www.gacetaslocales.com

Ángela Quintas, química y nutricionista

“Asociamos dieta a comer lechuga'
Ampliar

“Asociamos dieta a comer lechuga"

lunes 12 de marzo de 2018, 14:41h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Con su libro ‘Adelgaza para siempre’, Ángela Quintás desvelaba su método, pero no las recetas. En éste, resuelve las dudas de todos aquellos que quieren perder peso con sus indicaciones, pero no saben cómo combinar los alimentos para obtener sabores distintos sin aburrirse...

Adelgaza para siempre fue el año pasado uno los libros más vendidos y todo apunta a que su secuela, Las recetas de Adelgaza para siempre (Planeta), va a seguir el mismo camino. A su autora, Ángela Quintas, se le da muy bien explicar cómo funcionan los mecanismos que nos ayudan a perder peso. Un deseo recurrente para el que no hace falta recurrir a dietas milagrosas.

–¿Se puede pasar a la práctica sin haberse leído antes la teoría?

–Lo ideal sería que leyéramos la primera parte del libro, en la que hay un pequeño resumen del anterior, pero con la información suficiente como para hacerlo bien. También es verdad que las recetas nos pueden servir para llevar una alimentación saludable día a día y que hay gente que quizá no quiere perder peso, sino simplemente comer bien y puede tirar de estas recetas.

–El objetivo es mantener los niveles glucémicos estables, para que el cuerpo empiece a quemar grasa y no masa muscular... ¿Es correcto?

–Es correcto. Si haces una dieta o un cambio de alimentación y lo que mayoritariamente bajas es masa muscular, el efecto rebote está garantizado. Y además te bajará el metabolismo basal, que es la energía que se emplea para mantener las constantes vitales. Nos interesa mantenerlo más alto posible.

–Y hay que conseguirlo sin pasar hambre y sin que nuestra vida social se resienta...

–La dieta se tiene que adaptar a ti y que tú te tienes que adaptar a la dieta. No tiene sentido que yo te diga que a partir de ahora te tienes que traer 'tupper' al trabajo. Quizá tienes comidas de negocios, viajes… ¡No tendría sentido! Lo que hay que hacer es aprender a hacerlo bien en el día a día, sin necesidad de estar esclavizados. No se trata de ponerse a dieta y no salir de casa. Porque puedes acabar muy delgado, pero ¿y tu vida social? Eso no sirve para nada.

–¿Ha probado las recetas del libro?

–Son recetas que yo hacía en casa y es verdad que las he ido probando con los pacientes, pero reconozco que he utilizado como conejillos de indias a mi marido y a mi hijo, que me iban diciendo: ‘Yo esto lo veo muy de dieta’. Y entonces había que darle una vuelta... La gente asocia la dieta a la lechuga y al filete a la plancha, y lo que he intentado es que comamos bien y bajemos peso, pero que los platos sean bonitos.

–¿La clave está en la compra? Lo que no compras no te lo comes…

–Es muy importante tener en casa alimentos saludables. Si tú no has hecho la previsión con un menú para toda la semana y llega el miércoles y ya no tienes nada, al final, como vivimos todos estresadísimos, acabas pillando lo primero que tienes por casa.

–¿Podemos inflarnos a yogures y a refrescos ‘light’?

–No, el problema que tienen todo este tipo de alimentos es que pueden ser bajos en grasa, pero tener mucho azúcar… Además, solemos otorgarles propiedades mágicas y, como es 'light', en vez de uno me como dos. Lo vemos con la bollería sin azúcar añadido, ¡pero que puede tener grasa! Que sea 'light' no quiere decir que puedas comer tantos como quieras, porque quizá tenga un 30 % menos de kilocalorías, pero si el original tenía muchísimas... Y el problema de los refrescos light es que siempre tenemos la sensación dulce en la boca, y nos acabamos enganchando.
–¿De dónde sacas las ideas para crear las recetas?

–La mayoría son recetas que yo hacía en casa y hay un par que me las han pasado pacientes o que dábamos en la consulta. Piensa que en el equipo somos cuatro personas y que, entre todos, se nos pueden ocurrir muchas cosas.

–Para momentos de hambre o de ansiedad, ¿qué podemos hacer?

–En el libro hay pequeños tentempiés hechos con queso de Burgos, salmón… También unos puerros con lacón, un yogur o un café con mucha leche. Pero si tú comes cada tres horas, lo normal es que no llegues a tener arrechuchos de estos. Y además hay que distinguir entre el hambre física y el hambre emocional. Si comes cada tres horas, hambre física no es. Ahí tenemos que aprender a controlar el hambre emocional… Y si un día te apetece comer algo dulce, busca uno que sea de calidad, date un homenaje y sé consciente de que te lo estás dando. Tampoco pasa nada. ¡No se va a acabar el mundo! Pero siéntate, disfrútalo y mañana volvemos a la rutina…

–Hay que estar centrado en lo que comes…

–¡Claro! Disfrútalo y sé consciente de ello. ¡Hay que masticar! A mí también me pasa. A veces, por estar con el móvil, ni me doy cuenta de lo que me he comido. Si te vas a comer un trozo de tarta, busca una de calidad y disfruta del momento.

Menús fáciles, variados y saludables

¿Perderé peso si como alimentos light? ¿Debo comer aunque no tenga hambre? ¿Qué platos elijo si como fuera de casa? ¿Me puedo tomar una copa de vino si estoy a dieta?
Resuelve tus dudas de una vez por todas con la revolucionaria dieta que te ayudará a perder peso de manera saludable, definitiva y placentera. En este libro, práctico y lleno de información, encontrarás los fundamentos del método (sabrás qué ocurre en tu cuerpo a lo largo del día cuando comes, y aprenderás a combinar los alimentos para obtener el mayor potencial de cada uno ellos), la dieta, paso a paso; la parte práctica, con más de 90 recetas y menús semanales. El libro perfecto para todas las personas que quieren adelgazar y cuidarse, pero no saben cómo, o se aburren en el camino de lograrlo.

“Asociamos dieta a comer lechuga'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.