www.gacetaslocales.com

Los nuevos vecinos del distrito de Salamanca

El pasaje de Enrique Ruano, anteriormente el del General Mola.
Ampliar
El pasaje de Enrique Ruano, anteriormente el del General Mola.
jueves 10 de mayo de 2018, 10:30h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Enrique Ruano y Mercedes Formica forman ya parte del callejero del distrito de Salamanca, en sustitución del pasaje del General Mola y la calle de Eduardo Aunós.
Mercedes Formica da nombre a la que fue calle de Eduardo Aunós.
Ampliar
Mercedes Formica da nombre a la que fue calle de Eduardo Aunós.

El Ayuntamiento de Madrid comenzaba a finales del mes de abril a cambiar las placas del callejero franquista, tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que desestimaba las medidas cautelares solicitadas por la Fundación Francisco Franco contra el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno en mayo pasado, siguiendo la propuesta realizada por el Comisionado de la Memoria histórica en su informe definitivo.

El informe final del Comisionado de la Memoria Histórica incluía 52 calles, plazas o espacios públicos de la ciudad, en aplicación del artículo 15 de la ley 52/2007. Dicha propuesta fue aprobada por el Pleno de 28 de abril de 2017 y, posteriormente por la Junta de Gobierno.

En Salamanca. En el distrito En Salamanca, dos eran los enclaves ‘señalados’ por el Comisionado de la Memoria Histórica: el pasaje del General Mola –en el barrio de Goya– y la calle de Eduardo Aunós –en el de Fuente del Berro–. De esta manera, y con las placas ya instaladas, el pasaje del General Mola ha pasado a denominarse pasaje de Enrique Ruano, a pesar de que en un primer momento iba a ser el del General Espartero.

De Enrique Ruano, el Comisionado resume que fue estudiante y miembro del antifranquista Frente de Liberación Popular, que murió el 20 de enero de 1969 al caer desde la ventana de un edificio al que le había llevado la Brigada Político Social. Sobre la primera, el Comisionado resumía Pasaje del General Mola. Militar instigador de la sublevación militar.

A su vez, la calle de Eduardo Aunós ha pasado ya a ser la de Mercedes Formica de quien el Ayuntamiento dice que fue novelista, falangista y abogada ejerciente. Terminó ya casada su carrera de Derecho. Un artículo en ABC, titulado “El domicilio conyugal”, en 1953, destapó el tema de la vida insufrible de las mujeres casadas víctimas de violencia. Tras un río de cartas, artículos y conferencias, que llevaron cinco años de debate, el Código Civil fue reformado en 1958, abarcando más de 60 artículos, aunque ella misma asumió sus limitaciones, calificándola de “reFormica”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.