www.gacetaslocales.com

‘Las hijas del capitán’ es el título de la nueva novela de María Dueñas, una obra en la que la autora rinde homenaje a la colonia española que residió en Nueva York durante las primeras décadas del siglo XX

Para situar la acción de su nueva novela, María Dueñas nos invita a viajar al Nueva York de los años 30.
Ampliar
Para situar la acción de su nueva novela, María Dueñas nos invita a viajar al Nueva York de los años 30. (Foto: Carlos Luján)

La aventura incierta de la inmigración

miércoles 23 de mayo de 2018, 14:25h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

En su nueva obra, María Dueñas se acerca a la colonia española que residió en Nueva York en los años treinta del siglo XX. Y, para hacerlo, toma como punto de partida la experiencia de las mujeres que emigraron desde España hasta la Gran Manzana, puesto que “parecía que la migración era una épica exclusivamente masculina”, explica la escritora. “También tenían su vida, sus sentimientos, sus reflexiones, sus emociones y cuestionamientos ante las nuevas constituciones de sus vidas. Quería explorar eso, las mujeres emigrando”, detalla la autora, para quien su nueva novela “es un tributo a las mujeres capaces de hallar su lugar en el mundo cuando los vientos soplan en contra. Y también a todos aquellos empujados por la vida hacia la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración”.

Por eso, comenzó a “buscar un lugar a donde mandar a estas mujeres migrantes para saber qué fue de ellas" y después de investigar distintos escenarios optó por Nueva York.

La novela, de más de 600 páginas, está ambientada en varios enclaves neoyorquinos legendarios, como la calle Catorce, entre la Séptima y la Octava Avenida, donde transcurría la vida de los casi 40.000 inmigrantes procedentes de todos los rincones de España que durante los años 30 se esforzaban en construir una vida en esta ciudad. Concretamente y dentro de esta colonia de inmigrantes españoles que vivían en la gran manzana en esos años, se acerca a la pequeña casa de comidas El Capitán, que era regentada por el malagueño Emilio Arenas. A la muerte del Arenas, sus tres hijas, jóvenes y recién llegadas a la ciudad deben asumir las riendas del negocio, que convierten en un night club.

En su camino, las hermanas Arenas se cruzarán con algunos personajes históricos que pululaban por el Manhattan de aquellos tiempos, como Xavier Cugat, Gardel y Margarita Cansino –Rita Hayworth– o el conde de Covadonga, exheredero al trono de España que acababa de renunciar a sus derechos por casarse con una hermosa cubana...

Con una tirada inicial de 500.000 ejemplares, Las hijas del Capitán será el gran lanzamiento de Planeta esta primavera. Con su primera novela, El tiempo entre costuras, Dueñas cosechó un gran éxito que la llevó a la pequeña pantalla en una miniserie, tal y como está previsto que ocurra con La Templanza. Traducidas a más de 35 lenguas, han convertido a María Dueñas en una de las escritoras más leídas del mundo.

Sin embargo, comenta que se esfuerza para no dejarse presionar por posibles adaptaciones y asume que "cada novela es un proyecto distinto. No dejo que el éxito de las novelas o lo que ha pasado me condicione, vuelvo a empezar de cero, con la misma ilusión con que hice la primera", concluye.

‘Las hijas del Capitán’ / María Dueñas

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, Emilio Arenas, obliga a sus hijas veinteañeras a asumir las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad 
de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas 
se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades 
y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.
‘Las hijas del Capitán’ / María Dueñas Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, Emilio Arenas, obliga a sus hijas veinteañeras a asumir las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.