormir con un pijama ligero.

• Tomar una ducha tibia antes de ir a dormir.

• Tomar una cena ligera y fresca, como una ensalada, para facilitar la digestión.

• Humedecer o introducir elementos fríos en la almohada.

• Usar preferiblemente un ventilador para refrescar la habitación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Gacetas Locales
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.